[SALIERON A MATAR] Otro año más, balleneros japoneses zarpan para asesinar ballenas

Otro-a%C3%B1o-m%C3%A1s%2C-balleneros-japoneses-zarpan-para-asesinar-ballenas-4
Nuevamente asesinos con patente zarpan al mar para cometer otra atrocidad contra el medio ambiente. Más detalles en la nota

Cuatro balleneros japoneses, luego de la prohibición de un año de caza de ballenas que debieron aguardar, zarparon el pasado 1 de Diciembre rumbo al Océano Antártico para asesinar nuevamente en pro de sendos beneficios económicos de unos pocos, para el daño global para todos. 
El gobierno de Japón al comunicar ésta noticia en el portal oficial de su gobierno, está prácticamente celebrando que la prohibición impuesta acabó y homologando la actividad de exterminio que éstos cuatro barcos emprendieron.
Dos balleneros zarparon desde Shimonosoki (sudoeste) acompañado de un patrullero del gobierno de japón (para evitar que activistas lo alcanzaran). Un tercer barco zarpó de un puerto al nordeste para unirse a la flota. Mientras tanto el cuarto barco, principal de esta expedición de exterminio, partió de otro puerto que no fue revelado por la agencia de pesca a la prensa.
La misión se prolongará hasta el mes de marzo, incluye los cuatro barcos mencionados y una flota total de 160 personas.
Una vez más, una flota de balleneros zarpa para cometer un crimen contra la naturaleza” denuncia en un comunicado Claire Bass, directora de la organización Humane Society International de Reino Unido.
La asociación ecológica Sea Shepherd anunció que un barco, el “Steve Irwin” zarpará de Melbourne en Australia para acompañar a la flota japonesa e impedir que cometa “cualquier actividad ilegal
El consumo de carne de ballena es una “tradición” en Japón, un país de pescadores, donde estos animales son cazados hace muchos siglos. La industria ballenera registró su auge luego de la Segunda Guerra Mundial, para alimentar un país que en aquel entonces pasaba hambre.
Quizás y sin quizás, ese sea el motivo que los mueve a trasladarse hasta el Océano Antártico para encontrar ejemplares, porque han aniquilado todos los que se encontraban al alcance de sus costas.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Pero el consumo de este tipo de carne disminuyó a medida que Japón se transformó en una de las economías más ricas del planeta y tuvo acceso a otro tipo de alimentación y posibilidades de adquirirla.
El país fue obligado a renunciar a su temporada de caza de ballenas durante un año, entre 2014 y 2015 luego de una denuncia de Australia a la Corte Internacional de Justicia. El tribunal consideró que todo el tema, involucraba la pesca comercial y no científica como alegaba el gobierno nipón.
Japón presento un nuevo plan de caza de ballenas a la Comisión Ballenera Internacional que prevé la captura de 3,996 ballenas Minke en la Antártida en los próximos 12 años. Eso significa 333 ballenas por año, sería una ballena cada día, pero como la temporada de caza son tres meses, eso significa que cada día que ésta flota pesque en esta salida, estará matando 83 ballenas a diario.
El plan anterior, que fue el plan condenado y cancelado por la corte internacional, implicaba la matanza de 900 animales cada año.
Japón caza ballenas aprovechándose de una brecha en la moratoria de 1986 dictada por la comisión ballenera internacional que permite al caza con fines científicos, no la comercial. El gobierno de Japón no esconde que muchas ballenas cazadas acaban siendo vendidas para el consumo y por ende, la comisión ballenera debería ser más pro activa y actuar rápidamente evitando que miles mueran a razón de un papel mal escrito.
La población de ballenas a nivel mundial está en declive y de permitirse que los países continúen saliendo a cazar, excusados en fines falsamente científicos, o defendiendo “tradiciones” que de existir voluntad serían fácilmente intercambiables con prácticas ETICAS, condena a todo el planeta a presenciar una masacre de la cual no se podrá dar marcha atrás.
Las ballenas no les pertenecen a nadie en particular, nos pertenecen a todo y los organismos de protección deberían moverse con la rapidez que la rápida extinción se acerca para acabar con otra especie en nuestro planeta.
Ya luego veremos a los mismos japoneses intentando clonar ballenas que ellos mismos han extinto… y el mundo no puede ser de esa forma. No tenemos derecho a matar por el simple hecho de que tenemos la capacidad en un laboratorio de “reponer” porque el animal que ha muerto, ha sufrido muriendo y no hay remedio de laboratorio que pueda eliminar el sufrimiento de éstos animales asesinados y el dolor del Planeta de sufrir nuestra devastación.
Si desea conocer más sobre las
manifestaciones en contra del maltrato hacia los animales, así como
movilizaciones por sus derechos puede dar clic
 aquí

Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario