[VICTORIA!] La Policía quiso matar a Diggy, pero no lo logró y fue gracias a tu ayuda también! Mira por qué!

Puedes-creer-que-la-Polic%C3%ADa-quiere-a-%C3%A9ste-perro-fuera-de-una-ciudad-o-lo-eutanasiar%C3%A1-1
Quizás te acuerdes de Diggy, o quizás no pero no dejes de conocer su conmovedora historia aquí a continuación! Porque tu formaste parte de ella también!

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593382’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Diggy fue un perrito que se hizo mundialmente conocido meses atrás a través de una hermosa foto con su nuevo padre humano, el día que fue adoptado y llegó a casa, luego de demasiado tiempo de haber estado en un refugio esperando. 
Diggy fue adoptado de Detroit Dog Rescue en Junio pasado por su nuevo papá Dan Tillery de Michigan, Estados Unidos. No mucho tiempo luego de esta hermosa fotografía con la felicidad de ambos, Dan se vio en medio de una batalla legal por el derecho de mantener a Diggy junto a él.
Aquella foto que nos calentó el corazón, a los pocos días de haber sido publicada, heló el de su flamante padre… 
La ciudad donde Dan vive, Waterford, Michigan, tiene una legislación de Raza Específica (BSL) en sus ordenanzas, la cual PROHIBE a los perros Pitbull de vivir en la comunidad. Luego de ver la fotografía en línea, la Policía actuó de oficio rápidamente determinando que Diggy era un Pitbull y por tanto, Dan estaba prohibido de tenerlo. La opción era entregar el animal, o irse de la ciudad junto a él.

Luego de que Dan aceptara llevar el pequeño a otra ciudad pero sin deshacerse de él, inclusive considerando vender su propia casa (que había comprado hace muy poco tiempo con hipoteca aún por pagar y todo), tal como habíamos informado anteriormente aquí en Seamos Mas Animales, no dio el tiempo para eso…
Aparecieron en su casa para incautar el animal y en medio del trauma que eso significó para quien estaba celebrando aún la llegada de su pequeño hijo perruno al hogar, lo hizo convencerse aún más de hacer todo lo posible por la vida de Diggy.

Dan no se rindió tan fácil. Él junto a Detroit Dog Rescue, se encargaron de demostrar que Diggy no era un Pitbull, sino que era un BullDog Americano. Contaron con la ayuda de un veterinario que certificó además que esa clasificación era la correcta.

Lógicamente las cosas no son tan rápidas como todos desearíamos y Diggy pasó todo este tiempo mientras las audiencias se sucedían en la perrera local, siendo tratado casi como un monstruo enjaulado, alejado de los demás animales, con poca socialización… es decir, estigmatizándolo como que realmente fuera un animal que iba directo a la “inyección” no dándole mayor amparo que simplemente la comida y agua diarias… algo realmente espantoso.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593381’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Pero con la presión de la organización participante, la insistencia de Dan en los medios y la presión de todos nosotros divulgando su historia en redes sociales, el juzgado actuó más rápido que habitualmente y al final, hace un par de días decidió “archivar” el caso de Diggy…

Diggy era libre!! y tú formaste parte de ésta gran victoria compartiendo y divulgando aquella injusticia!

Este amor de chucho que capturó el corazón del mundo, ahora está seguro y permanecerá junto a su familia Dan y Megan el resto de su feliz vida” escribió Detroit Dog Rescue en su página de Facebook y agregó “Diggy compartirá muchos más días felices con su familia en Waterford, Michigan

La historia de Diggy tiene un final feliz, y promete esperanza para otros peros también injustamente estigmatizados por éste tipo de normas irracionales, que solo encuentran un paralelismo en la irracionalidad de decir que todo ser humano de color es un delincuente, o que toda persona musulmana es un terrorista.

Este caso ha llamado la atención a la injusta realidad del efecto de las leyes BSL en los animales y sus padres humanos.
Afortunadamente las leyes que prohíben razas específicas (creadas por seres humanos especistas e ignorantes), están de salida en las legislaciones de todo el mundo, pero todavía hay mucho por hacer para lograr que la tendencia a la eliminación de éste tipo de norma discriminatoria sea olvidada para siempre.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_592482’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Haz click AQUÍ para añadir tu nombre en la Petición dirigida al Congreso para acabar con las legislaciones BSL si te encuentras en Estados Unidos. 

Y si estás en otros países, intenta acercarte a organizaciones de protección animal locales que estén luchando contra éstas DISCRIMINATORIAS legislaciones, acércate a tus representantes políticos, para que se evite cualquier tipo de iniciativa en éste sentido, porque no solo NO es la solución, sino que es una norma repulsiva desde cualquier punto de vista para cualquier país.
Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
Ayúdanos con tu difusión y apoyo. Únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario