Una buena samaritana y los bomberos rescatan a una perrita con la cabeza metida en una llanta

una-buena-samaritana-y-los-bomberos-rescatan-a-una-perra-con-la-cabeza-metida-en-una-llanta-01

Una perrita sin hogar fue encontrada con su cabeza metida en una llanta por la mujer que le daba de comer cada día cuando regresaba a casa después del trabajo quien luego la llevó a los bomberos.

Jimma era una mestiza de pit bull sin hogar y no tenía a dónde ir. Sin embargo, sabía que tenía una amiga humana llamada Jessica Arnold, y como un reloj, cada día la esperaba para saludarla y de paso conseguir su merienda y comida completa para el día. 

Así paso el tiempo, pero un día, Jessica de unos 20 años, fue terriblemente sorprendida cuando encontró a Jimma con su cabeza metida dentro de una pesada llanta de automóvil. Al ver a la indefensa perrita en peligro, ella la levantó y la llevó en su auto hasta la estación de bomberos local.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department
Durante diez minutos, el escuadrón de la estación 5 hizo varios intentos para poder sacar la cabeza de la perra del agujero, utilizando jabón líquido y luego aceite. Pero ninguno de estos intentos funcionó“, publicaron los Bomberos de Indianapolis a través de su página de Facebook.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department
El departamento escribió: “A medida que varios bomberos trabajaron para liberar a la perra, otros, entre ellos SIAA Medic 5 utilizaron sus manos y voces para mantenerla calmada frente a sus rescatadores. Varias veces durante todo el proceso, la perrita se puso nerviosa y los bomberos tuvieron que parar por un minuto para que se calme antes de continuar“.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department

Utilizando una herramienta que corta pedales de freno en los vehículos, los bomberos pudieron hacer varios cortes con precisión en el borde que luego les permitió usar los separadores para abrir aún más la llanta. La liberación total de Jimma tomó más de una hora.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department

Las vías respiratorias de la perrita nunca se vieron comprometidas y ella no sufrió ningún tipo de daño.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department

No se sabe como el animalito pudo llegar a meter la cabeza en el aro, pero es muy difícil creer que un perro adulto haga eso por voluntad propia, por lo que no se descarta que alguien lo haya hecho con la intención de hacerle daño como suele pasar con los perros sin hogar en las calles.

Foto: Facebook/Indianapolis Fire Department

La mejor parte de esta historia después de que la liberaron, es que Jessica Arnold, la mujer que era la única amiga de Jimma, a la que esperaba cada día para saludar y recibir un poco de alimento y que también fue quien la llevó a los bomberos, decidió adoptarla en el acto. 


Ahora, después de tanto sufrimiento, Jimma tiene un hogar para siempre y lo mejor es que es al lado de su mejor amiga humana que desde hace tiempo le brindaba amor. Al final, su destino era estar juntas para siempre. Enhorabuena! 

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario