Por 8 años vivió encadenada y mira su reacción cuando al fin siente la libertad (VÍDEO)

A pesar de todo ese tiempo pasando mal, olvidada, amarrada sin poder caminar libremente, sin jugar o recorrer su propia casa (porque aquello jamás se podría llamar hogar), a pesar de eso ella jamás dejó de ser una perra amable, cariñosa y mover su cola, principalmente cuando vio llegar un día los rescatistas.

Ellos de todas formas se acercaban con cautela, al final de cuentas Lola jamás había experimentado demasiado contacto humano y su vida se había visto limitada a ver a alguien llegar y poner comida y en otro bote el agua e irse, sin siquiera interactuar o darle cariño, por eso los rescatistas lo hicieron todo despacio, para lograr un buen resultado, sin asustarla o presionarla.

Pero Lola no necesitaba de tantas precauciones… ella fue increíblemente dulce con todos. Su naturaleza se manifestaba en una cola que no dejaba de moverse y en gemidos casi salidos de su estómago de tanta felicidad de presentir que al fin aquellos humanos le darían una oportunidad.

Allí es que, tal cual una pila de cartas el estigma sobre los perros “bull” se desmorona, como todo estigma mal dispuesto por los seres humanos y allí estaba Lola… la “raza peligrosa” luego de tantos años sin ser tocada por un humano, tan dócil y amable como siempre lo fue.

Un gran tumor se veía en su pata trasera y otros dos tumores fueron encontrados en sus glándulas mamarias… pero en buenahora los tres eran benignos y fueron removidos en una cirugía que salió perfectamente bien!

También paso por el odontólogo canino, donde fue necesario extraerle algunos dientes rotos probablemente por haber masticado piedras junto a su comida y de seguro, provocando mucho dolor durante demasiado tiempo sin tratamiento… en buenahora también esos dientes no se infectaron!

MIRA A CONTINUACIÓN SU VÍDEO

Luego de una gran recuperación y de que su salud estuvo bien, Lola tuvo su introducción con otros perros y en verdad, no pudo haberse salido mejor… su sonrisa de bull de lado a lado y su comportamiento dócil fueron los protagonistas

Una familia estaba con todo listo para adoptar a Lola, pero un problema familiar se presentó y la adopción se “cayó” y hoy día Lola solo espera por una familia que le dé una oportunidad para siempre

¿Crees que podrías ser tu? No dejes de comunicarte con AMA Animal Rescue para postularte a su adopción AQUI.

Ellos son una organización de rescate animal sin fin de lucro, con base en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos y la forman jóvenes mujeres que encuentran hogares para animales abandonados y arrancan del olvido y la desidia a miles de vidas grises que hoy irradian un arcoíris desde su corazón.

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Déjanos saber tu opinión