[LAMENTABLE] Hombre muere luego de salvar a su amado perro del ataque de otro can

Un hombre mayor que salvó a su amado perro del ataque de otro can, lamentablemente murió días después por no curarse a tiempo de una mordedura que recibió al separarlos.

Bill George, de 68 años, contrajo sepsis cuando fue mordido en la mano izquierda, mientras trataba de salvar a su perrihijo cuando peleaba con otro perro mucho más grande.

Preocupado solamente por la salud de su amado Charlie, posteriormente Bill corrió a llevar al perro herido a un veterinario para que sea atendido, pero no se preocupo por sus propias heridas y ese fue su peor error.

A medida que su estado se deterioró con fiebre, escalofríos, respiración rápida y ritmo cardíaco acelerado, su familia preocupada le rogó que vaya a ver a un médico.

Después de cuatro días, el hombre jubilado visitó a su médico de cabecera y este le dio medicina anti tétanos y antibióticos, pero su salud empeoró y fue trasladado al hospital al día siguiente.

En ese momento cuando recibía la ayuda, el padre de dos hijos sufrió un fallo multiorgánico. Lamentablemente los médicos no pudieron hacer nada para salvarlo y murió el 16 de octubre del año pasado, una semana después del incidente.

Un médico forense encontró que el Señor George murió de sepsis – una infección bacteriana que provoca insuficiencia orgánica – como consecuencia de una mordedura de perro, probablemente por el perro llamado Rocco.

La audiencia escuchó que el señor George se negó a reportar el incidente a la policía porque no era ‘una hierba’ y no quería que Rocco fuera lastimado.

Pero después de su muerte su familia presentó una denuncia a la policía, que inició una investigación y se apoderó de Rocco bajo la Ley de Perros Peligrosos.

El animal fue devuelto posteriormente a su irresponsable dueño, Michael Osborne, en virtud de que el comportamiento del perro no era agresivo, ya que no se pudo probar si el señor George había sido mordido por Rocco o por el mismo Charlie.

El animal no podría tampoco ser clasificado como un Pit Bull, ya que injustamente están prohibidos en el Reino Unido.

El hijo del señor George, Robert George, dijo: “Era un hombre muy orgulloso quién habría pensado que estaba pidiendo ayuda a alguien.

“Siempre fue un amante de los perros, así que tengo que imaginar que no estaba dispuesto a ser el responsable de acabar con la vida de otro perro.

El forense, registró un veredicto de muerte por sepsis, una infección bacteriana que provoca insuficiencia de órganos, como consecuencia de una mordedura de perro. El cuerpo tiene una elevada respuesta inmunitaria a la infección bacteriana causando un pobre flujo sanguíneo, lo que priva a los órganos de nutrientes y oxígeno.

Lamentablemente el amor por los animales y la necedad del señor George, hizo que descuide su bienestar porque posiblemente de haber sido atendido a tiempo él ahora estaría vivo junto a su amado Charlie.

Que en paz descanse.

Los perros no tienen la culpa, porque cada dueño es responsable por sus animales y muchos problemas ocurren por la negligencia de los malos dueños que suelen dejar sueltos a sus perros confiando en que ellos se comportarán de la forma que desean. Eso es un terrible error que conduce muchas veces a la tragedia.

Tomemos conciencia y siempre salgamos a pasear con nuestros debidamente seguros con su correa.

Déjanos saber tu opinión