Lanzo una gatita de un décimo piso, bajó para rematarla y en la justicia se ríe de todos

Fajar Ashraf bin Fajar Ali atrajo a la gata con un poco de comida y se la llevó a su edificio. Ahí jugó un poco con el animal, pero después de que éste intentara escapar, lo agarró y lo tiró por la ventana , según el tribunal.

Era el 26 de Mayo del año pasado cuando éste inmoral, atrajo una gatita del barrio con un poco de comida. Lo que nadie se esperaba al ver esa “tierna” escena suceder, es la brutalidad que ocurriría poco después.

ALERTA DE CONTENIDO, ALGUNAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD

El sujeto, de 25 años de edad entonces, tomó la gatita y la subió a su departamento. Jugó un poco con el animalito y cuando ella quiso irse a su casa, este monstruo no tuvo mejor idea, que tomar la gatita y lanzarla por la ventana, según lo que él mismo declaró delante del tribunal.

No conforme con eso, bajó a planta baja, se acercó a la pequeña agonizante y decidió rematarla a golpes con un trozo de madera…

Este horror sucedió en Singapur y hace un par de días, el tribunal que escuchó cada palabra de la macabra acción de éste despreciable, apenas lo ha condenado a 4 meses y medio de prisión…

Durante el juicio, el acusado dijo sentirse frustrado porque, en general, los gatos no se acercan a él y cuando la gatita intentó huír, el sintió que la ira lo tomaba y así, la acción que cometió.

Al comprobar que la gata seguía viva tras la caída desde la décima planta, el individuo la golpeó varias veces contra el suelo para rematarla…. para esa parte de su crimen no tiene una explicación de “frustraciones”… de hecho para eso no tiene explicaciones.

El abogado de la defensa, Amarjit Singh Sidhu, dijo ante el tribunal que su cliente “era plenamente consciente de la naturaleza y las consecuencias de su acto” y que se sentía “avergonzado por haber provocado esta molestia a la familia dueña de la gatita”.

El tribunal lo condenó por crueldad hacia los animales, y su presidente indicó que era necesario aplicar una pena para evitar que tales actos se repitieran, pero sinceramente… con éste tipo de pena, no se hace más que decirle a los monstruos que hagan lo que hagan, como mucho serán pocas semanas presos y se olvidan del asunto.

Las penas por maltrato animal, deberían ser acordes a los hechos cometidos y no estas burlas jurídicas que se ven, no solo al otro lado del mundo, sino aquí, a la vuelta de nuestra propia esquina vemos como despreciables acaban pagando condenas ínfimas, e inclusive arreglando todo con el pago de multas de algunos dólares y ya.

Hasta que el maltrato animal sea castigado en suficiencia, los maltratadores seguirán sintiendo ese aroma a impunidad que lejos de inhibirlos, los alienta a no reprimir sus instintos asesinos delante de un inocente y quizás mañana, el inocente en vez de ser la gatita de unos vecinos, sea el hijo de esos vecinos y solo ahí la justicia se espantará y pedirá decenas de años en prisión o penas capitales? 

Creemos que la proacción debería ser tomada en éstos casos, porque detectando maltratadores de animales, detectamos en un 90% de chances a maltratadores de seres humanos.

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Déjanos saber tu opinión