Porqué algunos perros no quieren quedarse solos

Sepamos cuales motivos pueden llevar un perro a desesperarse o deprimirse cada vez que los dueños salimos y como podemos ayudarle y ayudarnos a que cada día no sea una experiencia negativa tanto para nuestro mejor amigo, como un peso emocional para nosotros.


Si tu perro detesta quedarse solo en casa, no pienses que es un caso extraño, ¡el no es el único! existe hasta un nombre científico para este problema: ansiedad de separación.

Desesperación

Una de las manifestaciones del problema es fácilmente notable. El perro ladra sin parar, llora, rasca o muerde las puertas, babea, se lame o se muerde a si mismo. También presenta reflejos como la aceleración de los latidos cardíacos, aumento del cortisol – hormona relacionada con el estrés.

Depresión

Otra posible consecuencia de la ansiedad de la separación es el estado depresivo. Nada motiva a tu animal mientras el se encuentra solo. No bebe agua, no come, ignora diversos estímulos que lo motivarían si los dueños estuvieran en casa. Por su parte, estos comportamientos molestan menos y llaman menos la atención que la desesperación, pero por otro, el animal definitivamente está sufriendo física y psicológicamente, lo cual produce una alta tasa de hormona del estrés, lo cual aumenta el riesgo de presentar problemas en la piel, cáncer y otras enfermedades.

Causas

Cuando lobos y perros salvajes están en grupos, tienen mayores chances de éxito en la caza y para sobrevivir. Para ellos por tanto, estar siempre en grupo es una cuestión estratégica. Esa programación genética es heredada también por los perros domésticos, inclusive por aquellos que viven en la comodidad de un hogar humano con todas las necesidades fisiológicas cubiertas. Esta tendencia natural puede ser amenizada o empeorada dependiendo de nuestras actitudes.

No estimularlos

La mayoría de los perros han de quedar solos en algún que otro momento en el día. Entre las iniciativas que pueden evitar la ansiedad de la separación, una es no sobrevalorar las saludas y las vueltas al hogar. Nunca salga de casa pidiéndole disculpas a su perro, preocupado o ansioso en demasía. Tampoco al llegar realice mucha “fiesta”. Al contrario, en esos momentos manténgase relajado y evite retribuir los festejos que su perro le hace al llegar a casa. No es fácil lo sabemos, pero vale la pena, porque será el animal el más beneficiado de nuestro esfuerzo.

Donde dejarlos

Si el animal tiene acceso a los cuartos y a la sala de TV en su presencia, no restrinja su permanencia en estos espacios cuando Ud. no esté en casa. Permanecer en los lugares donde el siempre permanece cuando Ud. está, hará que el animal se sienta un poco mejor. Más aún, en aquel lugar que Ud. acostumbra interactuar, jugar o permanecer bastante tiempo con el. Dormir en su sofá preferido o sobre la almohada que Ud. usa (que conserva su “olor”), son óptimas formas para disminuir la ansiedad de su perro.

Si esto no fuera posible, adopte otra estrategia. Busque lograr que la cama del perro sea el “centro de atención”. Deje allí su “olor” y permanezca más tiempo en ese lugar cerca de su cama. Así entonces el perro no se sentirá tan excluido cuando Ud. necesite dejarlo solo por unas horas.

Tu perro no es tu sombra

El perro que nos sigue todo el tiempo dentro de casa, acostumbra sufrir más cuando se queda solo la ruptura se vuelve radical si todo el tiempo el nos ve, huele y oye.

Para disminuir el exceso de proximidad, la solución es enseñar muy bien el comando “quédate ahí” y ponerlo en práctica algunas veces al día. De esta forma, además de acostumbrar el perro con las ausencias temporales, entenderá que Ud. vuelve sin necesidad de que el ladre o destroce arañando las puertas.

Evita los traumas

Podemos decir que los perros tienen miedo de quedarse solos y que si sucede algo que los asuste o les cause molestias desagradables durante la ausencia de los dueños, este miedo a estar solo, tiende a aumentar. Por ello, si Ud. sabe que habrá quema de fuegos artificiales, tempestades, u otros eventos que puedan ser asustadores, no salga de casa si fuese posible. O entonces, consulte su veterinario y administre un calmante específico para que el perro no sufra el estrés en soledad y con ello, evitamos la generación de traumas. Antes de que el “evento” que Ud. supone generara trauma a su animal, procure probarlo con anterioridad en el animal, para ver como responde a la administración de ese medicamento y cualquier reacción adversa infórmela a su veterinario.

Caza y Golosinas

Esconder golosinas por la casa para que sean encontradas por el perro durante la ausencia de los dueños, ayuda a entretener al animal con actividades placenteras como “cazar” las golosinas escondidas y mientras está entretenido en su actividad “salvaje” de caza, no se enfocará en su ansiedad de no verlo por casa.

Normalmente para aumentar el interés del animal, es necesario estimular su apetito. Si su perro estuviese algo pasado de peso, situación bastante común en animales domésticos bien alimentados, bastará dejarlo en su peso adecuado con base en caminatas diarias y dieta balanceada para aumentar su apetito en buena medida.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario