¡EL COLMO! Escuela incentiva a sus alumnos a pintar sobre un caballo maltratado

Lejos del sentimiento de respeto a la vida animal que un profesor debe inculcar a sus alumnos, una escuela no tuvo peor idea que incentivar a que los niños pinten un caballo blanco.

El repudiable hecho que ha generado una justificada ola de críticas en las redes sociales ocurrió en Brasilia, en la colonia de vacaciones de invierno de la Escuela de Equitación de la Sociedad Hípica, cuando los encargados de los niños propusieron pintar de distintos colores a un caballo blanco que estaba en el lugar.

Sin pensar en el daño que le podrían causar al animal rescatado además de la falta de respeto hacia su vida, el rostro del equino, sus patas y el lomo quedaron pintados llenos de colores y trazos de los niños.

Cuando la Orden de Abogados de Brasil (OAB) se enteró de lo ocurrido, compartió la imagen del equino en su página de Facebook y, posiblemente, denuncien al establecimiento por supuestos malos tratos al animal durante la actividad.

Ellos tuvieron la brillante idea de colocar al caballo como lienzo de pintura, diciendo que sería una actividad pedagógica, dijeron que era un caballo rescatado, pero eso no justifica, la crueldad es la misma“, denunció la abogada Ana Paula Vasconcelos, miembro de la Comisión de Defensa de los Derechos de Los Animales de OAB.

A raíz de lo sucedido y del repudio causado en los medios, los fiscales del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) llegaron al establecimiento para evaluar la situación en que se desenvolvió la actividad “pedagógica” en contra del equino y luego de una evaluación veterinaria aseguraron que el animal estaba en buenas condiciones de salud.

La responsable de marketing de la Escuela de Equitación de la Sociedad Hípica, Muriell Marques, dijo que la pintura usada no era tóxica y no hizo daño al caballo ni al niño. “Es visible que el animal está tranquilo, no estaba estresado“, aseguró a Globo. Al parecer, ella en ningún momento consideró indebido la actividad con el animal rescatado y esperan que el equino se estremezca o “hable” para considerar maltrato lo que hicieron.

Lamentablemente, acciones negligentes en contra de la vida de los animales ocurren en todas partes y aunque no es usual que sean los educadores los que fomenten estas acciones como ocurrió en este caso, consideramos que dentro de la pedagogía se debería de agregar la zooterapia y el respeto a la vida de los animales como parte de la currícula de aprendizaje para los niños, solo así podremos fomentar una evolución favorable del educando y de nuestra sociedad.

Ayuda a transmitir la información y generar conciencia compartiendo en:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario