Milagro: Luego de una explosión dueña se reencuentra con su perrito desaparecido

milagro-luego-de-una-explosion-duena-se-reencuentra-con-su-perrito-desaparecido-011
Luego de horas de agonía y larga espera, Nicole Vencovsky, logró encontrar a su amigo de cuatro patas “Jack”, un perrito mestizo de 8 meses que había desaparecido en la explosión que destruyó 9 pisos de un edificio.
El Edificio Canoas explotó, el Lunes 18 de Mayo, en San Conrado, en la Zona Sur de Rio de Janeiro. Según Defensa Civil del Estado, un escape de gas en el décimo piso habría provocado semejante desastre.
El cachorrito estaba escondido dentro del departamento y se quedó todo el día desaparecido. Su amiga humana pensó que el animal había muerto.
Nicole, de 39 años pasó horas sin saber cómo estaba Jack. El animalito solo fue localizado al final de la tarde del mismo día de la explosión, después que Defensa Civil liberó la entrada de los vecinos para que buscasen objetos personales, tales como remedos, dinero y ropa. Luego de la explosión, algunos animales fueron rescatados, pero Jack no era encontrado ya que se quedó escondido debajo de la cama de su amiga humana.
El estaba debajo de la cama, sin agua y comida con todo destrozado a su alrededor. El techo de mi casa se cayó, creí que el ya estaría muerto”, dijo Nicole aliviada y mucho al haber encontrado su fiel amigo, importándole muy poco el escenario de destrucción que presenciaba en su casa. Luego del fin de semejante angustia, Nicole salió del edificio emocionada con su amiguito en brazos. Además de 5 gatos y un perrito (Jack), una Cacatúa también fue rescatada con vida por los bomberos.
A partir del día siguiente ya los vecinos podrían entrar al edificio nuevamente para rescatar otras pertenencias de uso inmediato. El laudo de la Defensa Civil ha dicho que el edificio no corre riesgo de derrumbe, pero aún no hay previsiones de cuando los vecinos podrán volver definitivamente a sus hogares.
La explosión
Varios departamentos fueron destruidos con La explosión que sucedió en el décimo piso. De acuerdo con la pericia realizada, unos tubos de gas que estaban desconectados habrían provocado el incidente, dañando los 19 pisos del edificio.
AL menos cuatro personas resultaron heridas, entre ellas, El dueño del departamento donde sucedió la explosión. El alemán Markos Muller, de 51 años, fue internado en el Hospital Miguel Couto, en Gávea, presentando el 50% de su cuerpo quemado.

Si desea conocer más historias de animales como esta puede ingresar dando clic aquí
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario