[ENFERMA Y DESCARADA] Jubilada de 64 años acusada de Bestialismo con perros dijo que “no sabía que era ilegal”

Una sexagenaria, admitió un cargo de bestialismo por haber tenido relaciones sexuales con un animal después de decir que creyendo que ‘no era un crimen’.

Carol Bowditch, de 64 años, había tenido relaciones sexuales con un san bernardo, un labrador y un pastor alemán, pero en el colmo del descaro, dijo a las autoridades que no se dio cuenta de que era algo ilegal.

Sus depravadas acciones fueron expuestas como resultado de una investigación de la Policía de la RAF (Reino Unido) que seguía los pasos de un hombre identificado como el organizador de fiestas de sexo bizarro.

 

Los enfermizos dueños miraban como sus perros tenían relaciones sexuales con mujeres, que entonces tenían relaciones sexuales con hombres.

Para completar este repugnante delito, todos los detalles del evento fueron posteriormente publicados en un foro de internet especializado en bestialismo.

La investigación llevó a la policía hacia Bowditch y cuando los oficiales registraron su casa encontraron un DVD y una memoria USB, que contenía el abuso de los perros.

Stephen Daniels

Porque consideramos que es innecesario entrar en detalles, sólo diremos que las imágenes analizadas por la policía eran extremas aberrantes.

Cuando fue interrogada, la sexagenaria dijo que lo había realizado durante varios años. Pero No se dio cuenta que era ilegal.

Bowditch, admitió los cargos por haber tenido relaciones sexuales con animales entre el 13 noviembre 2011 y el 25 de noviembre de 2014.

También admitió la posesión de 37 imágenes pornográficas extremas el 21 de marzo el 2016.

El otro depravado Daniel Galloway, de 65 años, admitió la complicidad con Bowditch para tener relaciones sexuales con un animal.

Al igual que la anciana, también admitió los cargos de posesión de imágenes de contenido indecentes con niños, la distribución de 1.861 imágenes de niños y posesión de pornografía extrema.

Su sentencia fue aplazada a una fecha posterior.

Stephen Daniels

En el caso de Bowditch, al no tener antecedentes penales, el juez le dio una orden de servicio comunitario de 12 meses de supervisión y una de 16 semanas de toque de queda nocturno.

La máxima pena que podría haber enfrentado por tener relaciones sexuales con un perro era solamente de dos años de cárcel.

Pero la mayor condena para ambos pervertidos ha sido el repudio de toda la sociedad y según se supo, hasta sus amigos y familiares los han dejado aislados después de que todo salió a la luz.

Este delito repugnante de bestialismo en la tercera edad nos deja dos puntos para tener en cuenta: primero, una persona puede ser un abusador a cualquier edad y segundo, como sociedad debemos de denunciar y repudiar el bestialismo siempre.

 

Ayuda a transmitir la información y generar conciencia compartiendo en: