ÚLTIMO DESEO: 58 perros asisten al velorio de la mujer que los rescató y amo. Ahora necesitan un hogar

ultimo-deseo-58-perros-asisten-al-velorio-de-la-mujer-que-los-rescato-y-ahora-necesitan-un-hogar

Una buena mujer que dedicó 40 años de su vida al rescate y cuidado de perros sin hogar en Lima, Perú ha fallecido víctima del cáncer y sus 58 animales estuvieron presentes en su velorio y necesitan un hogar urgente!


Fabiola Gonzalez dedicó 40 años de su vida a rescatar y dar refugio en su hogar a decenas de perros en situación de abandono en las calles de Ventanilla en lima, Perú. Lamentablemente, con el tiempo y desde hace varios meses venía luchando contra el cáncer en los ovarios, pero este domingo falleció en su casa al lado de los seres que tanto amo y cuido. Su viudo, Don Jorge está en una complicada situación tratando de mantener a todos los pequeños y dar en adopción al menos 20 ya listos para un hogar. Y necesitamos tu ayuda para lograrlo

El amor de Fabiola por los animales se dio desde chica pero las ganas de ayudarlos y dedicar su vida a salvarlos empezó cuando encontró a un perrito en mal estado cerca de un mercado al que nadie daba auxilio hasta que ella lo hizo.

Desde entonces, esta mujer humilde pero de gran corazón, daba todo su esfuerzo y recursos para salvar a los animales sin hogar que estaban heridos o enfermos en las calles.

En el último tramo de su vida, Fabiola tenía en su hogar a 58 perros rescatados a los que seguía cuidando a pesar de su enfermedad con el amor de una madre por sus hijos. El domingo su cuerpo no resistió más y falleció.

Fabiola fue velada en su casa de Ventanilla y como se puede ver, todos sus hijos caninos estuvieron al lado de su féretro en todo momento y también tristes porque de algún modo sabían que estaban dando el último adiós al ser que les brindó un hogar y mucho amor. 

Todavía no entiendo cómo no la mordían, ella tenía algo muy especial. Y no le importaba si las perritas tenían dueño, mi esposa se encargaba de ellas. También aprovechaba las campañas de esterilización, hasta le pedía favores a vecinos y les pagaba la moto para llevar perros”, recuerda Don Jorge.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Lamentablemente, durante el sepelio se perdieron cuatro perritos de apariencia Shitzú, entre ellos La Ñata y Leoncito.
Eran cuatro peluchitos que desaparecieron durante el velorio, como las puertas estaban abiertas y eran tantos perritos y el Sr. Jorge estaba en ‘shock’… Solo esperamos que si alguien se los llevó, les den un buen hogar”, señaló Arenas una amiga y también rescatista de animales de la ciudad.
Ahora el esposo de Fabiola, Jorge Pérez quiere seguir con la obra de amor que compartieron juntos como un sueño hecho realidad para todos estos seres abandonados, pero él padece de diabetes y no cuenta con un trabajo estable porque los últimos meses se dedicó a cuidarla. 
Por esa razón, ahora no puede hacerse cargo de los 58 perros y está pidiendo a las personas de buen corazón que adopte alguno de ellos y le brinde un hogar. La Municipalidad de Ventanilla se hizo presente y ha desparasitado y tratado al menos 20 animales que ya están listos para ser adoptados.
Don Jorge ha decidido quedarse con 25 de los perros más viejitos. La lista incluye a Orejas, Bambucha, Franklin, Ceila, Shila, Leoncitio, Gritona, Coja, Wachiturro, La Bigotes, Largui, Chipy, la Ciega 1, la Ciega 2, Gringo, Lola, Siberiana, Saltarina, Chester, Gavilana y Mostra. Ellos son los que hace ya tiempo que están con el y son los más difíciles de ser adoptados y por ellos y por los demás es que se necesita toda la ayuda que se le pueda brindar.

El último deseo de Fabiola fue para ellos, pidiendo que no vuelvan a la calle donde pasaron tanto sufrimiento por el abandono y la indiferencia de los demás. 

Don Jorge dice “Los quiero conservar como recuerdo de mi señora, si no me quedaría solo”, dijo Pérez de 59 años de edad, desempleado y quien padece de diabetes. “Ahora me quedo con ellos y a continuar con la labor que inició mi esposa hace tantos años. Por ejemplo, hace unos días, botaron cuatro cachorritos en una caja aquí en Pachacutec, cerca de mi casa. ¿Qué hacer? ¿Recogerlos? No lo sé”.

Fabiola nos deja una lección de amor y entrega al servicio de los más necesitados, siempre exhortando a los demás a que adopten un amigo sin hogar. Ahora sólo podemos darle las gracias por todo y desear que descanse en paz.

Las personas en el Perú que realmente esten interesadas en adoptar a uno de los perritos de Fabiola o que quieran colaborar con su alimentación y atención veterinaria pueden comunicarse a los teléfonos: 999-414-411 y 989-988-004. Por favor, pedimos su difusión.

Si desea conocer más ejemplares y conmovedoras historias como la de Fabiola puede ingresar dando clic aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario