[RECUERDOS] Perrita Traumatizada necesita “calmantes” después de presenciar el asesinato de su amado dueño

perrita-traumatizada-necesita-calmantes-despues-de-presenciar-el-asesinato-de-su-amado-dueno-01

El veterinario tuvo que recetar diazepam para Tess, la pequeña perrita con el corazón roto, después de presenciar el brutal asesinato de su amado dueño.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Había pasado un año desde que el papá humano de Tess había sido enterrado, pero esta fiel canina sintió convulsiones, por un motivo mucho más doloroso que la propia melancolía.
Lamentablemente, la perrita viejita de 15 años de edad, estuvo presente aquella noche trágica cuando el abuelo Arthur Green, de 60 años, fue golpeado salvajemente hasta la muerte en su propia casa.
Cuando el cuerpo del hombre fue descubierto al día siguiente en su bungalow de Prestwick en Escocia, Tess angustiada estaba lamiendo la sangre de su cara. Fue devastador para la fiel perrita haber pasado toda la noche sentada junto al cuerpo del ser que más amaba.
Sin embargo, a raíz de la trágica muerte, Tess fue recogida por la hermana del señor Arthur, Gina Sweeney, de 65 años.
La abuela dice que no podría salir y dejar a Tess por un minuto sin que ella empezara a gritar pidiendo compañía, incluso tuvo que dejar que duerma a su lado en la misma cama cada noche.

Ahondando en su condición, la fiel perrita de repente comenzó a sufrir convulsiones y el veterinario le prescribió diazepam, que es un medicamento que se usa para aliviar la ansiedad en los humanos.
La señora Gina explicó que al principio con el paso del tiempo, Tess parecía haber superado su traumática experiencia, pero luego de haber transcurrido un año del horrendo crimen, otra vez comenzó a tener problemas.
Luego de proporcionarle la medicación prescrita por el veterinario, la pequeña perrita mostró paulatinamente una mejoría. 
Esa pequeña perra estaba tumbada junto a Arthur tratando de despertarlo lamiendo la sangre de su cara, ella debe haber estado acostada allí durante toda la noche. Arthur la tenía desde que era una cachorra.” dijo Gina.

Ella era la niña de sus ojos, él nunca decía que hacía nada mal y estaba a su lado todo el tiempo, pasando horas en el sofa“.

Después de ir al cementerio y de seguramente percibir el olor de su dueño, Tess se puso mal, recordando seguro todo lo que pasó.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Al respecto Gina dijo: “Esta pequeña sensible ha sido traumatizada, no sé cómo se ha llegado a través de él. Ella debe haber revivido todo lo que pasó.
La tenía conmigo en el funeral de Arthur y le dije, ‘Tengo a tu pequeña, Arthur’.”
Ella lo entendió, saltó a mis brazos para llegar a él porque sabía que estaba en ese ataúd. Me sentí tan mal por lo que ha visto y lo que ha pasado esta perrita.

El señor Arthur fue encontrado muerto en su casa por un miembro de la familia a las 8.10 am el jueves 20 de noviembre de 2014.
Los familiares de Arthur afirman que la investigación se arruinó por culpa de la policía, que no realizó la investigación oficial correcta del asesinato hasta seis días después, cuando varias pruebas ya estaban contaminadas o borradas.
Tres agentes de policía implicados en el caso fueron posteriormente fueron detenidos y acusados ​​de intento de desviar el curso de la justicia.
Sin embargo, tras una “conveniente” investigación los cargos en su contra fueron retirados por los fiscales.
Se supo que Arthur fue agarrado a puñetazos, patadas y repetidamente golpeado salvajemente en la cabeza con una varilla.

Los tres hombres acusados ​​del asesinato del anciano actualmente están en libertad bajo fianza.

El juicio aún no se puede realizar y toda esta injusticia afecta las emociones de la familia, incluyendo la salud de Tess.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Al final Gina dijo: “Algo hay que hacer, esto no puede seguir así. Nunca he oído hablar de un caso de asesinato de tomé dos años para llegar a un juicio.
El amor de un perro puede trascender inclusive a la muerte, lamentablemente para la pequeña Tess el dolor de perder al ser que más ama va más allá, porque fue testigo de cómo acabaron con la vida vida de Arthur. Y pensar que hay gente necia que duda de que los animales pueden tener sentimientos. 

Pedimos para que la justicia llegue a todos aquellos que intervinieron en este horrible crimen pero sobretodo para que la familia y en especial Tess pueda encontrar la tranquilidad después de todo lo vivido.

Si desea conocer más ejemplares y conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic aquí

Ayudemos compartiendo y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario