Miles de morsas se hacinan por culpa del cambio climático en Alaska

Alaska-02

Se calcula que unas 10.000 morsas incapaces de encontrar hielo en las aguas poco profundas del Océano Ártico han llegado a la costa noroeste de Alaska.

Científicos de la Agencia Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA por sus siglas en inglés) identificaron una concentración enorme de morsas en un reducido lugar de la costa de Alaska.

Los científicos de NOAA fotografiaron el viernes a miles de morsas hacinadas en una playa en una isla de barrera cerca de Point Lay, una aldea de esquimales Inupiat a 483 kilómetros al suroeste de Barrow y 1127 kilómetros al noroeste de Anchorage, Alaska.
Las morsas han ido llegando a la orilla desde mediados de septiembre. La enorme piara fue avistada por la NOAA durante un reconocimiento aéreo anual de mamíferos marinos en el ártico, una labor llevada a cabo por la Oficina de Administración de Energía Oceánica (BOEM, por sus siglas en inglés), la agencia que conduce la gestión de arrendamientos mar adentro.
Se estima que entre 2000 y 4000 morsas fueron fotografiadas en el mismo lugar el 12 de septiembre. El Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos tomó inmediatamente las medidas necesarias para impedir una estampida entre los animales hacinados. La agencia trabaja con los aldeanos para alejar a la gente y las avionetas de las piaras.
Los animales jóvenes son especialmente vulnerables a las estampidas provocadas por un oso polar, un cazador humano o una avioneta volando bajo. En septiembre de 2009 perecieron en una estampida en Icy Cape, Alaska, más de 130 morsas, la mayoría jóvenes.
La congregación de morsas en la orilla es un fenómeno que ha venido acompañada de la pérdida de hielo marino de verano debido al calentamiento del clima.
La morsa del Pacífico pasa los inviernos en el Mar de Bering. Las hembras alumbran en el hielo marino y lo usan como trampolín para la búsqueda de caracoles, almejas y gusanos en la plataforma continental poco profunda.
Normalmente las morsas pasan los veranos lejos de la costa en el Mar de Chukchi, buscando alimento en la plataforma continental relativamente poco profunda y descansando sobre hielos flotantes. Sin embargo, dado que este año gran parte de este hielo ha desaparecido, las morsas se han visto obligadas a sumergirse inusualmente a aguas más profundas frente a la plataforma continental en busca de alimento o a elegir, como al parecer han hecho muchas, ir a tierra e intentar buscar alimento allí.

Las morsas en este número fueron avistadas por primera vez en 2007 en la costa de Estados Unidos del Mar de Chukchi. Regresaron en 2009 y en 2011, los científicos estimaron 30.000 morsas a lo largo de un kilómetro de playa cerca de Point Lay.
El objetivo de estos reconocimientos es registrar la abundancia de ballenas de Groenlandia, grises, rorcuales aliblancos, comunes y belugas además de otros mamíferos marinos en áreas potenciales de extracción de hidrocarburos, decía la científico Megan Ferguson de la NOAA.
“Además de fotografiar las morsas, los científicos de la NOAA documentaron este verano más ballenas de Groenlandia, incluyendo crías y adultos alimentándose en el Mar de Beaufort en comparación con 2012,” decía Ferguson. “También estamos viendo más crías de ballenas grises en el Mar de Chukchi que en los últimos años.”
Grupos medioambientales dicen que la pérdida de hielo debido al cambio climático está perjudicando a los mamíferos marinos y que el desarrollo petrolero y gas supondrá un amenaza adicional.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Para mantenerte actualizado con la mejor información, buenas noticias, denuncias, tiernas historias, videos y todo lo referente al mundo animal suscríbete dando clic (Aquí)
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario