[POR LA VIDA] Abogada invade una casa para salvar dos perros a punto de morir

Abogada-invade-una-casa-donde-maltrataban-animales-para-salvarlos-61

El tiempo es vital y no entiende de demoras judiciales, fue entonces que ésta mujer, ante la grave situación de éstos animales, decidió hacer lo que había que hacer. Conócela

La presidenta de la ONG, PATA, Dra. Joana D’arc Cordeiro, intentó denunciar los malos tratos que estaban recibiendo dos perros que fueron abandonados dentro de una casa en el barrio Parque Dez de Novembro, en Manaus, Brasil, pero no tuvo éxito al hacerlo. Fue entonces cuando desesperada viendo que el tiempo corría en contra de esos inocentes animales, que decidió hacer lo que había que hacer, entró a la casa y los rescató.

Luego compartió en Facebook las fotografías acerca del rescate, en un post donde además denunciaba el abandono que habían sufrido los dos animales, hacía varios días agonizando bajo la lluvia y el sol, sin comida ni agua.

Así se encontraba Guará al llegar Joana a la casa

Joana, intentó realizar la denuncia en los órganos competentes y responsables por el rescate de animales en éstas condiciones, pero ante la falta de respuesta, de hecho fue obligada a invadir la residencia para evitar tener que ver desde el otro lado del muro, como dos animales morían por los malos tratos, pero sobre todo por la BUROCRACIA.
Todo su relato fue compartido en las páginas de amantes de los animales en Brasil y adeptos a la lucha por la vida de éstos. A pesar de todos los esfuerzos veterinarios, uno de los animales no resistió y acabó dejando de existir.

Fue trasladado de urgencia a la veterinaria

Fue entonces cuando uno de los parientes del propietario de los perros que fueron rescatados, entró en contacto con Joana, pidiendo la devolución de los animales, pues, según él, “la familia tenía mucho aprecio por los perros y que la familia estaba sufriendo por causa de la falta de ellos…..

Ya en la veterinaria donde intentaron salvarle la vida

Dije que iría a conversar con otros integrantes de la ONG para que juntos decidiéramos lo que sería hecho, pues (luego del rescate) uno de los animales debió hasta ser internado en una clínica en estado grave. Pero ya al día siguiente recibí el contacto de otra persona (ligada a la familia) ésta vez con otro tono y con amenazas” decía Joana comentando que la persona le hizo saber que “sino devolvía los animales sería procesada judicialmente

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));


Posted by Joana D’arc Cordeiro on domingo, 3 de enero de 2016

Este otro “pariente” o allegado a la familia, segundo a entrar en contacto con Joana, se presentó diciendo ser abogado y acusó a Joana del delito de invasión de domicilio y escape, además de que podía ser procesada por hurto (no por el perro que agonizaba bajo la lluvia y que fue bautizado como Guará por Joana), pero si por la segunda perra llamada María, porque ella estaba aparentemente bien. Joana también reveló que el tutor sabía que ella iría al lugar a hacer el rescate y había intentado esconder el perro ya moribundo.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Guará no resistió y murió en la mañana del pasado 7 de EneroLuego que encontramos a éste angelito (Guará), vi que de hecho el estaba agonizando, gimiendo de dolor, sin lograr abrir los ojos y ni siquiera moverse. Estaba lleno de garrapatas, todo mojado y temblando. El cuadro de erliquiosis (enfermedad transmitida por las garrapatas) estaba muy avanzada y las funciones renales de él, estaban muy comprometidas” explica Joana

Ésta es María, que se encontraba hambreada en el mismo patio que Guará

Infelizmente el pagó el precio y las consecuencias de la irresponsabilidad y malos tratos de los propios tutores. El sentimiento es de indignación y muy grande. Hice lo que pude y estaba a mi alcance. Guará dejó de morir como una “cosa” y acabó muriendo dignamente rodeado de cuidados médicos y todo lo que precisaba. Y eso es lo que me reconforta en cierta parte, el no murió solitario o sin amparo” se desahogó Joana.
María, la pequeña rescatada sin embargo, continúa bajo los cuidados de la abogada y debe ser pieza central en un inminente proceso judicial movido por la familia. La abogada denuncia, aún, la ineficacia de los órganos que deberían combatir abusos como éstos.

Según ella, fueron varios intentos de contacto con la policía militar y civil, además de la Comisaría Especializada en Crímenes contra el Medio Ambiente y Urbanismo (DEMA), sin éxito. La delegada Ana Cristina informó que “éste caso no fue registrado y que el teléfono de las denuncias está funcionando normalmente ahora. Siendo así, pueden acudir a mi personalmente en la propia sede de la comisaría de la ciudad ubicada en la calle Mozart Guarnieri, en el Barrio Parque Dez de Novembro, ou pelo seu celular (92) 99962-2340“.

La delegada orienta que “éstas situaciones sean denunciadas directamente en la sede especializada, para que exista un mejor entendimiento de la situación, recordando nuevamente que éste caso no llegó a ser registrado en mi comisaría, por lo cual no podemos dar explicaciones sobre el mismo

Descansa en Paz Guará… y Ojalá, nadie obligue a María a regresar con esos maltratadores!

La Ley brasileña sobre maltrato animal es clara. Las condiciones de Guará eran de negligencia absoluta de parte de su tutor. El desconocer la ley o las propias necesidades biologías del animal, no exentan a las personas de ser responsables por sus delitos. En éste caso, vemos como algunos, están queriendo desvirtuar el caso, hacia un rumbo que no corresponde, porque aquí quien cometió un delito NO FUE Joana, fueron quienes negligenciaron a los animales hasta dejarlos en esas condiciones a punto de morir abandonados.

Esperamos que Joana, con toda su pericia como abogada pueda, generar éste antecedente delante de la justicia brasileña y abrir la posibilidad de que las personas actúen en el rescate de animales en riesgo, aún en situaciones donde los organismos demoran, porque a veces, tres horas, o dos, pueden ser la marca entre una muerte o una vida.

Tanto como la ley de autos calientes en Nueva York, que exenta de cargos a quien rompa el vidrio de un automóvil para rescatar un animal de cocerse vivo, ojalá Joana pueda llevar éste caso para sentar la jurisprudencia que si un animal necesita ayuda, nadie debería ser procesado, salvo los dueños negligentes y maltratadores.

Si desea conocer más sobre las
manifestaciones en contra del maltrato hacia los animales, así como
movilizaciones por sus derechos puede dar clic
 aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario