La inactividad física puede provocar la muerte

Sedentarismo

Loading...
La inactividad física provoca una de cada 10 muertes a nivel mundial, según una serie de estudios publicados en la revista médica británica The Lancet, que la ponen a la par de los peligros de fumar y la obesidad.
En un reciente estudio demostró que solo en la Argentina mueren cada año unas 39 mil personas de entre 40 y 79 años por causas asociadas a la inactividad física, una cifra cercana a los 40 mil decesos anuales que provoca el consumo de tabaco.
En todo el mundo la inactividad física se convirtió en uno de los peores enemigos de la salud porque, al igual que el tabaquismo o la obesidad, produce una importante carga de enfermedad, discapacidad y muerte. Lo aseguró el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, al tiempo que destacó que “el aumento de inactividad física en el último tiempo es notable y, de no producirse un cambio de hábitos en la comunidad, de acuerdo a estudios realizados por la cartera a mi cargo se prevé que para 2016 el 64,8% de los argentinos será inactivo“.
Por otro lado los investigadores de Harvard, dicen que la inactividad causó un incremento en las muertes por enfermedades cardiacas coronarias, diabetes tipo 2, cánceres de mama y colon, y provocó más de 5,3 millones de muertes a nivel global en 2008.
Si las tasas de sedentarismo disminuyeran incluso entre 10% y 20% en todo el mundo, dicen, se podría salvar entre medio millón y 1,3 millones de vidas anualmente. Esto también aumentaría casi un año a la esperanza de vida global.
Debido a que gran parte de la población mundial está inactiva, esto se presenta como un importante problema de salud pública.
En comparación con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2004, se duplicó la cantidad de muertes que se creían atribuibles a la inactividad física.
De acuerdo a los resultados del estudio, se estima que a nivel mundial la inactividad física causa el 6% de la carga de morbilidad por cardiopatía coronaria, el 7% de la diabetes tipo 2, el 10% de cáncer de mama y el 10% de cáncer de colon. Además, provocó el 9% de la mortalidad prematura y más de 5,3 millones de las 57 millones de muertes que se produjeron en todo el mundo en 2008.
Son las personas mayores, con más dinero y mujeres tienen mayor riesgo
Un tercio de los adultos, y cerca del 80% de los adolescentes en todo el mundo, tienen un mayor riesgo de enfermedades como resultado de la inactividad física, según uno de los estudios
Según el informe, aproximadamente 1.500 millones de adultos en el mundo enfrentan un aumento de entre 20% y 30% de riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y ciertos cánceres.
Los investigadores también encontraron que los niveles de inactividad variaron ampliamente en todo el mundo, con los menores niveles en Bangladesh (5%) y los mayores en Malta (71%).
“En la mayoría de los países, el sedentarismo aumenta con la edad y es mayor en las mujeres que en los hombres [34% contra 28%]”, escribió el médico Pedro C. Hallal, profesor en la Universidade Federal de Pelotas, Brasil. “La inactividad también aumentó en países de altos ingresos”.
QUÉ FUNCIONA PARA PROMOVER LA ACTIVIDAD FÍSICA

 La actividad física moderada, como caminar y andar en bicicleta, puede tener beneficios de salud sustanciales. Por ello, por parte de los gobernantes es importante entender qué estrategias pueden aumentar estas conductas en diferentes regiones y culturas se ha vuelto una prioridad de la salud pública.
Las campañas masivas en los medios para promover el ejercicio y los señalamientos para recordarle a la gente que sean activos (subir las escaleras, por ejemplo) tienen cierto efecto positivo.
Otros factores que mejoran la actividad física, son los eventos de ejercicio públicos y gratuitos; un ambiente que fomenta el ejercicio (como los carriles para la bicicleta y los senderos para caminar), y el mejoramiento de los transportes públicos.
Las tecnologías basadas en internet podrían ser el doble de efectivas en países de medianos y altos ingresos, debido a que el 71% de la población mundial vive en estos países y muchos tienen acceso a teléfonos celulares.
La obesidad debe ser considerada una pandemia

El último informe sugiere que la inactividad física debería ser reconocida como una pandemia global y debería ser tratada como se haría con cualquier otra pandemia de enfermedades infecciosas.
“El papel del sedentarismo sigue siendo menospreciado a pesar de la evidencia sólida de sus efectos”, escribió Harold Kohl, investigador en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Texas, Estados Unidos
Casi el 75% de los países miembros de la Organización Mundial de la Salud tiene algún tipo de plan para mejorar la actividad física, pero sólo el 55% de los planes han sido puestos en vigor y sólo el 42% de los planes en vigor son bien financiados.
“Deben realizarse mejoras sustanciales en la planeación y creación de políticas públicas, en el liderazgo y promoción, en la capacitación laboral y vigilancia”, 
Para ayudarnos o ayudar a personas con sobrepeso

Es inútil intentar ayudar a bajar de peso a una persona que no está lista y decidida para lograrlo. Inclusive las personas con gran motivación para adelgazar descubren que se necesita bastante determinación y fuerza de voluntad, por lo tanto una persona que haga los esfuerzos necesarios para adelgazar solo para hacer feliz a otra persona, nunca va a lograr bajar de peso para siempre.
Esta persona tiene que tener en cuenta lo siguiente:
ELEGIR EL MOMENTO ADECUADO: Se recomienda no empezar los esfuerzos para adelgazar hasta estar bien decidido y preparado. Algunas veces es necesario dejar la salud momentáneamente a un lado y darle más prioridad al trabajo, la familia, etc.
PONER SU SALUD COMO PRIORIDAD: Es necesario entender que una persona con sobrepeso, no puede bajar de peso sola, debe aceptar la ayuda de sus seres queridos y su entorno.
NO MALINTERPRETAR LA AYUDA: Cuando un hombre le ofrece ayuda a su pareja para bajar de peso con estas palabras: “Mi amor, ¡te quiero ayudar a bajar de peso!” -la mujer seguramente va a entender: “Debes bajar de peso porque no me gustas gorda”. En muchos casos no existe el rechazo que sienten las personas con sobrepeso cuando reciben ayuda, pero aún así sienten que la verdadera intención de ofrecer ayuda es molestar.
Lamentablemente cuesta tanto pedir ayuda para bajar de peso, porque las personas con sobrepeso sienten que sus parejas o familiares los quieren menos por culpa de su sobrepeso.
¿Cómo se puede ayudar a una persona que quiere adelgazar?
Recomendando consultar un profesional de la nutrición para iniciar un plan personalizado y no dejar que se engañe con soluciones mágicas y poco saludables.
Es importante resaltar los beneficios para la salud en vez de los cambios estéticos que se pueden lograr al bajar de peso. En vez de decir: “te verías más bella al bajar de peso 5 kilos” es mejor hacer énfasis en la salud: “tu cabello, tus ovarios, tu corazón y tu piel estarían mejor al adelgazar 5 kilos”.
Hacer énfasis en que no va a ser necesario “hacer una dieta” eternamente, sino que es mejor mejorar el “estilo de vida”.
La importancia del apoyo familiar

·         Cocinar para toda la familia: Si una persona en la familia quiere bajar de peso, no deberían servirle un plato especial con una comida diferente. Toda la familia debería involucrase y mejorar juntos el estilo de vida para demostrar apoyo y solidaridad.
·         Acompañarla a las consultas nutricionales, y ponerse al tanto de la información otorgada po el profesional para estar al tanto de las características del tratamiento.
·         Hacer ejercicios juntos: No funciona recomendar hacer ejercicio a alguien que sufre de sobrepeso si el resto de la familia se queda viendo televisión. Es importante hacer un ejercicio que se disfrute, en vez de hacer un ejercicio por adelgazar.
·         Sin reclamar ni buscar culpables busca recetas y alimentos más sanos.
·         No sabotees e esfuerzo del otro: no premies sus logros con comida o con una cena afuera y si algún día deciden salir a comer, vayan a un restaurante que tenga también opciones saludables.
·         Alégrate con gran entusiasmo cuando aparezcan los resultados del nuevo estilo de vida sano.
·         Apóyalo cuando ocurran esos días malos.
·         Nunca reclamar por haber comido algo que engorda.
Teniendo en cuenta estas simples pautas, apoyarás muchísimo a la persona que quiere adelgazar, ayudando a que mejore su salud y su autoestima, ya que logrando un estilo de vida más saludable, llenarán juntos de alegría el ámbito familiar.

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario