Hombre generoso pago 6.000 dólares de veterinario para salvar a una perra de una muerte segura

extrano-generoso-pago-6000-de-veterinario-para-salvar-una-perra-de-una-muerte-segura-01
Una historia que nos da el mejor ejemplo de lo que realmente significa el espíritu de la Navidad, cuando un extraño decidió salvar a una perra atropellada antes de que le apliquen la eutanasia.


Esta historia comienza cuando Cari Reiter tuvo que ir al hospital para una cirugía de rodilla a inicios de mes y iba a dejar a su amada perra, llamada Delilah en la casa de un amigo. 

Pero cuando venían a casa para llevarse a Delilah, ella se escapó de la casa. Amigos y familiares de inmediato fueron a buscar a la perra, pero no pudieron encontrarla. 

Al día siguiente, Cari recibió una llamada telefónica terrible de su veterinario diciéndole que Delilah había sido atropellada por un auto y que sus patas traseras fueron gravemente heridas. El hombre que había golpeado a Delilah junto a otro hombre que fue testigo de lo que paso, condujeron Delilah a un veterinario de emergencia. 

Cari habló con el veterinario, pero lamentablemente la esperanza de vida de su amada perra se condicionaba a un gasto muy grande de dinero que para ella era imposible de pagar, fue así que con todo dolor de su corazón tomó la difícil decisión de poner a Delilah a dormir. 

El buen hombre que ayudó a llevar a Delilah al veterinario, al ver la impotencia de su dueña por salvar a su amada compañera, dijo que quería ayudar a mantener viva a Delilah, pero Cari no podía aceptar su amable ofrecimiento porque no tenía forma de pagarle. 

Al día siguiente, Cari recibió otra llamada diciéndole que Delilah estaba todavía viva. El desconocido, dueño de un gran corazón llamado Gus Koucouthakis, a pesar que Cari, aunque queriendo, había rechazado su oferta el día anterior, él decidió  llevarse a Delilah a un especialista para que la opere y se hizo cargo de pagar la cuenta de $ 6,000 dólares

Luego de la operación, Delilah tenía una pierna amputada y otra con una placa y tornillos, pero estaba viva. 

Cuando Cari salió del hospital, se encontró con Gus cuando trajo a Delilah a casa con ella. Ella nombro a Gus como su “ángel de Navidad” y hasta ahora sigue impresionada por su gran generosidad. 

Tanto Cari y Delilah, por ahora no son tan firmes sobre sus pies después de sus cirugías recientes y ambas van tener que aprender a caminar de nuevo en los próximos meses. Pero Cari está feliz de que toda su familia estará junta para Navidad, gracias a la bondad de Gus.
Lo que hizo este buen hombre, nos da la definición exacta de lo que es la navidad, compartiendo lo que tenemos, no lo que nos sobra, con los que más necesitan. Muchas gracias Gus y Feliz Navidad!

Si usted tiene una conmovedora historia animal y desea compartirla con el resto del mundo, comuníquese con nosotros a: [email protected]

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...
ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario