Niño crea ONG a los 10 años para dar pelotas de fútbol a los niños más necesitados

nino-crea-ong-los-10-anos-para-dar-pelotas-de-futbol-los-ninos-mas-necesitados-01

Porque un niño es feliz jugando a la pelota. Un niño crea ONG a los 10 años y hoy con 15 ya ha repartido más de cuatro mil balones de fútbol a los niños más necesitados.
Para algunos quizás les puede parecer superficial o algo secundario, pero para un niño sin importar donde viva y en las condiciones que lo hace, una pelota puede hacer la diferencia entre una niñez teniendo un juguete y una etapa de carencias, tristeza o abusos.
Por esa razón, hay historias que demuestran que la solidaridad y el amor al prójimo son actitudes que pueden venir de cualquier persona. No importa cuál sea su sexo, raza, creencias o edad. Algunas personas nacen y adoptan la misión de hacer el bien donde quiera que vayan.
Este es el caso y la historia de Ethan King, un niño estadounidense con pasión por el fútbol, y que ​​a los diez años con ayuda de sus padres creó una organización sin fines de lucro que recauda fondos para comprar balones de fútbol y destinarlos a niños necesitados.
Si bien el espectáculo de fútbol con el Mundial con un balón rodando por el césped entusiasma a los aficionados por la televisión, Ethan sabe que el deporte también reina en muchos rincones del mundo donde la gente apenas puede permitirse el lujo de jugar al fútbol con una infraestructura decente.
Por lo tanto, la organización que creó hace cinco años ha estado trabajando por cada niño que ama el fútbol y tiene el derecho a tener una pelota de calidad.
Todo comenzó en 2009 cuando Ethan estaba al norte de Mozambique con su padre para ayudar en la reparación de los pozos de agua de pueblos empobrecidos. En esa ocasión, llevó una pelota de fútbol con la esperanza de poder jugar con los niños locales. Cuando llegaron a la comunidad Ntette y saco la pelota de la bolsa, en cuestión de minutos, unos 50 niños y niñas ya estaban jugando.
“Fue increíble! Muchos de estos niños nunca han tenido la oportunidad de jugar al fútbol con una pelota real. Para mí, no es gran cosa, ya que lo hago todo el tiempo. Pero para muchos de ellos era la primera vez “, dijo Ethan.
Cuando regreso a su casa en Michigan, el niño comenzó a pensar en alguna manera de ayudar a los niños necesitados a tener una pelota para jugar. Fue entonces, que con la ayuda de algunos amigos y su padre, fundaron la ONG “Charty Ball” (Pelota de Caridad).
El padre de Ethan asegura que la acción de dar una pelota va mucho más allá del fútbol: Ayuda a reducir los índices de criminalidad, da un sentido de valor a los niños, promocionan la amistad y el deporte en las comunidades pobres fortalece el espíritu y ayuda a mejorar la salud.

Cinco años después de su visita a Mozambique, Charty Ball ha entregado más de cuatro mil balones de fútbol a las comunidades necesitadas en 22 países. Ademas de varios países africanos, como Zambia, Camerún, Sudáfrica, Tanzania y Kenia, la Institución también a dado alegría a niños de Guatemala, Nicaragua, India y Filipinas.
“Cuando la pelota está en el suelo, el juego es para todos,” dijo Ethan en una entrevista con el canal de televisión Fox News EE.UU.. “No importa donde se encuentre, lo importante es divertirse”, agregó.
Una hermosa historia que nos da una lección de vida para valorar lo que tenemos y compartir siempre con los que más necesitan. Como ven, siempre se puede hacer algo por nuestro prójimo, solo es cuestión de voluntad. 

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario