Innovador proyecto de alumbrado público con caca de perro

parkspark-2
En Cambridge, Massachusetts se están haciendo cosas muy interesantes. Recientemente han inaugurado la obra de un artista conceptual, Matthew Mazzotta: una farola urbana alimentada completamente con excrementos de perro.

EE.UU.- El funcionamiento es bien simple: tiras las cacas en un contenedor donde son digeridas por las bacterias y se produce gas metano, que se almacena y se utiliza para encender una lámpara por la noche. Biodigestores parecidos se usan en plantas industriales de transformación, lo inusual es verlos a una escala tan pequeña, tan humana.
En los parques para perros se suele producir una importante cantidad de excrementos. Esta nueva farola ayudará a la gente a conectar sus acciones con el sistema energético (caca=energía). Más importante aún, subraya la idea de que existen muchas fuentes potenciales de energía a nuestro alrededor.
Si vamos a consumir cada vez menos petróleo, conviene que vayamos aprendiendo a combinar distintas fuentes de energía, desde la solar a la eólica, o también, porqué no, de las cacas de perro.
Vía  World Changing

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Loading...

Déjanos saber tu opinión

One thought on “Innovador proyecto de alumbrado público con caca de perro

Agregue un comentario