Investigan si se utilizan animales enfermos para alimentos balanceados para animales domésticos en España

investigan-si-se-utilizan-animales-enfermos-para-alimentos-balanceados-para-animales-domesticos-en-espana-02

La Guardia Civil inspecciona en Osuna la empresa Dasy y en Salteras Render Grasas, así como otras compañías en Lérida y Extremadura si utilizan animales enfermos para alimentos balanceados para animales domésticos y de granja
España.- El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Osuna(Sevilla) investiga si empresas autorizadas para incinerar cadáveres de animales enfermos o no aptos para consumo humano han usado esa carne y sus productos para elaborar harinas cárnicas para piensos de animales de compañía (perros y gatos) o para obtener grasas con las que se hacen piensos para pollos, vacas y cerdos, introduciéndose así en la cadena alimentaria humana.
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha inspeccionado ya diversas plantas de procesamiento de subproductos cárnicos no destinados al consumo humano en Extremadura, Cataluña y Andalucía. Según informo ABC, el martes inspecció la empresa Dasy, ubicada en Osuna y perteneciente al grupo PGG, presidida por José María Gimeno, así como Pet Food, también del grupo PGG y situada en la población leridana de Ribera d’Ondara. Ayer miércoles la Guardia Civil inspeccionó Render Grasas, en Salteras, planta autorizada para el tratamiento de subproductos cárnicos.
La cadena de producción y distribución de alimentos y productos de origen animal genera una serie de subproductos que tradicionalmente han tenido una infinidad de usos, entre ellos piensos para animales de abasto y de compañía, cápsulas de gelatina, combustibles, productos de cosmética, cebos para la pesca deportiva… Esos subproductos son llamados Sandach (Subproductos de Origen Animal No destinados a Consumo Humano) y están regulados por una normativa europea, que establece el destino que tienen que tener.
Así, los Sandach categoría 1 (procedentes de animales sospechosos de estar infectados por Encefalopatías EspongiformesTransmisibles o los que se haya administrado sustancias prohibidas) deben ser eliminados mediante incineración en plantas de transformación específicas y sus productos finales se usan como combustible en cementeras o plantas de biodiésel. Los Sandach categoría 3 (partes de animales sacrificados para consumo humano pero que no se destinen a a ese fin por motivos comerciales) pueden ser incinerados, convertidos en combustible para plantas de biogás o compostaje o transformados para obtener grasas con las que se elaboran piensos de animales destinados a consumo humano (vacas, pollos o cerdos) o harinas cárnicas para piensos de animales de compañías.

Cadena alimentaria humana
La Guardia Civil investiga si productos de origen animal (Sandach) categoría 1 se han mezclado con otros de categoría 3, lo que habría permitido que formaran parte de piensos destinados a vacas, pollos o terneras que después son comercializadas, introduciéndose así material posiblemente contaminado en la cadena alimentaria humana. El beneficio sería elevadísimo, ya que esas carnes de categoría 1 no sólo no habrían costado nada a las empresas, sino que éstas habrían cobrado dinero a los ganaderos por sacrificar a los animales enfermos o no aptos para el consumo humano o bien para deshacerse de cadáveres de animales informo ABC.
La empresa Dasy, inspeccionada por la Guardia Civil, tiene en Osuna dos plantas de tratamiento de Sandach: uno para Sandach categoría 1 y otra para Sandach categoría 3. La Unidad Operativa Central de Medio Ambiente del Seprona intervino el martes ordenadores y documentación de Dasy, según confirmó a ABC Aníbal Hernández, director de la citada planta, quien declaró que efectivos de la Guardia Civil “inmovilizaron producto, tomaron muestras de los silos de harinas y revisaron la planta“. En este sentido, aseguró desconocer qué está investigando la Guardia Civil porque hay secreto de sumario. Nosotros seguimos funcionando como siempre.
Aníbal González explicó que desde el pasado mes de abril no funciona la planta de categoría 1 porque finalizó el contrato que teníamos con la empresa pública Tragsega para la destrucción de animales. Desde abril, los animales categoría 1 que llegan a nuestra planta los almacenamos hasta que acumulamos 25 toneladas y los mandamos a la planta Render Grasas de Salteras para su destrucción. No hay posibilidad de que subproductos categoría 1 se hayan mezclado con los de categoría 3.
Inspecció de la Junta
Se da la circunstancia de que hace poco más de diez días la Consejería de Agricultura de la Junta giró una inspección a la citada planta de tratamiento de Sandach, según Aníbal Fernández. Precisamente, la Junta confirmó ayer a ABC que tenía conocimiento de la intervención en Dasy por parte de la Guardia Civil, “que pidió la colaboración en la investigación de un técnico de la Consejería de Agricultura”.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario