Buena noticia: Prohibieron la circulación de carros y carrozas con tracción a sangre por calles y avenidas de Vitória

Carros y carrozas con tracción a sangre están prohibidos de circular desde el martes pasado (16), por las calles y avenidas de Vitória, capital del Estado de Espíritu Santo en Brasil.


La ley a la que se le debe agradecer esta victoria para los animales es la número 8.678, reglamentada por el decreto 16.339, los cuales prohíben el uso de los animales con estas finalidades.
Los Vehículos de tracción animal que fuesen utilizados en el municipio, serán retenidos por el Agente Comunitario de Seguridad de la Guardia Municipal. El funcionario accionará a la Secretaría Municipal de Medio Ambiente, por medio de la Subsecretaría de Calidad Ambiental y Bienestar Animal para su requisa y amparo.

El tutor del animal requisado podrá rescatarlo en un plazo de cinco días útiles, mediante el pago de la tasa de remoción del registro, comprobación de tutela y transporte adecuado del mismo y lógicamente sabiendo que no podrá utilizarlo en actividades de tracción a sangre.

MULTAS
Quien infrinja las prohibiciones impuestas por la legislación tendrá que hacerse cargo de las siguientes multas:
I – USD 60: para el individuo que, montado o no, este conduciendo un animal en la vía pública.
II – Idéntica multa del inciso anterior se aplicará al tutor del animal que sea encontrado solo en un lugar público. 
III – USD 30: para el individuo que este conduciendo un vehículo de tracción a sangre. 
IV – El tenedor además deberá presentar la copia del Impuesto Territorial Rural (ITR) de la propiedad localizada en área rural (condición sine qua non que sea en área rural) para y en la cual el animal vive.
Desde Seamos Mas Animales celebramos este tipo de pequeños pasos rumbo a la abolición del uso y abuso de animales con fines de explotación comercial. Si bien entendemos que las multas parecen no ser muy asustadoras como para causar un impacto inmediato, tomemos en cuenta que el lugar en donde se aplican, es una zona de Brasil en donde la pobreza, principalmente en áreas rurales, está a la orden del día y 60 dólares para ellos, es aproximadamente medio mes de salario, con lo cual se pensarán dos veces antes de utilizar vehículos de tracción a sangre.
Sin perjuicio de ello, nos gustaría, y creo que a todos los lectores también, ver medidas substitutivas que den sostenibilidad a las actividades de trabajo que las personas realizan encima de un carro jalado por animales, por ejemplo la utilización de bicicletas, motos, etc. Se han lanzado planes en diferentes ciudades para hacer el intercambio de animales dedicados a jalar carros y carrozas, por bicicletas y motos que cumplen el mismo fin de jalar las cargas.

En muchos lugares la estrategia ha tenido un gran éxito en su implantación y todo depende de la voluntad para que las cosas funcionen bien y los animales sean respetados tanto como se merecen.
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario