[HORROR] Ríos de sangre en las calles después del Degollamiento Masivo de Animales para el Eid al-Adha

horroroso-rios-de-sangre-en-las-calles-despues-del-degollamiento-masivo-de-animales-para-el-eid-al-adha

El espectáculo espantoso se dio cuando miles de animales fueron sacrificados por la celebración musulmana y su sangre fue esparcida por las calles de Dahka gracias a la fuerte lluvia.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593382’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Los ríos de sangre fluía a través de las calles de Dhaka, en Bangladesh, el último martes por la mañana después de que fuertes lluvias del monzón se mezcle con la sangre de los animales sacrificados para la fiesta musulmana de Eid al-Adha.

Las autoridades de Dacca habían designado zonas de la ciudad donde los residentes podían matar a los animales, pero las fuertes lluvias hizo que la sangre corra por toda la ciudad.
La fiesta anual, conocida como la Fiesta del Sacrificio, es la segunda fiesta más importante del año para los musulmanes.
Las familias marcan el día del sacrificio de ganado en conmemoración de la prueba de fe en el profeta Ibrahim. La carne de los animales sacrificados se comparte a continuación, entre familiares, amigos y los que están en condición de pobreza.
Los musulmanes esta vez, salieron a aparcamientos, garajes y callejones para matar cabras, ovejas o vacas y su sangre fluyó por las calles, tiñéndose de roja. 
A pesar de que las matanzas dejan una gran cantidad de sangre en las calles todos los años, el fuerte aguacero convirtió las calles en ríos rojos.
Muchos residentes criticaron a los funcionarios de la ciudad por el sistema de drenaje defectuoso de Dacca, que ha sido durante mucho tiempo un problema.
En este día, los musulmanes que están en La Meca concluyen los ritos de su peregrinación y, después de la oración especial, sacrifican o pagan para que un matarife cualificado sacrifique en su lugar, generalmente un cordero. 

Sin embargo, la mayoría celebra la festividad en sus lugares de residencia, acudiendo a las mezquitas para la oración y luego, aquellos que pueden hacerlo, sacrifican y celebran una comida a la que se invitan mutuamente. 
Normalmente suele celebrarse al aire libre, en las afueras de las ciudades, en una zona abierta denominada musalla.

Desde 2010 esta celebración es oficial en los territorios españoles continentales del norte de África: Ceuta y Melilla

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593381’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Dos toros que iban a ser sacrificados en un festival musulmán causaron el caos después de escapar de su cruel destino.

Los dos escapes ocurrieron en diferentes lugares, uno en el distrito de Buca de la provincia de Izmir, al oeste de Turquía y el otro en el distrito de la provincia de Kocaeli Korfez al norte del país.
Ambos casos fueron filmadas por los testigos que usaron sus teléfonos inteligentes y mostraron a los dueños corriendo frenéticamente para capturarlos


Con respecto a esta celebración, debemos dejar en claro que nosotros no discriminamos y por el contrario, respetamos todas las creencias religiosas; sin embargo, no estamos de acuerdo bajo ningún concepto, con la muerte de seres inocentes en nombre de la fe. 
A través de los años, muchas religiones han evolucionado y han descartado los actos que involucraban la tortura y muerte de otro ser, pero esto hasta ahora no ha ocurrido con los musulmanes.

A pesar que son la mayoría, sabemos que existen musulmanes que no apoyan estas formas retrógradas de sacrificio y por el contrario respetan la existencia de todo ser. 

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_592482’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Hace unos meses publicamos el acto de amor de una mujer musulmana que a pesar del estigma de que los musulmanes no tocan a los perros, se detuvo para socorrer a un perro atropellado dando un verdadero ejemplo de misericordia. Puede leer su historia dando clic aquí.

En junio publicamos el invaluable ejemplo de Desy Marlina Amin, una mujer musulmana que durante los últimos 15 años, se ha dedicado a cuidar y alimentar centenas de animales abandonados en las calles cerca de su casa en Lombok, Indonesia a pesar de que es constantemente amenazada de muerte por aquellos fanáticos religiosos que desprecian la vida de un perro calificandolos de “inmundos”. Puede leer su maravillosa y ejemplar historia así como ayudarla dando clic aquí 

El espíritu de la bondad y compasión de un verdadero ser humano no tiene barreras y trasciende por encima de los prejuicios y creencias absurdas que van en contra de la ayuda a un ser necesitado

El verdadero sacrificio y demostración de la fe en Dios se da en base a las buenas acciones y lo que guarda en el corazón cada persona respetando su creación y viviendo en armonía con la misma.

Si desea conocer más sobre las manifestaciones en contra del maltrato hacia los animales, así como movilizaciones por sus derechos puede dar clic aquí

Ayuda a crear conciencia difundiendo esta publicación y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario