[IMPORTANTE] Como “presentar” un nuevo perro en casa cuando ya tenemos uno o varios

Como-%E2%80%9Cpresentar%E2%80%9D-un-nuevo-perro-en-casa-cuando-ya-tenemos-uno-o-m%C3%A1s-1
No hay como prever como un perro pueda reaccionar a la llegada de un nuevo compañero canino. Esta imprevisibilidad pone las personas con los nervios de punta y bastante ansiosos.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_596171’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Hoy nos decidimos a escribir sobre éste tema, en parte porque a pesar de tener manadas en la casa de cada editor de Seamos, nunca falta una incidencia que nos deja con 1 más y tal fue el caso del día de hoy, donde uno de nuestros editores recibió un nuevo habitante en casa, una perrita, lanzada por encima de una valla en el fondo de su casa… 
Y todo lo que hablamos y tratamos de inculcar al respecto de no abandonar, ser tenedores responsables y querer los animales, en el momento en que nuevamente una persona arroja tal cual una bolsa de residuos, una vida a través de una valla para deshacerse de ella… nos pone bastante tristes. 
A pesar de todo, la nueva “inquilina” llamada Gusi, llegó a manos que la protegerán y luego que la evaluemos con el veterinario y veamos si está todo bien, será esterilizada y puesta en adopción responsable.
COMO INTRODUCIR UN NUEVO MIEMBRO DE LA MANADA?
Siempre nos preguntamos ¿Será que mis perros residentes van a aceptarla? Será que mi perro más antiguo me perdonará por dejar entrar un “intruso”? Podrán enfermarse de celos? Los miedos siempre aparecen, sobre todo y como es nuestro caso, se trata de animales mayores de edad, y la recién llegada, una cachorrona bastante inquieta que no pasa los 8 meses de edad.
Si el cachorro es mucho menor de tamaño que el adulto que tenemos en casa, tenemos miedo de que el adulto hiera gravemente al cachorro, si el cachorro es de raza grande y nuestro adulto es pequeño, nos comemos las uñas con miedo de que el cachorro no se dé cuenta de la fuerza que tiene y lastime a nuestro otro perro.
Entonces ¿Que podemos hacer? ¿Qué es lo normal? ¿Qué puede considerarse fuera de los límites?
La primer cosa a resaltar aquí es que, los perros nacieron para vivir en grupos, sean ellos compuestos de humanos, caninos, o de ambos. Por eso, en la gran mayoría de los casos, todos se “acomodan” y acaban aceptando al “nuevo”. Sin embargo, ésta fase de adaptación, puede suceder de forma muy diferente a lo que la mayoría imagina.
Eso porque esperamos que los perros tengan actitudes de humanos, y no propias de perros. Desde allí que muchas actitudes normales en el lenguaje canino, nos parecen extremadamente agresivas a nosotros los humanos.
Analicemos las cosas desde el punto de vista de un perro que se ve de repente teniendo que dividir su espacio que hasta ahora solo le pertenecía a él, (más cuando ni siquiera hemos tenido oportunidad de presentarlos gradualmente en un ambiente neutral como fue nuestro caso de hoy que el arribo fue de repente ).
De repente llega un cachorro lleno de energía, que roba la atención de todos. El o los adultos de la casa, si es 1 deja de formar parte de una manada humana y pasa a formar parte de una manada mixta. Si son varios, ven como el recién llegado está quitando un poco de protagonismo.
Como son un grupo, limites necesitan ser delineados para mostrar las diferencias entre cada uno y quien manda entre todos. Generalmente los adultos le harán entender al cachorro que no es llegar haciendo fiesta, sino que todo lleva un tiempo.
La puesta de limites en el lenguaje canino es transmitida por ronquidos, ladridos y mostrándole los dientes al recién llegado. Muchas veces puede suceder que los adultos, luego de olfatearle hasta las uñas, ignoren al recién llegado.
Todo debe ser permitido y tolerado, por más que nos parezca cruel, o que el cachorro está siendo amedrentado. Es muy importante que podamos permitir que el adulto establezca el orden en la manada y nosotros como líder de manada ver que no se pase de establecer límites a la agresión violenta
Solo de ésta forma podremos armonizar un recién llegado a la manada y que vivan en armonía sin tener que andarlos separando todo el tiempo.
En situaciones normales no suceden agresiones físicas, quedando todo en el nivel de amenaza. Sin embargo, tener animales de tamaños muy diferentes, no es muy recomendable
Muchas veces un perro grande puede lastimar gravemente un perro pequeño, inclusive que la intención original no sea esa. Aún así, si el perro pequeño es más anciano, no te asustes si el le da unos ladridos y quizás algún mordiscón al cachorro, a pesar que sea 10 veces mayor de tamaño. No es el tamaño que los define, sino el liderazgo y temperamento.
La mayoría de veces en que hay problemas, son causadas por la interferencia humana. En la intención de proteger al pobre cachorrito, los humanos acaban privilegiando al cachorro, mimándolo y rezongando al perro adulto por “ser cruel”. 
Con esa actitud solo logramos pasar el mensaje de que el líder no es el perro adulto, lo que provoca que se vea en la obligación de mostrar a los demás que el líder si es el. ¿Cómo lo hace? Atacando al cachorro, demostrando que es más fuerte.
Deja que ellos se entiendan libremente. Gradualmente el cachorro va a aprender cómo debe comportarse con sus nuevos compañeros y las cosas van encajándose de a poco. ¡Así debe ser!

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_596169’]={‘i’:__lxGc__.b++};

COMO HACER LA PRESENTACIÓN
Si tienes la suerte que no te arrojen un nuevo miembro de la familia por la puerta del fondo (como nuestro caso) tendrás la posibilidad de planificar la introducción del mismo. 
Lo ideal es llevarlos a un territorio neutral. De ésta forma el adulto no verá al cachorro como un intruso en su territorio, lo que facilita bastante el contacto entre ellos.
Si ésta opción no fuera posible, una buena alternativa es colocarlo en habitaciones separadas por una puerta (cerrada). Ellos no podrán verse, porque el contacto visual muchas veces puede resultar amenazante, pero sentirán el olor el uno del otro por debajo de la puerta.
El olor es una buena tarjeta de presentación para los perros. No tengas prisa. Deja que ellos se olfateen tranquilamente hasta que se sientan satisfechos. Cuando veas que están bastante relajados, abre la puerta despacio y permite que hagan contacto visual.
Para ayudar en la armonización de la manada, toma una tela vieja, pásala por el cuerpo del cachorro y entonces colocas ese paño debajo del plato de comida del perro adulto. Así el adulto irá a asociar el olor del cachorro con una experiencia placentera y directamente ligada a su supervivencia, lo que también facilitará la aceptación del cachorro.
OTROS CONSEJOS
Juega mucho con el perro adulto, principalmente cuando el cachorro estuviera cerca. Muéstrale que su lugar en tu corazón está intacto. Sal frecuentemente para pasear con ellos, tal como siempre y permite que pueda tener tiempo a solas contigo, como solían tener.
Recuerda siempre respetar la jerarquía de la manada y que el líder máximo eres tú, pero cuando llegues a saludar, el que se saluda primero es al perro mayor, no al cachorro. De la misma forma, se debe alimentar primero al mayor y luego al cachorro.
No trates a ninguno de ellos como “pobrecitos”, dándoles concesiones. No hay nada de que sentir pena de una relación entre animales, porque cuanto más claros y fuertes sean los límites que TU le impongas, más rápidamente las cosas se ajustarán entre todos.
Los juegos entre perros acostumbran ser un tanto cuanto intensos y a veces parecen agresivos. Casi siempre involucran luchas o persecuciones. Es de ésta forma que el cachorro desarrolla sus habilidades y además, se distraen bastante cuando juegan así. Por tanto, a menos que veas una situación clara de agresión, NO INTERFIERAS.
Si tu perro adulto nunca demostró cualquier disturbo de comportamiento, no hay motivo para creer que empezará a demostrar a partir de que llega un nuevo “inquilino”. La llegada del cachorro no será motivo para que disparen sentimientos perversos en un animal, sobre todo porque los animales no saben de esos sentimientos.
Si conoces bien a tu perro y no ha sido agresivo nunca, no debería serlo cuando le presentas un nuevo amigo o amiga.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_596170’]={‘i’:__lxGc__.b++};

LO MÁS IMPORTANTE
No sufras cada vez que el adulto le ronca al cachorro… Te está ayudando a educarlo! Buena suerte! Pronto compartiremos algunas fotos de nuestra nueva inquilina…cuando logremos que se esté quieta en un lugar y la fotografía no salga movida!
Nosotros hoy no hemos tenido la posibilidad de hacer muchas de las recomendaciones que te damos y nos hubiera encantado poder ponerlas en práctica porque la tarde hubiera sido mucho menos tensa. Por momentos parecía que nada funcionaría, porque tenemos alguna anciana muy quejosa y territorial, pero a éstas horas, todos están durmiendo en paz, compartiendo el mismo dormitorio. 
Para evitar los nervios, siempre que vayas a adoptar un nuevo pequeñito o pequeñita, ten a mano éstos consejos, porque de verdad que ayudan cuando los podemos poner en práctica!
Y ADOPTA SIEMPRE! NUNCA COMPRES ANIMALES
Si desea conocer más Consejos
Útiles y de Salud Animal, puede ingresar dando clic
 aquí
Ayúdanos con tu difusión y apoyo. Únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario