[SACRIFICIO] Lucca, la perrita que perdió una pata por salvar a un militar de una bomba

La-perrita-que-perdi%C3%B3-una-pata-por-salvar-a-un-militar-de-una-bomba-1
Un noble animal es capaz de dar su vida por nosotros, aun en las peores situaciones y la historia de Lucca, es la de uno de éstos seres especiales… LOS ANIMALES!


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Lucca, una perra militar estadounidense que perdió su pata derecha delantera mientras prestaba servicio en Afganistán, se ha convertido en el primer ser (no humano) de un cuerpo de marina en recibir el equivalente a la British Victoria Cross (Cruz de la Victoria Inglesa).
Lucca, quien ya tiene 12 años, ha completado más de 400 misiones por separado a lo largo de los años como perra activo del servicio militar de Estados Unidos, donde se encargaba de trabajar con el escuadrón antibombas.
Ella, protegió miles de soldados de las tropas aliadas durante todos sus años de trabajo y redujo significativamente las pérdidas de vidas humanas, por su olfato privilegiado para saber donde estaba el peligro para sus amigos humanos y alertarlos a tiempo.
Sin embargo, un hecho trágico ocurrió en Marzo de 2012 cuando el manejador a cargo de Lucca Juan Rodriguez, descubrió junto a ella, un artefacto explosivo de unas 30 libras en Afganistán. Cuando Lucca estaba señalándole que efectivamente se trataba de un explosivo, otro dispositivo que aún no habían visto explotó.
Ella instantáneamente pedió su pata delantera derecha y sufrió graves quemaduras en su pecho, pero al encontrarse delante de Juan en ese momento, ella evitó que la bomba lo dañara a él.
En el mismo momento, Rodriguez comenzó a administrarle los primeros auxilios en el lugar y la trasladó a la base con urgencia. Desde allí fue trasladada en el helicóptero médico de alta complejidad del Ejército rumbo a Alemania para darle el mejor cuidado posible, y ella, en apenas 10 días, ya estaba caminando de nuevo.
Hoy Lucca viajó a Londres, desde el Sur de California con su ex-manejador titular, el Sargento de Artillería 

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Christopher Willingham para recibir el honor de la medalla que la PDSA Dickin le daría a Lucca. Ella recibió el premio durante una ceremonia en el cuartel de Wellington, con la medalla en el pecho, Lucca era dueña del premio más alto de cualquier animal en el mundo puede alcanzar durante su servicio en conflictos militares.
Además de sus capacidades de detección increíbles, Lucca jugó un papel decisivo en el aumento de moral a las tropas que apoyamos. Entre las misiones, realizó la búsqueda y ubicación de artefactos y la interacción con las tropas para motivarlos. Debido a su personalidad, actitud y aptitud como una perra de búsqueda, Lucca hizo amigos dondequiera que iba. Hoy en día, hago todo lo posible para mantener la mimaba en su merecida jubilación” dice el Sargento.
Lucca es el animal Nº 67 en ser honrado con la medalla Dickin, que se otorga a aquellos que muestran un servicio excepcional en un conflicto militar. Fue nombrada después de que el fundador de la PDSA Dickin María, reconociera los actos destacados de valentía y dedicación al deber mostrados por los animales que forman con las unidades de las Fuerzas Armadas o de la defensa civil en cualquier acto de guerra en todo el mundo y creara el premio para reconocerlos. Desde su introducción en 1943 ha sido otorgado a 31 perros, 32 palomas mensajeras de la Segunda Guerra Mundial, a tres caballos y un gato.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Sin embargo, a pesar del honor de ser premiada con esa medalla, consideramos que ningún animal debería ser puesto a riesgo, mucho menos en un conflicto bélico donde el riesgo de vida es tan elevado. Hoy día existen muchas formas de lograr la detección de explosivos y de motivación de tropas que no necesitan del uso y abuso de un animal, que en el caso de Lucca apenas perdió una pata, pero era su pata y no debió haberla perdido peleando una guerra que no le pertenece. Ella solo quiso proteger a su humano, que también estaba allí peleando una batalla que tampoco le pertenece.
A pesar que Lucca parece estar pasando su retiro en buena forma junto a su manejador, muchos otros perros de servicio K-9 y militares ni siquiera llegan a ese merecido descanso e inclusive, muchos son eutanasiados cuando acaba su servicio. 

Los animales deben vivir y no tienen porqué existir para un fin, ni rendir ningún beneficio al humano ¿Acaso el humano le rinde algún beneficio a los animales?

Comparte si estás de acuerdo en que se dejen de usar animales de ésta forma.

Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí

Ayúdanos con tu difusión y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario