Una atleta con ceguera parcial adopto un perro invidente al que sus dueños querían sacrificar


El dulce perro labrador sano, se quedo ciego por una enfermedad en la retina y por esa razón su insensible y mal dueño quería matarlo. Por suerte, gracias a un buen veterinario su destino cambio. 

España.- El buen veterinario se negó a darle muerte, convencido de poder encontrarle un nuevo hogar utilizo las redes. Solo ha hecho falta una semana para dar con la mujer dispuesta a guiar los pasos de ‘Boludo’ a partir de ahora. 

El perro ortegano ciego, al que su propietario pretendía sacrificar, se encontró ayer con Mónica Merenciano, la yudoca paralímpica valenciana, invidente («Mi campo de visión es reducido, tengo un resto, no una ceguera total, explica»), que decidió adoptar al animal nada más saber de su existencia. “Todo ha ido muy bien, le he traído una pelota con un cascabel para podérsela lanzar y que juegue, parece que está contento con ella, dando vueltas por el parque”, comentaba la triple medallista, a primera hora de la tarde de ayer, en El Retiro madrileño.
Junto a ella se encontraba Destina Hürriyet Lois, la joven de Ortigueira que acogió a Boludo mientras no se encontraba una familia de adopción. “Me está explicando cómo es, dice que es muy bueno. Tenía ya muchas ganas de conocerle y de verlo, no sabía cómo iba a reaccionar. Al principio es normal que le cueste un poquito adaptarse, pero me cuenta que se acostumbra rápido”. Hasta el jueves, Mónica y Boludo se quedarán en Madrid. Después se trasladarán a Valencia, donde vive la atleta. “Tengo una casa con un patio y espacio para el perro… eso sí, va a notar el cambio de temperatura de Galicia a Levante, pero se adaptará”, comenta, feliz por tener cerca a su nuevo amigo. Todo satisface, afirma. Las tres medallas de bronce obtenidas en las últimas Paralimpiadas, en Atenas, Pekín y Londres, “te llenan, pero de otra manera”, sostiene. “Boludo me va a hacer compañía… cada cosa tiene su valor”.
Su reto personal radica ahora en conocer e incorporar a su vida al perro con el que comparte una importante deficiencia visual. En el apartado profesional, su objetivo es “intentar ir a Río (las Paralimpiadas de 2016)”. Antes deberá superar varias pruebas para conseguir la clasificación. Por delante quedan dos años y medio de intenso entrenamiento, que a partir de ahora, apunta, tendrá que compaginar con el cuidado deBoludo, al que ha preferido mantener el nombre, aunque prefiere llamarle Bolu.
Hace tan solo cinco días que Mónica se enteró, a través de la página de Facebook de la protectora pontevedresa Os Palleiros, de que un labrador de pelo blanco, sano, guapo y sin apenas resto de visión, corría el riesgo de ser sacrificado. No dudó ni un momento en hacerse cargo del animal. Como alguien le dijo al conocer la historia: “Estáis hechos el uno para la otra”.

Una historia gestada en las redes
El veterinario al que el mal dueño de Boludo pidió que lo sacrificara, tras haberse quedado ciego, se negó a hacerlo. 
A través de la página de Facebook «Animales Ortegal en adopción, encontrados o abandonados» se enteró Destina, que lo compartió, además de acoger al perro. Y la historia llegó a la protectora Os Palleiros, amigos virtuales de Mónica. Todo esto ocurrió en unas cuantas horas y culminó ayer en un encuentro feliz en el parque del Retiro.
Ella es invidente parcial desde nacimiento. Sufre retinosis pigmentaria, tiene el campo visual reducido desde los once años, aunque ha logrado mantener estable la enfermedad gracias a que se cuida bien. 
Destina, la cuidadora gallega, se despidió en El Retiro con pena de ‘Boludo’, pero ya se lo imagina corriendo “como un loco” por las playas valencianas, como ha hecho estos días en el kilométrico arenal de Ortigueira. En la arena, sin obstáculos, es donde ‘Boludo’ es un can totalmente feliz.

UN FINAL FELIZ GRACIAS A UNA BUENA ACCIÓN, LAMENTABLEMENTE LOS MALOS DUEÑOS ABUNDAN, ABANDONAN Y MATAN A LOS ANIMALES COMO SI FUERAN OBJETOS CUANDO YA NO LES SIRVEN. 
Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario