[TRANSFORMACIÓN] Por culpa de sus dueños, la condición de Doug era tan terrible que hizo llorar a sus rescatadores.

por-culpa-de-sus-duenos-la-condicion-de-Doug-era-tan-terrible-que-hizo-llorar-sus-rescatadores

El caniche miniatura estaba en una condición tan terriblemente descuidada que terminó ciego y con un dolor inimaginable a la hora de querer caminar, causando las lágrimas de sus rescatadores.

Tampoco era capaz de caminar bien con el pelaje enmarañado y pegado tirando de su piel que le hacía sentir un dolor insoportable.
Él fue encontrado abandonado en las calles en un estado realmente deplorable, apenas reconocible por una madre y su hija adolescente que no lo dejaron de lado y buscaron ayuda urgente.
Doug fue llevado al refugio del ayuntamiento de Portsmouth, en el Reino Unido, donde se descubrió que tenía una infección en los ojos después de que su pelo había crecido por encima de ellos.
Con aproximadamente nueve años de edad, fue sedado así los veterinarios podían cortar y afeitar el pelaje sin causar más dolor y luego se administraron gotas para combatir su infección en los ojos.
La condición de Doug era tan terrible que uno de los miembros del equipo del refugio tuvo que abandonar la habitación después de que se echó a llorar.
Scott Linnett, del Sanctuary Vets en Farlington, dijo: “A pesar de la evidente negligencia, Doug fue bueno y se dejó ser recortado gran parte de su pelaje sin ninguna objeción.”
“Sólo fue recortando hacia su cabeza que fue demasiado, momento en el que fue sedado para ahorrarle más molestias innecesarias.
En total, con varias horas de trabajo, se recortaron 1,3 kg de pelo que inicialmente pesaba 14.4kg, casi el 10% de su peso corporal.
Carol Plumbly, asistente del refugio, dijo: “Este es uno de los peores casos que hemos visto nunca. Un miembro de nuestro personal tuvo que irse a casa llorando.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Sus ojos estaban infectados, debido al pelo enmarañado sobre ellos, y los tenía lleno de pus. No tenía manera alguna de ver.
Su pelaje estaba tan fuertemente enmarañado que le causaba un terrible dolor, pellizcando su piel para que no pudiera caminar. Apenas podía mantener la cabeza erguida. Estábamos horrorizados.
Doug es un chico encantador. No se merece lo que ha habían hecho con él.
Actualmente, el consejo y la RSPCA han iniciado una investigación y esperan rastrear a los abominables dueños de Doug.
La negligencia en el cuidado de un animal es un delito porque el dueño es el responsable del bienestar de salud y emocional de ese ser y quien no lo haga convenientemente tiene que ser debidamente denunciado y luego procesado penalmente como corresponde.
Si desea conocer más ejemplares y conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario