Rescate de mas de un centenar de Caballos en Holanda

horse-rescue41
Una heroína desconocida, una mujer a la cual centenas de caballos le deben la vida, aún a costas de la suya propia… Te contamos su historia aquí

Luego de un fuerte temporal el 31 de Octubre del 2006 en los Países Bajos, trajo inundaciones por el mar de Wadden, cerca de la ciudad norteña de Marrum dejando a una manada de alrededor de 100 caballos, que habían sido abandonados en una pequeña colina y la feroz tormenta inundó sus pastos. Muchos de los animales han pasado dos y hasta tres noches con el agua helada hasta las rodillas, y 19 murieron ahogados. 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los medios de comunicación mostraron imágenes de los animales llenos de pánico hacinados en un pedazo de tierra rodeado por el agua hasta las rodillas, que fue empujado fuera de los diques de Marrum por la tormenta.

Fueron 7 mujeres fundamentales para el rescate de los caballos pero la principal que arriesgó su vida con el agua gélida hasta el cuello y se puso en contacto con las autoridades nunca ha sido reconocida… Su nombre es Norma Miedema, el ÁNGEL de éstos caballos…

Además de ella, otras 6 mujeres (de entre 19 y 40 años) participaron del rescate y fueron honradas por el gobierno por su valentía y coraje de montar en medio de aguas gélidas de las inundaciones que mantenían los pozos subacuáticos ocultos, además de vallas rotas y otros peligros cubiertos bajo el agua.

Las seis mujeres a caballo luego condujeron el rebaño unos 600 metros hasta la seguridad, pero existía el temor de que el alambre de púas sumergido y los diferentes hoyos pudieran lastimar o ahogar a los caballos.

Los nombres de estas heroicas mujeres y sus caballos son Susan Fransen montando a Blizzard, Micky Nijboer montando a Horse Bereber, Antje Dijkstra montando a Humphrey, a la vuelta a Hinke Guinever, Christina Stormer montando a Perfeft y Fardow de Rueter montando a King.

Pero fue Norma Miedema quien comenzó éste rescate de forma solitaria y fue la menos conocida de todas, y debería de recibir ese crédito por tan noble acción. Durante años nadie ha escuchado su historia sobre el papel que desempeñó en el rescate de los caballos de los Países Bajos, rescate que nadie podría olvidar.

Su historia es desconocida por la mayoría, porque sólo hay un informe de lo que hizo redactado en holandés que dice: “Las aguas estaban subiendo y ella estaba de camino a su casa llevando a sus propios animales y se percató del horror que se iniciaría en Marrum y decidió actuar“.

Norma Miedema fue quien contactó a las autoridades de Marrum la tarde del Martes, 31 de octubre 2006 para pedir auxilio. Ella comenzó el rescate antes de que las autoridades pudieran movilizarse al lugar ya que ella sabia que no había tiempo que esperar.
Ésta heroína, sumergida hasta el cuello en aguas congelantes, sostuvo un potro que se ahogo en sus brazos, y que murió el primer día, atrapado por un alambre bajo el agua. Ella era solo una mujer, de 40 años tratando de salvar a los que podía sin esperar por “alguien” porque ella sabía que era alguien por si misma.
Ella se sumergió varias veces para cortar los alambres de púas escondidos bajo las profundas aguas, para permitir que los caballos escaparan a tierras más altas. Durante los primeros 2 días luchó para conseguir agua fresca a los caballos para que no bebieran el agua salada.
Ella luchó contra las autoridades que habían llegado allí con pésimos planes de rescate. Se ofreció a montar su propio caballo para dirigir la manada aprovechando su conocimiento de los animales. Finalmente con la prensa internacional que presionaba y los esfuerzos fallidos de las autoridades, el 3 de noviembre de 2006, las otras jinetes llegaron a escena y entre todas lograron el éxito.
Ellas estaban menos cansadas, Norma ya estaba agotada y enferma (probablemente con neumonía) pero a pesar de sentirse muy mal, todavía estaba allí el día del rescate con su remolque para ayudar a transportarlos en su tercer día de infierno.
Norma Miedema es una heroína desconocida y olvidada, tranquila y modesta, una solitaria que se mantiene a sí misma. Tal vez por eso ella sigue siendo desconocida. Ella No tiene ningún rencor contra aquellos que han sido reconocidos y nunca ha gritado que fue “injusto!” 
Algo para reconocer como virtud de unión y compañerismo entre los animales es que los caballos atrapados por las inundaciones fueron debilitando y muchos mostraban signos de ya no soportar, pero la naturaleza de la manada les impidió tratar de salvarse a sí mismos, si es que todos no podían hacerlo” dijo Norma
Las jinetes llegaron al tercer día, como de nuevo las aguas estaban aumentando con la tormenta que estaba cayendo, si una próxima se presentaba, sería el fin y había que tomar una acción de rescate. Al final los caballos pudieron ser rescatados y esto nos da una muestra de que aún para las mismas autoridades que veían casi imposible el rescate, cuando en verdad se quiso hacerlo se pudo con voluntad y esta historia tuvo un buen final.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El caballo que no pudo seguir al rebaño fue llevado finalmente a la seguridad, pero se derrumbó de agotamiento y necesitó atención de los veterinarios.

A veces parece perdida la esperanza pero no para quien quiere y lucha por la vida de otro ser, porque para el amor nunca hay imposibles” dice Norma
Una denuncia fue presentada contra los propietarios de los caballos, por supuesto incumplimiento de atención a las advertencias de tormenta.

Si desea conocer más ejemplares y conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic aquí



Ayudamos y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario