Por dejar muy enferma y sin atención a su perra: Pareja recibe leve condena y no se les permitirá tener animales nunca más

por-dejar-muy-enfermo-y-sin-atencion-su-perro-pareja-recibe-leve-condena-y-no-se-les-permitira-tener-animales-nunca-mas

Una pareja de maltratadores han sido condenados a penas de prisión suspendida y prohibición de tener y mantener animales por el resto de sus vidas después de dejar de dejar a su perra en condiciones terribles.
Vincent Lloyd, de 50 años, y su esposa Sharon, de 43 años, de Chaytor Road en el Reino Unido, aparecieron en ante el Tribunal de Darlington el 27 de noviembre.
Ellos admitieron que causaron sufrimientos innecesarios a su perro Jess al no proporcionarle la atención veterinaria adecuada y necesaria entre el 12 de agosto de 2014, y el 12 de agosto de este año.
Jess, una bulldog americano, tenía múltiples problemas, como entropión, una condición dolorosa donde en los párpados que se pliegan hacia el interior, un absceso facial infectado, infecciones de oído y de la piel y engrosamiento de las almohadillas en sus pies, dando lugar a crecimientos córneas gruesas así como un crecimiento enorme de sus uñas que significaba que ella apenas podía caminar.
La inspectora de la  RSPCA Heidi Cleaver dijo: “Esta pobre perra estaba en un estado muy triste y fue, sin duda, sufriendo.”
Nunca he visto nada como los crecimientos de las almohadillas de sus patas, lo que habría sido obvio para cualquiera. Apenas podía caminar como resultado.”
Su rostro estaba supurando pus del absceso infectado y sus ojos estaban segregando la secreción del doloroso entropión.
La inspectora Cleaver asistió a la casa de los Lloyds el 12 de agosto de este año después de una llamada de una persona que denunció el padecimiento de la perrita.
Jess fue tomada y llevada directamente a una clínica veterinaria local, luego fue tomada en posesión por la policía en su división veterinaria.
Lamentablemente, una vez bajo sedación, el veterinario dijo que el estado de sufrimiento de Jess era evidentemente terrible y que lo mejor era aplicar la eutanasia, que se hizo con el consentimiento del cruel dueño.
Los Lloyd recibieron apenas 12 semanas de prisión, suspendida por 12 meses, e inhabilitados para mantener a los animales de por vida. También fueron condenados a pagar US$ 250 y  US$ 120 dólares.
La inspectora Cleaver dijo: “Ser dueño de un animal es un lujo, no es un derecho, y la satisfacción de las necesidades de los animales en su cuidado es una responsabilidad, que incluye la prestación de atención veterinaria como y cuando sea necesario.
Esta pareja fracasó miserablemente y dejó que Jess sufriera terriblemente como consecuencia de ello.”
Es importante que bajo cualquier presunción o causa real de maltrato se proceda con denunciar el hecho, una vida puede depender de su acción oportuna. 
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario