[TE AYUDAMOS] Como lidiar con la pérdida de un animal querido

Como-lidiar-con-la-p%C3%A9rdida-de-un-animal-querido-11
En uno de los momentos más difíciles que debemos pasar y a veces nos quedamos sin saber que hacer… intentamos darte algunos consejos para superarlo.

La muerte de un animal de compañía muchas veces nos entristece tanto cuanto la muerte de otro ser querido (humano). Cada vez más los animales, en especial perros y gatos, ocupan una parte significativa de nuestras familias y al partir, dejan un vacío que solo quien lo ha sentido sabe de lo profundo hasta donde llega en el alma…

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Pero entonces ¿que hacer? Debemos sacar fuerza de donde se pueda, seguir adelante y buscar un nuevo amigo de inmediato? O debemos darnos un tiempo para resolver la pérdida y luego si, traer otro animal a casa evitando “substituir” al que ya no está, sino para amarlo por si mismo?
Consultada la Dra. Ceres Berger Faraco, presidenta del Instituto de Salud y Psicología animal (INSPA), nos ofrece algunas opiniones y consejos al respecto.
La Dra. Ceres es una médica veterinaria, doctora en psicología y presidente además de la Asociación Médico Veterinaria de Bienestar Animal en Brasil. Su tesis de doctorado se trató de la relación entre humanos y animales de compañía, donde ella le dio una especial atención al papel de los animales, dentro de las familias y la relación de los niños con sus animales. Ella destaca que “El dolor que viene luego de la pérdida de un ser querido, como lo es un animal de compañía, es inevitable y la forma de poder ayudar es permitirse vivir el luto, pues es un proceso que ayuda a soportar la pérdida y es necesario que ocurra la adaptación a la realidad de esa ausencia“.
Y explica “El luto, además de ser un estado individual, es un proceso social. Otras personas se involucran y ésto puede ser beneficioso para quien está viviendo éste sufrimiento y cabe destacar que existe una gran diferencia de severidad, intensidad y tiempo del luto, dependiendo de cada persona que lo atraviesa. El proceso como un todo puede durar días, semanas, e inclusive meses hasta que la persona esté lista para una nueva relación con otro animal que no venga a substituir al que ya no está, sino que se conforme como un ser por si mismo y no como un “remiendo” al corazón
Aún existen personas que pueden simplemente no comprender el proceso, e inclusive no aceptar la pérdida de un animal de compañía, o peor aún, sufrir con la pérdida y no tener comprensión del dolor que siente de parte de nadie de su círculo íntimo. La Dra. afirma que “actualmente existe más aceptación del vínculo con animales y de los sentimientos intensos que se viven delante de la pérdida de uno, sin embargo, aún suceden actitudes de incomprensión. Algunas personas se controlan para no expresar ese sentimiento con recelo de ser ridicularizadas del tipo “estas llorando por un perro!?” o “era nada más un perro no hagas un drama“, etc. 
En esos casos, la recuperación es más problemática, porque hay una tendencia que lleva a éstas personas a aislarse para poder procesar su dolor y llorar si es necesario.
CONSEJOS PARA LIDIAR CON LA MUERTE DE UN ANIMAL DE COMPAÑÍA
Ciertamente hay muertes más difíciles, más allá que todas sean dolorosas” dice la Dra. Ella enumera factores que tienen más impacto cuando perdemos un animal amado a continuación:
  • La relación con el animal
  • La importancia que el tuvo en la vida de las personas
  • La calidad del vínculo entre la persona y su animal
Y por su parte, comenta los factores del humano que pueden determinar la mayor dificultad en pasar el luto:
  • Edad
  • Etapa de la Vida
  • Vulnerabilidad de la persona en su capacidad de enfrentamiento a situaciones difíciles
  • Personas enfermas o con necesidades especiales

Y por supuesto, entre los diversos factores que nos pueden arrancar de las manos la vida de un animal amado, los accidentes quizás son los más dolorosos, por ser algo repentino, inesperado y que tiene otro humano como responsable. Quizás aquellos animalitos que se van luego de enfermedades largas, nos dan la oportunidad de “hacernos a la idea” y que duela apenas un poco menos, que si un irresponsable atropella nuestro pequeño con toda su vida por delante.
LA MUERTE DE UN ANIMAL DE COMPAÑÍA: COMO LIDIAR CON LOS NIÑOS
Si para ti que eres adulto es algo difícil… imagínate lo que puede ser para un niño que quizás se ha criado desde que abrió los ojos al lado de aquel ser que ya no está…
Una gran cantidad de niños tienen su primer contacto con el concepto de muerte, con la pérdida de un animal de compañía en su casa. “Esa podría ser la primer experiencia significativa de pérdida para muchos niños. Muchas veces, los detalles de la pérdida permanecen en la memoria para siempre, porque TODOS de seguro nos acordamos de nuestros animales cuando eramos pequeños, porque además de animales, eran nuestros compañeros constantes en los juegos y en nuestra protección
Aquí la Dra. enumera las cuestiones que deben ser tenidas en cuenta en un luto con relación a los niños
Pequeños con menos de 2 años, no comprenden el concepto de muerte, pero sienten falta de la presencia del animal, por ello, necesitan apoyo y comprensión. Si existe la posibilidad de que los padres preparen a la criatura abordando el tema sobre la muerte en el caso de que un animalito se encuentre enfermo y el niño vea que el amigo ya no juega como antes o que el doctor viene muy seguido a casa, será de gran valía para evitar esa ausencia repentina sin explicación. Viven un duelo y lo manifiestan a través de conductas de protesta, desesperación y desapego.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
3 a 5 años: Apoyados en su pensamiento mágico y egocéntrico ven a la muerte como temporal y reversible, similar a dormir. Perpetúan la relación a través de rezos, cartas y conversaciones con el animalito que ya no está. En este sentido, quien ha fallecido “está en el cielo”, y por lo tanto desean escribir y visitarle. Son frecuentes las preguntas: “¿Puede comer?, ¿Cómo respira debajo de la tierra?, ¿Va al baño?, ¿Me escucha?, ¿Cómo puede estar al mismo tiempo en la tumba y en el cielo?”. Es recomendable hablar con naturalidad sobre el tema y no evitar responder adecuadamente las preguntas, porque el silencio puede generar aún más ansiedad y miedo.
6 a 8 años: La muerte se interpreta como un castigo, es como un “personaje” que te atrapa. En este sentido, logran identificarla como un hecho irreversible pero no universal, o sea no afecta a todos. Ante la muerte, es frecuente que se cuestionen que tan segura es la vida, y por lo tanto, suelen surgir preguntas como “¿Tú también te vas a morir?”. Hablar y responder siempre que el tema surge, es la mejor recomendación siempre. Enséñale que la muerte no es un castigo sino algo que forma parte de la vida para que evite tenerle miedo, inclusive miedo hasta de dormir por creer que morirá mientras lo hace.

Niños por encima de los 9 años, ya inician su preocupación sobre la finalidad biológica de la muerte. Se vuelven curiosos sobre lo que ocurre con el cuerpo y elaboran muchas preguntas para comprender por qué sucede. Transportan esa experiencia y lo que aprenden, a las personas con las que conviven (padres, tíos, abuelos, etc.) y se ponen ansiosos con perderlos también. Es un momento oportuno para hablar sobre la vida y la muerte de una forma natural. Si necesitas ayuda en como encarar el asunto, no dudes de consultar a un psicólogo infantil para que te guíe en como hablarle sobre ello.
El impacto de la muerte, afecta a los adultos también. Cada persona tiene su período de luto, esperar ese tiempo es fundamental y conversar con su familia sobre el asunto es recomendable. Entender que un perro o gato, tienen un tiempo de vida menor que el de los humanos y recordar junto a los niños y adultos, los momentos felices que aquel pequeño peludo que ya no está, vivió junto a la familia. Éstas son acciones muy importantes para superar la pérdida.
Para finalizar, siempre te vamos a recomendar de corazón, que no permanezcas sin brindarle tu amor a otro animal, porque esa sería la mejor muestra de que el amor y todo lo que te brindó el anterior vive en tu corazón y habiendo miles necesitando una caricia y un hogar y tu necesitando que un “personaje” ronde la casa y te haga reír con sus travesuras, eso siempre será algo muy positivo.
No debes SUBSTITUIR o REMENDAR LA AUSENCIA, debes ADOPTAR CON EL CORAZÓN y lo que te recomendamos es que visites los refugios y las ONG que se dedican a rescatar animales, porque en esos lugares te garantizamos que, habrá un par de ojos que se van a fundir con los tuyos y sabrás que ese pequeño, será el mejor amigo para tí. Todos esos animalitos, también están viviendo un luto… el de no tener a quien amar… 
Te enviamos mucho Ánimo y Fuerza si estás pasando por la enfermedad o pérdida de un peludo, sabemos lo difícil que es y por ello, la motivación para escribir al respecto y ayudarnos entre todos.
Si desea conocer más Consejos
Útiles y de Salud Animal, puede ingresar dando clic
 aquí

¿Te ha parecido interesante? Únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario