[MILAGRO CANINO] Increíble transformación de un pequeño que nadie creyó que pudiera recuperarse

Incre%C3%ADble-transformaci%C3%B3n-de-un-peque%C3%B1o-que-nadie-crey%C3%B3-que-pudiera-recuperarse-1a
Los milagros existen y sin lugar a duda quienes más lo merecen son ellos… Tienes que conocer cómo éste fue posible! No dejes de leerlo

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

En Mayo pasado, Stephanie Smith Justus, una voluntaria de la Humane Society de Virginia, Estados Unidos, recibió una llamada de un vecino preocupado. Él acababa de ver un pequeño perro en estado de extrema necesidad de ayuda y no sabía que hacer.

Stephanie, que también trabaja para el refugio estatal no eutanásico del Condado de Buchanan, no lo dudó, pidió apoyo a su marido y corrió hasta el final de la calle donde el vecino dijo que había visto al pequeño.

Luego de varias horas de buscar por el, caía la noche y estaban a punto de darse por vencidos, cuando en un momento el marido de Stephanie encontró al desdichado ser, recostado sobre un montón de hojas y dijo “Stephanie, no creo que el pueda sobrevivir
Éste pequeño de apenas 4 meses de edad, tenía en su cuerpo las marcas del más brutal abandono animal que hubiéramos visto. “Estaba todo escaldado, herido, desnutrido, deshidratado, con sarna; su estado era tan grave que ni siquiera en mis mejores sueños podía ver una salida para él” dijo Stephanie
La suerte quiso que un veterinario se había mudado hace poco tiempo cerca de la casa de Stephanie y apenas como recogieron al pequeño corrieron allí con él.
El veterinario revisó al pequeño, que más tarde fue bautizado Watkins, por la calle donde fue hallado y lo que encontró en el no era bueno “El veterinario me dijo que él estaba muriendo” dijo Stephanie.
Pero las malas noticias para él no acababan en su piel. La piel era solo el comienzo del horror que éste pequeño había padecido. Descubrieron que alguien le disparó en varias ocasiones con una pistola de perdigones, pesaba apenas 15 kg y había pasado tanto tiempo sin comer que sus intestinos estaban casi pegados entre sí.
Y debido a la severa desnutrición, sus tobillos no se habían desarrollado correctamente “Sus tendones habían perdido toda elasticidad; no podía ponerse de pie ni apoyarse en sus almohadillas que ardían en llagas por la sarna y al no poder apoyarlas en el suelo, aprendió a caminar con sus tobillos y por eso sus patas estaban tan torcidas. Era tan doloroso verlo caminar así…
La sarna se había apoderado de tal manera de su cuerpo, que su pequeño cuerpo estaba a punto de perecer, rebosaba de fluidos cuando comentó que tenía un parche húmedo de al menos 20 cm que rodeaba todo su trasero “Él estaba tan hinchado…
La pareja estaba con el corazón destrozado por la situación de Watkins, pero tenían algo claro, harían lo que estuviera en sus manos por salvarlo.
El veterinario que lo evaluó inicialmente le dijo a la pareja “Esto está demasiado mal, creo que deberías pensar en la eutanasia” y Stephanie dijo entenderlo, pero que quería hacer lo que fuera mejor para él y en ese momento tomó la decisión correcta y dijo “No, vamos a esperar”.
El camino desde allí no fue fácil. Apenas trasladado a una clínica veterinaria Watkins necesitaba resolver el problema de sus intestinos “pegados” y necesitaba cirugía de urgencia y nadie creía que fuera a sobrevivir el procedimiento. “Los doctores me dijeron que me despidiera de él porque era una posibilidad muy grande que el muriera durante la cirugía y así lo hice. Esperé fuera por horas hasta que el procedimiento acabó y cuando entré, ahí estaba él! Luchando por su vida, con vida!
La larga lucha de Watkins no acabaría ahi. Semanas después de la operación el se puso inapetente, no quería comer y bajó de peso de 15 Kg. a 7 Kg. y debieron implantarle una sonda gástrica para alimentarlo. “Fue como una película de terror” dijo Stephanie sobre la recuperación de Watkins.
El pequeño pasó un total de 119 días intensos de recuperación, yendo y volviendo del consultorio veterinario, mientras luchaba lentamente en su camino de regreso a la salud y su mal comienzo en la vida. Y tan conmovedor como su situación al rescate, fue lo que empezó a suceder alrededor del caso de Watkins.
Stephanie comenzó a recibir apoyo de personas a lo largo de todo el mundo que conocieron la historia de Watkins y entre todos con apoyos específicos, oraciones y frases de aliento, animaban a la familia y al pequeño en su recuperación.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Se hizo una página de Facebook para mostrar la evolución de Watkins que tiene hoy día más de 14,000 seguidores y puedes verla AQUI.
Deseo que sus imágenes y su historia resuenen en el corazón de muchas personas, así como resonó en mi corazón” dijo Stephanie.
Y gracias a la determinación de todos y principalmente a la fortaleza de éste pequeño bebé, finalmente fue capaz de dejar la terapia intensiva y volver a casa el 11 de Julio pasado.
Por supuesto que aún no estaba completamente libre de peligro. Todos los martes debía ir al veterinario para recibir tratamiento por una infección en su oído y todos los jueves debía hacer una especie de “pequeña quimio” para acabar con la sarna que aún restaba.
Pero Watkins no dejaría de sorprender a todos con su determinación. Cuando sus piernas todavía no funcionaban adecuadamente Stephanie hizo una cita con un traumatólogo para conseguir que lo observaran, pero justo antes que llegaran a la cita “El solo se levantó y empezó a caminar como se suponía que un perro camina, no hay explicación alguna para ello, pero fue un milagro para arrodillarse y dar gracias
En los próximos meses Watkins tuvo avances cada vez más y más y aunque todavía se está recuperando al día de hoy, está mucho más cerca de una sana y feliz vida de cachorro, ahora a sus 10 meses de edad, demuestra lo que nadie jamás pensó que podría llegar a ver.
Y él está continuamente recompensando la confianza en su fortaleza que Stephanie y su marido depositaron al momento de decir “no, vamos a esperar” aquel día.
Por ejemplo, el solía tener miedo de los coches y de las podadoras de césped, pero ahora le encantan los paseos en coche y cuando están recortando el jardín, solo se sienta a mirar sin correr asustado. Se lo ve ganando su confianza día a día y corre por el patio y lo más emocionante es que ahora ya logra correr sin sufrir por sus heridas “Antes corria y cada vez que apoyaba sus patas para continuar caminando lloraba… eso ya no sucede
Es una gran alegría, el es un perro tan agradable, el se hizo más fuerte, su piel comenzó a mejorar y sus oídos están mejorando día a día
También encontró un mejor amigo en el mundo, su “langosta” que es un peluche que Watkins adora y le gusta mantenerse cerca de el a la hora de dormir y cuando no lo tiene, va por el, lo busca y lo lleva a su cama.
Teniendo en cuenta el duro inicio de vida de Watkins, él está increíblemente lleno de amor y desea darlo a todo lo que lo rodea. Tan solo fue verlo actuando como padre substituto de un grupo de pequeños gatitos abandonados que el matrimonio rescató “si no creíamos en el amor de Dios, realmente verlo como cuida, limpia y se preocupa de éstos gatitos, aún cuando él no está recuperado del todo, habla de lo mucho que aún nos falta por ser dignos responsables del mundo que nos dieron para cuidar“.
El pequeño aún tiene un largo camino por recorrer y actualmente está siendo medicado para ayudar a controlar su nivel de estrés, que también le provoca un poco de caída de pelo. Pero cada día que pasa revela más acerca de éste increíble pequeño y cómo el va enterrando poco a poco el trauma que debió vivir con tan poco tiempo de vida.
Los médicos de Virginia Tech me dijeron que esperaban y oraban por él, pero no creían realmente que lo lograra, pero él… nos sorprendió a todos! Es un milagro en realidad!” dijo la orgullosa Stephanie

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_594532’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Si deseas contribuir a cubrir los gastos veterinarios del tratamiento que Watkins aún necesita, puedes hacer una donación AQUI.
Y te pedimos que como Stephanie y su marido, cuando veas un animal abandonado no solo te pongas a esperar que alguien haga algo por el, TU TAMBIÉN ERES ALGUIEN y tu también puedes hacer algo. 
Stephanie y su marido son como tu, dos personas comunes que tan solo intentaron con su corazón algo y lo han logrado. Tomemos su ejemplo y busquemos darles una vida digna a tantos miles de animales que nos necesitan uno a la vez.

Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí

Ayúdanos con tu difusión y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario