Raimundo Arruda Sobrinho, el poeta indigente que vivió en la calle por más de 35 años (video)

Raimundo-Arruda-Sobrinho%2C-el-poeta-indigente-que-vivi%C3%B3-en-la-calle-por-m%C3%A1s-de-35-a%C3%B1os
La emotiva historia de Raimundo Arruda Sobrinho, un indigente como muchos otros viviendo en las calles de Sao Paulo en Brasil por casi 35 años, pero con un don muy especial que le cambiaría la vida.

Los conductores y transeúntes lo conocían de vista por sentarse en el mismo lugar cada día y ponerse a escribir. En Abril de 2011, una chica llamada Shalla Monteiro como tantas que usualmente pasaba por allí se le acerco para darle alguna ayuda y al hablar con él y descubrió que Raimundo Arruda Sobrinho tenía un sueño desde hace muchos años, el quería publicar un libro de poesía, el mismo que cada día a vista de los demás escribía. 
Al leer un poco de su obra, Shalla quedo impresionada por su poesía y se le ocurrió ayudarlo a hacer realidad su sueño; por esa razón, creó una página en Facebook llamada el Condicionado, de esa forma podría dar a conocer el trabajo de Raimundo. Lo que ninguno de los dos esperaba se dio poco tiempo después.

La isla
Lo inesperado se dio cuando poco a poco fueron leyendo a a través de Facebook la obra de Raimundo, es así que más y más personas quedaron encantadas con su talento y varios de ellos decidieron ir a visitarlo a su “isla”, así era como llamaba al espacio en la calle donde vivía. 
De todos los visitantes habría uno muy especial y era su hermano que hace muchas décadas había dado como perdido. 

Para casi todos, Raimundo era un vagabundo sin ninguna cualidad, sólo digno de lastima o repulsión por su descuidado aspecto que era el reflejo de los 35 años que paso en las calles padeciendo el hambre, el frío, la soledad y sobretodo la indiferencia de los demás.

Shalla y Raimundo grandes amigos
Este “poeta” nos da una lección de vida, de voluntad por creer en un sueño para hacerlo realidad a pesar de las adversidades y la de no discriminar por los perjuicios que muchas veces nos impone la sociedad ante quienes tienen necesidad y falta de oportunidades.

El reencuentro de los hermanos después de décadas 
Hoy podemos decir con alegría, que la historia de Raimundo tiene el final feliz, que nunca imagino y que no hubiera sido posible si es que Shalla no hubiera aparecido en su camino y se interesaría por saber un poco más de ese indigente al que todos despreciaban. 

El buen Raimundo hoy tiene la familia que por más de 35 años no tuvo y lo principal, hizo su sueño realidad al publicar su libro. 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Una historia para compartir con todos los ingredientes de emoción y esperanza para embargar nuestros corazones de amor, con una lección de vida y lucha para cumplir nuestros más anhelados sueños, así como la muestra, de que una cuota de solidaridad con nuestro prójimo puede cambiar su vida y la nuestra, porque nunca es tarde!



Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario