Su Vil familia lo condenó a muerte porque era un cachorro triste, pero su cruel destino cambiaría inesperadamente (video)

El destino de Simba, un cachorro enfermo estuvo a punto de tener un triste final cuando fue llevado por su despreciable familia para que lo maten porque no se comportaba como un cachorro “normal”.

Para los verdaderos animalistas, existe una motivación muy especial que nos moviliza a tratar de hacer lo posible por los más necesitados porque nace del amor con la mirada de un animalito que nos dice “gracias”, pero lamentablemente, la parte mala es muy grande, no por ellos, sino por la inmensa miseria y maldad de los seres con apariencia de humanos.

Son incontables las veces que hemos visto y escuchado casos de personas despreciables que consideran que los animales son descartables cuando no hacen lo que ellos quieren, presentan alguna enfermedad o ya son ancianos y sin ningún remordimiento los condenan a muerte o el abandono que viene a ser lo mismo.

Así encontraron a Simba, esperando la muerte

La historia de Simba no fue diferente, cuando era sólo un cachorro, estaba triste, enfermo, no tenía la misma fuerza y ganas de jugar como su familia que en ese entonces quería.

Ante esa situación y lejos de ver las causas de salud que podrían motivar a que el cachorro se encuentre en esa condición como debería ser lo correcto. Ellos decidieron que ya no les servía.

Fue así como, de la manera más inhumana y repudiable, llevaron a Simba a un lugar para que lo pongan a dormir.

Felizmente, casi en el último momento, aparecieron verdaderos seres humanos que tuvieron misericordia con el triste pequeño y no estuvieron de acuerdo en dejarlo morir sin agotar alguna posibilidad de que pueda recuperarse.

Estas animalistas lo llevaron a un veterinario quien inició un tratamiento para deshacerse de la fiebre que había sido causada por las garrapatas, una condición que muchos perros sin hogar o descuidados padecen. También tenía un caso severo de anemia y por ello sus posibilidades de sobrevivir era incierto.

A pesar de todo, Simba fue recuperando sus fuerzas y esas ganas de vivir que todo cachorro tiene, probablemente el amor que recibió por primera vez lo motivó a seguir luchando, pero aún vendría algo mejor para él.

Conmovidos por su triste historia al filo de la muerte, este lindo cachorrito encontró una familia para ¡siempre!

A continuación, vea el conmovedor video de su transformación:

 

La pareja que lo adoptó ya tenía otro perrihijo así que no pasó mucho tiempo para que Simba se adapte y juegue incansablemente con sus hermano canino.

Esta vez, la maldad y la muerte fue vecina por el amor y la vida gracias las personas que no siguieron de largo y decidieron salvar a este hoy hermoso cachorrón lleno de vida.

Esta es la imagen que siempre queremos ver!

CONSEJO DE SALUD

Hay que tener en cuenta que un cachorro cuando está triste y sin la vitalidad propia de su edad, es porque está enfermo o siente algún dolor. No juega porque está tratando de mantener sus reservas de energía para luchar mejor con lo que sea que está causando su malestar, por eso es imprescindible que reciba atención veterinaria.

Esta historia tiene un final feliz pero depende de TODOS nosotros que existan más finales como estos porque siempre de alguna manera se puede hacer algo para ayudar a los más necesitados y una forma puede ser creando conciencia en los demás y por eso te pedimos que compartas la maravillosa transformación de Simba.

 

Ayuda a transmitir la información y generar conciencia compartiendo en:

Déjanos saber tu opinión