“Toñito” (ahora Milo) el perrito sin hogar que fue torturado y le sacaron los ojos INICIÓ SU NUEVA VIDA

Toñito, uno de los peores casos de maltrato animal del que hemos tenido noticia, luego del dolor indescriptible padecido a manos de un inhumano, luego del esfuerzo de cientos de personas y el corazón de cientos de otras, tiene una historia!

ALERTA DE CONTENIDO, ALGUNAS IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

Un caso de extrema violencia en contra de un perro sin hogar en Monterrey, México conmovió a las redes sociales en 2015 donde la insania y crueldad de seres que sólo buscan hacer daño tomó como víctima a este desamparado arremetieron contra un inocente perro que fue golpeado salvajemente hasta fracturarle la cadera y no conformes con eso le sacaron los ojos.

No se sabe como el animalito pudo huir de semejante tortura, pero fue una joven que lo vio deambulando temblando y terriblemente herido por las calles de la colonia Pablo A de la Garza quien le prestó auxilio.

Toñito fue llevado de urgencia al Hospital Veterinario Doggie’s y fue operado, lamentablemente ha quedado ciego, pero sus ganas de vivir le dieron la fortaleza para salir adelante. También presentaba un grave cuadro de anemia y su cadera lastimada por los golpes recibidos, lo que le provocaba mucho dolor.

La asociación civil Adopciones Responsables Monterrey se hizo cargo de de Toñito y luego de apelar a la solidaridad de las personas pudo afrontar los gastos pedido ayuda económica para afrontar los gastos para devolverle la salud.

En aquel momento se presentó la ante la Coordinación de Protección Animal estatal para que se investigara el maltrato del que Toñito fue víctima, pero al momento no tenemos más información sobre el curso de ésta denuncia. Tememos que por haber sido realizada aún en una época en que el país no gozaba de una ley de protección animal, puede estar “durmiendo” en los cajones judiciales aún.

LAS BUENAS NUEVAS NOTICIAS SOBRE TOÑITO (QUE AHORA SE LLAMA MILO)

Irasema Tijerina, vecina del sur de la ciudad y madre de familia, recuerda que en épocas que Toñito estaba recuperándose de todo el maltrato recibido, ella estaba en la búsqueda de su anterior compañero canino, que desgraciadamente se le había extraviado.

Fue entonces que una familiar suya, que colabora en Adopciones Responsables Monterrey le platicó del caso de quien hasta entonces se llamaba Toñito. Le conmovió tanto, que decidió hablarlo con sus dos hijos. “Les dije lo voy a poner a votación, quiero adoptar un perro, pero estas son sus circunstancias, y los dos de volada dijeron claro que sí mamá“, recuerda.

Y la vida de Toñito cambió para siempre y desde el momento en que se fue a su nuevo hogar junto a Irasema, su nombre fue cambiado y así, se lograba que totalmente todo el pasado nefasto que debió vivir el pequeño, quedara atrás.

Ha sido más fácil atenderlo a él, que atender a los otros perros de mi casa que no tienen su problemita. El es súper obediente, súper ordenado“, cuenta Irasema y agrega “Ha habido muchas noches que ya se ha dormido profundamente, y que hace mucho rato que lo está y lo oigo que empieza como a sollozar, a gemir como que llora y ya me levanto y prendo la luz y lo veo y está dormido. Yo creo que son sus recuerdos. Espero que el logre dejar todo eso atrás, que esos recuerdos se le borren muy rápido“, señala la madre de familia.

Milo ha tocado cada corazón de esta familia y el de miles alrededor del mundo, por ello pedimos encarecidamente a las personas a elegir animales de refugios, y especialmente darse de corazón entero, adoptando un animalito maltratado y con secuelas como Milo, porque ellos son los que menos posibilidades tienen y los que más nos necesitan.

MIRA A CONTINUACIÓN EL VÍDEO DE SU NUEVA VIDA!!

Con las gotitas de amor que uno les da, porque todo el amor que un humano les pueda dar nunca se igualará al amor que ellos dan, ellos son súper agradecidos, y súper bien portados, estoy impresionada con él“.

Milo aún se recupera de una de sus fracturas, tiene dificultad para caminar, pero ya tiene amiguitos en su cuadra, una perrita y una gatita.”No lo vemos como si tuviera algún defecto o alguna discapacidad, para nosotros es un perro normal“, concluye Irasema.

Comparte el final de ésta historia que comenzó de la peor forma posible, con dolor y sufrimiento, pero gracias al compromiso de las personas por cambiar las cosas, se logró un final feliz. COMPÁRTELO!

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Ayuda a transmitir la información y generar conciencia compartiendo en:

Agregue un comentario