Sin un ojo, abandonada y casi sin chances, el buen corazón de algunos, logró un verdadero milagro

Cuando una voluntaria del refugio, Karen Klink vio aquella frágil pequeñita, fingiendo dormir, pero aterrorizada de todo lo que solo ella sabe que sufrió en la vida, Karen se sintió atraída por aquella dulce y frágil pequeña.

Con apenas 7 años de edad, la pequeña Luna estaba encogida en un minúsculo canil del Baldwin Park Animal Care Center en California. Ella había perdido un ojo y sus pelos enmarañados la cubrían totalmente, provocándole heridas y malestares que es difícil imaginar.

Yo me aproximé a ella en silencio y ella vino hasta mí de una forma amorosa. No sabía nada sobre sus heridas, algunas eran evidentes. La acaricié con cuidado y la aupé por un tiempo. En ese tiempo la sentí relajarse y entregar apenas amor” comentaba Karen.

Comprensiblemente Luna estaba aterrada. Por causa de la publicación de Karen sus sus redes sociales, la historia de Luna se esparció por toda Internet. Los voluntarios del refugio sabían que aquella pequeñita, tan maltrecha emocional y físicamente, difícilmente podría obtener un hogar fácilmente, por lo que toda la ayuda en ese sentido era vital para salvarla.

Y todas las publicaciones compartidas en redes por los voluntarios en redes sociales ¡¡SURTIÓ EFECTO!! Fueron las personas de Leave No Paws Behind Inc., un grupo de rescate de animales en situación casi de inadoptabilidad, quienes rescatarona Luna de aquel refugio.

Ahora, ya segura junto a Cathi Perez de Leave No Paws Behind, la dulce Luna fue llevada de inmediato al Hospital The Pet Doctors of Sherman Oaks para examinar su ojo.

A pesar de todo el trauma que Luna vivió, ella aún tiene fuerza para sonreír!

Luna está recuperándose plenamente y aún continúa bajo los cuidados de Leave No Paws Behind

Y continúa dando grandes sonrisas!

Si tu o alguien que conozcas está interesado en adoptar esta dulce pequeña, puedes entrar en contacto con Leave No Paws Behind para más informaciones AQUÍ.

Realmente estamos muy agradecidos que éste grupo humano hubiera intervenido para asistir a Luna en su segunda chance para ser feliz, pero Luna es apenas 1. Hay alrededor de 6 a 8 millones de animales entrando en refugios de Estados Unidos cada año, muchos de ellos SON EUTANÁSICOS eso quiere decir que las vidas que allí ingresan, tienen un plazo de “vencimiento” y son asesinados alrededor de 30 a 90 días después de su ingreso.

Organizaciones como Leave No Paws Behind hacen lo que pueden SIN AYUDA DEL ESTADO para tratar de salvar los más que puedan, pero su trabajo también depende del nuestro aquí fuera y de cada persona que pueda leer estas historias como la de Luna. Si cada uno de nosotros abre la puerta de nuestro hogar a 1 al menos, será 1 menos en las calles a riesgo de tener un futuro cegado Y SINO PUEDES ADOPTAR, APÓYALOS CON UN DONATIVO AQUI.

Por estos números millonarios, que se igualan en todos los países del mundo, es que es extremadamente necesario que los políticos y organizaciones de cada país se aboquen a LA CASTRACIÓN MASIVA SISTEMÁTICA Y SOSTENIDA EN EL TIEMPO hasta lograr un control ético de la fauna urbana. Matar nunca resolvió el problema, las pruebas están a la vista, por ello esterilizar es LA ÚNICA OPCIÓN Y ES POR LA QUE TODOS DEBEMOS LUCHAR.

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ