Impactante momento en que un elefante decide “jugar” con un auto y dos ocupantes dentro

impactante-momento-en-que-un-elefante-decide-jugar-con-un-auto-y-dos-ocupantes-dentro-011

El susto de sus vidas se llevaron los ocupantes de un auto cuando un elefante con exceso testosterona decidió “jugar” con el vehículo en el que viajaban.
Este es el momento en que un elefante macho en estado musth que es cuando sus niveles de testosterona pueden llegar a 60 veces mayor de lo normal, ha decidido conocer de cerca una ventana trasera de un estacionado.
Los dos ocupantes quedaron aterrorizados cuando en el VW Polo en que viajaban se encontraban en el lugar equivocado en el momento equivocado, cuando un gran elefante se inclinó para frotarse contra el techo y el capó del vehículo.
Las increíbles imágenes fueron tomadas por Armand Grobler, un guía de campo y el administrador del albergue, en el Parque Nacional de Pilanesberg en Sudáfrica.
Él dijo: “Yo estaba haciendo la etología (estudio del comportamiento animal) en ese momento, así que tuve una comprensión básica de lo que estaba pasando.
“El elefante presumiblemente estaba en estado musth, que ocurre cuando un macho elefante tiene una cantidad excesiva de testosterona (60 veces más de lo normal), convirtiendo incluso al más tranquilo Dumbo en un toro furioso.”
Sin embargo, a pesar de que estaba en esta condición, no presentaba signos de agresión o frustración y estaba en un estado de ánimo más lúdico.
Los elefantes utilizan con frecuencia troncos, árboles pequeños y rocas para aliviar una picazón o eliminar parásitos, pero con el coche tan cerca a mano, era una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar habrá pensado.
El Sr. Grobler agregó: “No estábamos seguros de qué hacer en esa situación cuando el elefante se puso en contacto con el auto, y cuando estaba siendo aplastado, temía por la vida del conductor y el pasajero, pero nuestros esfuerzos eran muy limitados en cuanto a lo que podríamos hacer.”
Los dos pasajeros en el coche, un hombre y una mujer, no sufrieron dañó alguno, sólo fue una mal sacudida. Ambos estaban en estado de shock, pero felices de estar vivos.
El auto no tuvo tanta suerte. Por lo que pudimos ver y oír, todas las ventanas se rompieron, el techo estaba muy abollado y toda la parte superior del coche se rompieron. Los cuatro neumáticos habían reventado y el chasis estaba roto.
En cuanto al elefante, después de dar a sí mismo una buena rascada, continuó en su camino muy tranquilo, ajeno a la destrucción que había dejado atrás
Para mantenerte actualizado con la mejor información, buenas noticias, denuncias, tiernas historias y todo lo referente al mundo animal suscríbete dando clic (Aquí)
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Dile NO a los zoológicos, circos, parques marinos y a todo “espectáculo” con animales. Ellos merecen ser libres por eso No contribuyamos con su maltrato.


Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario