Inician terapia canina para presos con perros rescatados en cárceles de Ecuador

inician-terapia-canina-para-presos-con-perros-rescatados-en-carceles-de-ecuador-01

Es indudable el beneficio de tener o estar en contacto con animales para cualquier persona, por esa razón, las autoridades carcelarias de Ecuador, han iniciado un plan piloto para presos con perros rescatados. 
En Ecuador, desde hace cuatro meses se ha iniciado un plan piloto inusual, como en la cárcel de Santo Domingo, que consiste en el contacto de los presos con perros rescatados y que ahora sirven para terapia, con el fin de aliviar el estrés del encierro que tienen.

Desde el punto de vista terapéutico, la zooterapia, consiste en el contacto de las personas con animales que servirán de apoyo para diversas situaciones que deban superar, ya sean medicas o psicológicas.

Si lo aplicamos a las cárceles, las autoridades ecuatorianas consideran que el tener contacto con los animales ayudara a que los presos puedan combatir el estrés e incluso ayudar a superar problemas de adicción a las drogas. También los perros se convierten para algunos reclusos, sobretodo ancianos, en su única visita en semanas.
Las sesiones de este plan piloto, que ya es usado en otros países como EE. UU. consiste en que los reclusos seleccionados puedan tener contacto con los perros rescatados con ayuda de un instructor para hacer diferentes rutinas de juegos y deporte para ambos, como correr por diversos obstáculos a través de un circuito.
Algo muy importante para sumar de beneficio a este plan, es que varios de los perros fueron rescatados del maltrato de sus dueños y ahora siguen su propia rehabilitación junto con los presos. Ellos son muy afectuosos y dóciles pero sobretodo no discriminan. 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Mario, es un recluso que lleva un año detenido por robo. Él era adiestrador de perros cuando estaba en libertad y ahora bajo este proyecto ha tenido contacto nuevamente con perros, lo que le ha significado un apoyo y consuelo mientras cumple su condena.
“Estar encerrado es tenaz, son paredes, son rejas, es bulla, es la desesperación de todo el mundo por estar en prisión”, describe a la AFP un colombiano, cuya identidad no puede ser revelada a pedido de las autoridades.

AYUDA MUTUA

La realidad muestra que en la mayoría de cárceles en latinoamérica, la recuperación del preso para poder reinsertarse como parte positiva de la sociedad es prácticamente nula. Muchos delincuentes entran a prisión y luego de su condena salen a delinquir de nuevo. 

El hombre elige a Cristán, un dócil labrador negro. Trotan juntos por varios minutos y después Alcides ayuda a su compañero a saltar obstáculos.
Daniela Torres, psicóloga de la penitenciaría, observa el trabajo. “Con este tipo de terapia buscamos cambios de estilo de vida, que se entretengan y disminuyan el consumo de drogas“, indicó.
Jorge, otro de los reos en tratamiento, interrumpe su paseo con Otelo, un pitbull. “Me despejo y siento libertad“, apuntó este ecuatoriano condenado por asalto.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Erika Rodríguez, coordinadora de la cárcel, anotó que las terapias caninas están dirigidas a reos de las tres áreas, incluida la de máxima seguridad, donde permanecen los condenados a más de 17 años de prisión.
Al finalizar la sesión, los animales son conducidos por los internos a sus jaulas y ellos a sus celdas. 

Me gustaría seguir participando en la terapia“, dice casi en súplica Jairo, otro preso colombiano, a un guardia penitenciario.

Creemos en las segundas oportunidades, pero en condiciones que en verdad favorezcan al desarrollo emocional y mental de las personas. No es casualidad que en sociedades donde hay más incidencia de maltrato hacia los animales, también el nivel de violencia social y criminal sea muy grande.

Con información de Agencia AFP

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario