[SIN JUSTICIA] Liberaron al peluquero acusado de despellejar y causar la agónica muerte de “Chocolate”

Después de 22 días de estar detenido, el peluquero Germán Matías Gómez quedó en libertad bajo fianza, por decisión de la jueza a cargo de resolver el terrible crimen de Chocolate.

El peluquero fue detenido el sábado 14 de enero a las 5 de la tarde y es acusado de ser el responsable de haber despellejado vivo al indefenso cachorrito llamado Chocolate en la ciudad cordobesa de San Francisco en Argentina el pasado 2 de enero.

La jueza de control subrogante María Teresa Garay, decidió poner en libertad condicional a Gómez el lunes a mediodía, luego de permanecer 22 días días bajo previsión preventiva por pedido del fiscal de la causa, Oscar Gieco.

La Voz de San Justo

El abogado Sergio Corón Montiel ya había solicitado la semana pasada un control jurisdiccional, que se refiere a que un juez de control examine los actos realizados por el fiscal en la causa, logrando que la jueza Garay resuelva el día lunes la libertad bajo fianza del imputado mientras continúa el proceso judicial.

Oscar Gieco (La Voz de San Justo)

Como se recuerda en una anterior publicación nuestra a inicios de enero, las redes sociales se vieron consternadas una vez más por la aparición de un cachorro sin hogar que fue despellejado en más de la mitad de su cuerpo. Nadie podía creer cómo fue posible semejante ensañamiento con un ser tan indefenso. A Chocolate como lo llamaron, le arrancaron todo el lomo, desde la nuca hasta cerca de los pulmones. (Puede leer la nota completa dando clic aquí)

El terrible crimen conmovió a miles de personas de todas partes y bajo el lema “Todos somos Chocolate” se organizaron diversas manifestaciones en diferentes ciudades de Argentina exigiendo justicia y pidiendo una ley que realmente penalice el maltrato animal con cárcel.

El diario La Voz de San Justo pudo acceder a parte del expediente que contiene las pruebas que argumentan la culpabilidad de Gómez y que compartimos a continuación:

En el expediente se detalla el lugar en donde se encontraba Chocolate antes de ser despellejado vivo el 2 de enero, “es un patio de pequeñas dimensiones, colinda con el departamento en donde vive Gómez, una de las paredes tiene 2 metros de altura y termina con rejas -describe el informe-. El patio trasero tiene una pared de 2,50 metros de altura, la pared del costado este tiene 2,20 metros de altura y la pared que colinda con el departamento del presunto agresor, una altura de 1,80 metros“, por lo que para los investigadores “es el lugar de más fácil acceso sin ser observado desde el exterior“. Estas medidas fueron acreditadas luego de un informe efectuado tras un trabajo de planimetría elaborado por técnicos en el lugar.

EL LLANTO DESESPERADO DE CHOCOLATE DURÓ MÁS DE UNA HORA

En un párrafo del expediente, una vecina del complejo de departamentos de Antártida Argentina al 600, en barrio La Milka, donde ocurrió el ataque, indicó que “encontrándose en el patio de su vivienda a las 17.30 del día lunes 2 de enero, comenzó a escuchar que un cachorro lloraba prolongadamente, que el can lloró y gritó con dolor por espacio de una hora”. La mujer en su testimonio agregó que a esa hora, Gómez se encontraba en el patio de su departamento, por lo que para la investigación sería imposible que el imputado no haya podido escuchar el llanto del animal.

La misma testigo dijo que Gómez se encontraba solo ya que no escuchó a otra persona en el lugar, cortando el césped de su patio. En tanto, en el expediente figura que el hombre negó haber estado esa tarde y a esa hora en el patio de su departamento.

La Voz de San Justo

La testigo añadió que una vez que finalizó de cortar el césped en la parte posterior del departamento, el peluquero continúo haciéndolo en el frente. “Cuando Gómez dejó de cortar el césped en la parte interna de la casa, el animal ya no lloraba ni gemía“, sostuvo.

Para los investigadores, cuando el indefenso cachorro comenzó a llorar, el peluquero comenzó a cortar el césped, para “ocultar los gritos de dolor del animal con el ruido de la cortadora“, según su informe.

Otro de los testigos que se citan en el expediente señala que Gómez le habría expresado que nunca escuchó los llantos del perro, “pero sí dijo escuchar los ladridos de la madre del cachorro la que se encontraba en la parte delantera de la vivienda y separada de su cría; la perra se desesperó al escuchar los gritos del cachorro y rasguñó la puerta con la intención de entrar, se pueden apreciar los rastros que dejó este animal en su desesperación por ingresar”.

La Voz de San Justo

La dueña de la perra y los cachorros, por su parte, declaró que estos se encontraban en el patio del departamento de un familiar el que había viajado hacia Buenos Aires. Los perros se encontraban allí desde el 20 de noviembre.

CHOCOLATE FUE ARROJADO POR EL MURO

Según señala el expediente, otro de los testigos interrogados por la fiscalía explicó que encontró a Chocolate caído en el patio justo en el lugar que colinda con la casa del imputado. “Estaba como si hubiese sido arrojado desde el exterior hacia el patio en donde se encontraba tras haber sufrido la agresión“, dijo.

Finalmente, otra testigo expresó que días antes del hecho, Gómez se habría comunicado telefónicamente con ella y le había manifestado que en el patio del departamento de su vecina había perros y se habría quejado por los llantos de éstos, mientras que en el expediente figura que el imputado dijo desconocer que había perros y que nunca había escuchado nada.

El Periódico

Se sospecha que quien pudo haber ingresado al patio sin ser visto es el imputado ya que en el interior del patio (del departamento de Gómez) se habría encontrado un sillón con un almohadón apoyado en la pared que da hacia el patio en donde se encontraba el cachorro agredido. “Se presume que lo utilizó para ingresar al patio, retirar el animal, cometer la agresión y luego lo habría arrojado al patio del departamento“.

LOS OTROS PERROS NO LADRARON

La investigación también hace referencia a que los vecinos del sector tienen perros, por ello “es imposible que una persona extraña haya podido ingresar al patio del departamento, más teniendo en cuenta la altura de las tapias, todas de más de dos metros, la única que mide 1,80 metros es la que da hacia el departamento que ocupaba Gómez“.

Otro párrafo del expediente cita el testimonio de un especialista que descartó que lo ocurrido fuese producto del ataque de otros perros o un accidente. Señala que “el corte fue efectuado con un elemento filoso, de cuchilla plana y sin dientes”.

Recordemos que, durante un allanamiento en el departamento de Gómez, la policía secuestró una navaja, psicofármacos y una bordeadora.

La Voz de San Justo

LO QUE SIGUE

Mientras tanto, la Justicia aguarda el resultado de las pericias psicológicas y psiquiátricas a las que fue sometido en Córdoba el peluquero; también el resultado de las pruebas de luminol -sustancia utilizada por la policía para detectar vestigios de sangre y provoca una reacción llamada quimioluminiscencia- que se realizaron en el departamento del imputado, en calle Antártida Argentina al 600, en barrio La Milka.

A pesar de que hoy, Germán Gómez, se encuentra en libertad condicional, la causa judicial sobre el crimen de Chocolate sigue su curso y él permanece acusado como el presunto atacante del indefenso y recordado Chocolate; sin embargo y siendo realistas, usted debe saber que la obsoleta Ley de Protección Animal 14.346 argentina, sólo contempla en el mejor de los casos, penas de 15 a un año de prisión siendo totalmente insuficiente para criminales de este tipo.

Chocolate estaba buscando un hogar para ser feliz

Chocolate ahora es un angelito más, que estuvo en este mundo cruel sólo 3 meses, donde sufrió el más aberrante dolor por culpa de un maldito que tarde en poco tiempo terminará gozando de la impunidad que le da una ley cómplice que no quiere ser modificada ni cambiada por los gobernantes y autoridades argentinas desde hace muchos años.

Este pequeño cachorro tenía mucho más derecho a la vida que este criminal y muchos otros de su misma calaña que sólo existen para pudrir este mundo haciéndole daño a los más desamparados, pero al menos no estuvo solo en sus últimos días de agonía y recibió todo el amor posible antes de cruzar el arco iris.

Por favor, no se quede callado; existen miles de Chocolates en cada lugar y están esperando nuestra ayuda. Siempre existen muchas formas de ayudar a los más desamparados y una de ellas es crear conciencia en los demás. Por esa razón, le pedimos que comparta esta dolorosa historia para que la sociedad nunca olvide a los culpables y que no se repita nunca más

 NO COMPRES ANIMALES, ADOPTA UN AMIGO SIN HOGAR CON AMOR Y RESPONSABILIDAD, ESTARÁS SALVANDO UNA VIDA Y LLENARÁS LA TUYA CON LA MÁS PURA E INCONDICIONAL AMISTAD.

Déjanos saber tu opinión