Perro de terapia ayuda a una mujer en audiencia para sentenciar a su terrible agresor

perro-de-terapia-ayuda-una-mujer-en-audiencia-para-sentenciar-su-terrible-agresor



A lo largo de la audiencia de sentencia, fue comprobada por varias veces, la capacidad de Paz para calmar a la mujer fue evidente como varias veces ella corrió a sus brazos sobre la cabeza del perro y sonrió reconfortada, mientras recordando eventos traumáticos.


Desgarrador como fue el delito, la escena central motivo de este artículo no fue infrecuente en una sentencia dictada en una audiencia en un tribunal de Brooklyn el Martes pasado. 
Una mujer de 30 años
de edad fue describiendo el horrible calvario que ella y su hija de 5 años
sufrieron durante cinco meses en 2012, atadas con cinta industrial, agredidas y
desaparecidas del mundo exterior, secuestradas por el ex-novio de la mujer.
Como fue recordado
durante la audiencia, la víctima recordó ser asaltada y estrangulada y a su
llegada a la corte, el día del fallo judicial contra su agresor, solo supo abrazar a un visitante inusual de la misma,
un perro de unos 5 años de edad llamado Paz.
Fue súmmum en la “carrera”
de este adorable perrito como perro de Terapia y compañía de la mujer brutalmente
agredida que ahora se encontraba en una corte buscando justicia para ella y su
pequeña hija de 5 años.
Paz había presenciado
con regularidad las audiencias que se llevaron a cabo en el Tribunal Supremo
del estado en Brooklyn, para juzgar al hombre condenado por secuestrar y
agredir a la mujer, que había sido su novia en aquel momento y no bastando con
ello, a su pequeña hija.  El perro
esperaba siempre fuera de la sala de audiencias, disponible para cuando su
amiga humana se sintiera tan mal, o la descompensaran ciertas declaraciones que
le tocaban oír en la corte de boca de su agresor, allí estaba este perrito, ofreciendo
su apoyo para cuando la mujer salía de la sala.
Pero el martes, Paz
estaba acostado al lado de la mujer, como resultado, dijo un portavoz de la
Fiscalía del distrito de Brooklyn, de una reciente decisión judicial que
permite a los perros de terapia acompañar a los niños en salas de Nueva York.
Cuando la fiscalía pidió para permitir que Paz acompañara a su amiga en la
sala, John G. Ingram (Juez) dio el permiso para ello.
¡Ese es mi
perro!
” dijo la mujer fuera del Palacio de Justicia el martes después de
que el Juez Ingram impartiera real justicia condenando a su agresor y el de suhija, de nombre Yohannes Anglin, a cumplir de 36 a 60 años en la cárcel. La
mujer no ha sido identificada, así como tampoco la niña. En el caso de la
mujer, se preserva su identidad por la naturaleza del delito que se trataba,
aunque el agresor condenado entre todos los cargos presentados, fue eximido del
cargo de violación.
Oren Yaniv, el
portavoz de la Fiscalía, dijo que el caso fue el primero en el que un perro fue
permitido para acompañar a un adulto en un tribunal de Nueva York.
El controlador en la
sala dijo que esperaba que este caso de lugar a que también en otros casos se
permita la utilización de animales de terapia en tribunales.
Esto ha
sucedido en otros Estados durante algún tiempo pero nunca aquí
“, dijo el
controlador, Charley Bednarsh, director del servicio de niños en el centro de
justicia familiar de Brooklyn, una división de la oficina del alcalde, que ha
contratado con una compañía para proporcionar perros de terapia.
El Portavoz de la
fiscalía ha dicho que el permiso de contar con perros en la sala de audiencias
pasaría a ser analizado en “una base de caso por caso”.

Con una actitud sociable,
Paz acaparó la atención de oficiales de la corte y el juez. El Juez Ingram le
dijo a la mujer que esperaba para ella mucha salud, aconsejándola y que
su perro amado” le ayudaría a “poner en el pasado todo esto
y “seguir adelante con su vida.” El Sr. Anglin eligió no decir nada
antes de que él fuera condenado por la brutalidad practicada.
Paz primero se
involucró en el caso de secuestro cuando la mujer tenía dificultad para ver sin
descomponerse físicamente, la evidencia, tal como fotos de la escena del crimen
de hace seis meses. El testimonio reveló que, entre otras cosas, la mujer y su
hija habían sido privadas de comida, que la madre había sido quemada con
cigarrillos y que la niña fue obligada a usar pañales sucios.
Finalmente, la
policía encontró a las dos víctimas después de que un vecino lamó al 911 para
reportar gritos procedentes de un apartamento cercano. La mujer tuvo que
recibir tratamiento por tener la quijada rota, un dedo roto y quemaduras. La
niña, que tenía tan solo 2 años en aquel momento, fue tratada sanitariamente
por desnutrición, infecciones de las nalgas y contusiones.
Durante el juicio, la
mujer a veces se descompuso atestiguando “Cada vez que ella vomitaba y dejaba
su soporte, ella solo quería salir y ver a su perro de terapia, para
recuperarse” dijo una persona en la oficina del fiscal de distrito que
estaba familiarizada con el caso. “Esto sucedió unas 4 o 5 veces durante la
testificación de la mujer y ella siempre recurría a su perro de terapia para
recomponerse y volver a testificar
El martes pasado, con
Paz a su lado, la mujer dijo que el episodio violento vivido “me hizo
sentir como si estuviera en una película
” y que con la condena al Sr. Anglin ella
al fin se sintió libre de él y “de estar en aquella horrenda habitación”
Entre lágrimas, así
fueron todas sus declaraciones, en donde ella siempre extendió su brazo para
abrazar la Paz antes de regresar a su asiento.
El mes pasado, el Sr.
Anglin fue declarado culpable de dos cargos de secuestro en primer grado, dos
cargos de agresión de segundo grado y dos de primer grada peligrosidad
imprudente.
Este
caso va a mostrar el valor de los perros de terapia en tribunales
“, dijo el
controlador Bednarsh.
Si desea conocer más historias sorprendentes de animales puede ingresar dando clic aquí

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario