Adiós Tilikum… Falleció sin nunca conocer la libertad, una de las Orcas de Sea World

La orca Tilikum, que padeció cautiverio y explotación en el Sea World de Estados Unidos, y era una de las más conocidas del acuario, al fin hoy es libre… lamentablemente de la peor forma…

Tilikum, la orca emblemática de esa cárcel llamada Sea World y conocida en todo el mundo por haber sido la orca que protagonizó el incidente que acabó con la vida de su entrenadora de 36 años en 2010 y que acabó siendo el objeto central del documental Black Fish gracias al cual millones de personas abrieron los ojos a la verdadera historia por detrás del cruel cautiverio de los acuarios en todo el mundo.

Como todo en Sea World, los informes médicos que arrojan a los medios, son de dudosa veracidad, porque siempre tratan de esconder la verdad para evitar verse de nuevo en problemas legales por negligencia y muerte de animales jóvenes y que, según lo que ellos mismos declaran “gozan de buena salud” a pesar del cautiverio… pero… la evidencia se está volviendo demasiado para seguir mintiendo… nada más el año pasado son varios los animales jóvenes que han muerto dentro de las instalaciones, inclusive una orca contagiada de un hongo propio de humanos…

Ellos dicen que Tilikum falleció “probablemente” como consecuencia de una infección respiratoria… ¿probablemente? ¿que tipo de profesionales veterinarios hay en ese lugar que no logran determinar una causa de muerte de forma cierta?

Y allí vienen las palabras que ya no solucionan nada… “La familia de SeaWorld está profundamente triste al tener que anunciar que una de sus orcas más conocidas, Tilikum, murió en la mañana de hoy rodeada de sus entrenadores, veterinarios y equipo que le dieron la mejor atención que fue posible” decía ésta empresa nefasta en su comunicado de prensa.

Bueno hubiera sido que Tilikum pasara éstos momentos rodeada de su verdadera familia, en el mar, en libertad… pero fue algo que éstos mercaderes de la vida jamás le devolvieron…

En éste estanque minúsculo vivió Tilikum toda su vida

La salud de Tilikum se había deteriorado durante 2016. Sea World ya había informado en marzo que, por el tamaño que tenía cuando fue capturada en 1983, el animal estaba muy cerca de la expectativa de vida de las orcas marinas macho. Además agregaron que “el animal había sufrido problemas de salud muy graves, pero que la causa oficial de su muerte no será determinada hasta que se complete la autopsia” y sabiendo como ésta empresa acostumbra comportarse, probablemente nunca se divulgue públicamente el verdadero motivo de la muerte de Tilikum, si es que éste los complica legalmente.

Los veterinarios de SeaWorld estaban tratando una “infección pulmonar bacteriana persistente y complicada que minó la salud de ésta orca de 6 toneladas y 6,7 metros de largo”

SeaWorld agregó que “la vida de Tilikum siempre estará intrínsecamente ligada a la pérdida de nuestra querida amiga y colega Dawn Brancheau que en 2010 y en medio a un espectáculo, fue jalada por el cabello por la orca y arrastrada al fondo del estanque en el cual se encontraban, provocandole la muerte por asfixia”

Tilikum llegó al acuario SeaWorld con antecedentes de haber atacado fatalmente una entrenadora en Canadá y en 1999 un hombre apareció muerto sobre el dorso de Tilikum, luego de entrar por la noche al estanque de la orca supuestamente por lo que dice el parte policial, para cometer suicidio.

Dawn Brancheau junto a Tilikum

Los incidentes mortales dieron nuevo impulso a la controversia de orcas y otros animales en los parques “temáticos” como Sea World que se vio expuesto a través del documental Black Fish de la cineasta Gabriela Cowperthwaite, lanzado en 2013 y que retrata los malos tratos, no solo dentro del cautiverio de Sea World, sino los del Loro Parque y otros parques acuáticos por el mundo y la enorme cadena “de producción” y muerte desde la captura de los animales en la naturaleza para volverlos payasos que equilibran pelotas en un estanque.

La polémica generada por el documental, provocó una disminución considerable de visitas al parque, que se vio obligado a despedir 300 empleados e iniciar un cambio en su modelo de negocios, centrándolo más en atracciones mecánicas, como por ejemplo el reciente anuncio de la montaña rusa “Electric eel”, en su parque de San Diego, California.

En éste sentido, SeaWorld recordó hoy, que el parque no recibe cetáceos retirados de la naturaleza hace más de 40 años y que, en marzo del año pasado anunció el “fin de su programa de reproducción de orcas” y que “las ballenas que se encuentran actualmente en las instalaciones, son la última generación de orcas bajo cuidado humano” en su empresa.

Valga decir que ese fin de su programa reproductivo, no se debió a una toma de conciencia de los dueños de Sea World, sino que fue la Justicia de Florida quien les prohibió de seguir haciéndolo… luego declaran que decidieron terminar con el programa y parece como que son tan buenos que decidieron dejar de criar animales encarcelados por motus propio… no fue así, pero en buena hora que éste ciclo de nacimientos y muertes tras las rejas acabe de una vez.

Adiós Tilikum… perdónanos por no haber podido darte ni siquiera un poco de la libertad que tanto merecías… descansa en paz y ahora sí… en LIBERTAD

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Déjanos saber tu opinión