La naturaleza se manifiesta en contra de la guerra (imágenes)

la-naturaleza-se-manifiesta-en-contra-de-la-guerra-09
Todos sabemos el maltrato que viene padeciendo la naturaleza por culpa del hombre, uno de los peores daños de depredación fue causado por las guerras y simbólicamente hoy la naturaleza nos muestra su mensaje. 

Rusia.- Mucho después de que el polvo de la pólvora de la última batalla se ha asentado, después de que los muertos se han enterrado y el confeti del desfile de la victoria ha sido tirado, la naturaleza sigue soportando las cicatrices de los conflictos humanos.
Una notable serie de fotos tomadas en un bosque de Rusia han estado circulando en las redes sociales y nos muestra lo que sucede con el paso del tiempo a los instrumentos inhumanos de carnicería desechados en el bosque.
Las imágenes impactantes, muestran fusiles, proyectiles de artillería, granadas y palas de zapadores incrustados en los troncos de los arboles, se puede decir que han sido tragados por el entorno natural, en un acto silencioso de protesta de la naturaleza en contra de la locura inhumana depredadora. 
Algunas de las imágenes más fuertes de la secuencia muestran esbeltos árboles que crecen a través de agujeros de los cascos del Ejército soviético.
La forma y el estado de los equipos de protección indican que los cascos pertenecían a soldados del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.
Teniendo en cuenta que cada uno de los cascos esta dañado, sus dueños probablemente habían tenido un final violento.
Posiblemente los cascos se posaron sobre los árboles jóvenes durante una batalla. Con el tiempo, los árboles adultos abrieron los agujeros de las balas y los cascos prácticamente quedaron adheridos.
Alexander Ostapenko, un entusiasta investigador de la historia militar soviética y la Segunda Guerra Mundial, compartió algunas de las imágenes en su cuenta de comunicación social VKontakte.
En un mensaje a MailOnline, el señor Ostapenko reveló que la mayoría de las fotos que se han tomado son del área de Puente de Neva, conocido como Nevsky Pyatachok, que fue el lugar de una de las campañas más importantes durante el devastador asedio de Leningrado que duró desde septiembre 1941 a mayo 1943. 
El Ejército Rojo perdió cerca de 260.000 soldados, mientras que la lucha contra la reapertura de las comunicaciones terrestres con los hambrientos, ciudad diezmada, que había sido cortado del resto del país por la invasión de las fuerzas alemanas.
Algunos de los llamados “objetos” son expuestos en este museo militar al aire libre incluyen una ametralladora Maxim circa de 1891; un rifle Mannlicher Carcano circa de 1891, entre otros.
Según algunas estimaciones, la Unión Soviética perdió unas 20 millones de personas, tanto militares como civiles, en el transcurso de cuatro años entre 1941 y 1945. Al menos 14 millones de las víctimas eran soldados y oficiales.
Las conmovedoras fotografías capturan los restos oxidados de la cruel e inhumana Segunda Guerra Mundial abrumados por los árboles parece darnos el mensaje de que al final, después de todas las muertes, de todas las medallas que se entregaron a los héroes y la firma de los tratados de paz, el único verdadero vencedor debe ser la naturaleza.

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario