[HEROICO] Hombre se arroja al mar para rescatar un oso de 180 Kg que se ahogaba

Hombre-se-arroja-al-mar-para-rescatar-un-oso-de-180-Kg-que-se-ahogaba-10

Las cosas se salieron de control al intentar atrapar éste “pequeño” y devolverlo a la naturaleza, pero un héroe apareció y las cosas salieron bien! Conoce la historia!
Cuando un enorme oso negro entra en una zona residencial y funcionarios de vida silvestre entraron en acción para atraparlo, sacarlo de allí y devolverlo a la naturaleza, es un momento siempre tenso. Todo se salió de control cuando intentaron sedar al oso con un dardo tranquilizante.
Los funcionarios no tardaron en llegar al llamado de alerta de los vecinos y su misión era la de tranquilizar el oso para lograr capturarlo con seguridad y llevarlo al bosque nuevamente. 
Fue entonces que el aventurero muchacho corrió rumbo al océano para quizás refrescarse un poco y solo momentos antes de llegar al mar, había sido alcanzado por el dardo tranquilizante.
Pero la dosis, el lugar y la agitación de este “pequeño” lograron que la anestesia del dardo no fuera suficiente para ponerlo fuera de combate un rato y a diferencia de dejarlo “asegurado” el animal empezó a sentirse totalmente desorientado, pero aún así prosiguió su camino al mar.
Al ser acertado momentos después ya dentro del agua se alzó sobre sus patas traseras y cayó hacia atrás pero no dormido, sino atontado y quedó sumergido algunos segundos dentro del agua” dijo Adam Warwick, un biólogo que trabaja en la Comisión de Vida Silvestre.
Fue entonces cuando Warwick, de apenas 90 Kg de peso decidió que haría lo que fuera necesario por rescatar al oso de 180 Kg de morir ahogado.
El biólogo llegó hasta el oso y lo jaló por la piel de su espalda, sacando su cabeza fuera del agua para permitirle respirar.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

En otras circunstancias y sobrio, el oso podía haber matado fácilmente a Warwick, pero eso no fue nunca una preocupación para él, allí había un animal muriendo y el no lo iba a permitir.
Llevó al oso nuevamente a tierra, en un esfuerzo físico realmente impresionante y ya con los pies sobre sólido, el desorientado oso cayó de agotamiento.
Un tractor ya estaba allí listo en la orilla esperando para ayudar a transportar al “pequeño” de nuevo a la seguridad.
Sorprendentemente ni humano ni oso presentaron algún tipo de lesión.
Solo tengo un par de cortes en los pies por causa de los percebes en el agua, pero aparte de eso, estoy muy bien” dijo el biólogo.
Y finalmente, el oso fue liberado en el Osceola National Forest, en donde puro regresar a la seguridad, respirar aire libre y explorar.
Este rescate ha sido un hecho impresionante, pero no es algo que cualquiera pueda intentar. En caso de animales salvajes (sobre todo los del tamaño de un oso) libres cercanos a áreas pobladas, debes ponerte en comunicación con las autoridades de fauna silvestre. 
Ellos sabrán que hacer y de hecho tendrán herramientas para evitar que nadie salga lastimado, ni el oso, ni ningún humano. Recuerda que la pata de un oso tiene garras y estando asustado sintiéndose perseguido podrían quitarte la vida de un solo golpe a cualquier humano y la mayoría de los animales salvajes no ataca por maldad, sino que ataca por pánico, por lo que si los ves extraviados o en áreas residenciales, pide ayuda.

Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario