Fotógrafo utiliza su arte para luchar contra el prejuicio de animales sin hogar y las personas tatuadas

fotografo-utiliza-su-arte-para-luchar-contra-el-prejuicio-de-animales-sin-hogar-y-personas-tatuadas-02
Un fotógrafo trata de abordar a la vez dos prejuicios diferentes pero similares, en relación con los animales de los refugios y las personas tatuadas, fotografiándolos juntos para producir conmovedores retratos.
Brian Batista esta utilizando todo su talento conmovido por la discriminación que sufren los perros de los refugios – particularmente Pit Bulls y otras razas que sufren algunas de las peores reputaciones infundadas – buscando que ellos puedan tener la oportunidad de ser adoptados luego de ser salvados del abuso y el abandono.
El fotógrafo que vive en Tennessee Nashville, dice que Little Things se inició como un proyecto en 2012 para cuestionar la idea de que todas las mascotas rescatadas están “dañadas” y que todas las personas tatuadas son “degenerados“.
Batista contó al Daily Mail que ha conocido algunas “personas increíbles” durante la producción de sus fotos, y algunos incluso más “increíbles animales.
Y agrega: “Las cosas que han visto y por las que han pasado la mayoría son algunas de las historias inspiradoras y desgarradoras que jamás hayas escuchado.”
Uno de sus temas son Richard Burgess y su cachorro rescatado Major, que fue atacado por otro perro y gravemente herido. 

Richard, que vive en Alabama, dice que Major es ahora un perro muy feliz y acertadamente tiene en sus nudillos tatuados con la palabra: “salvarlos“.
Un dúo de Steve Lawrence y su pit bull Lilly, ocurrió cuando Steve la rescató de una vivienda de la ciudad de Nashville después de que la prohibición de la adopción de la raza fue levantada.
Otro de los retratos del fotógrafo Batista es de su prometida cuando se esta tatuando mientras agarra la pata de apoyo de su Bulldog Inglés rescatada llamada Mathilda.

La pareja tiene varios perros rescatados, pero el propio Brian Batista no tiene tatuajes.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

A pesar de la persistente discriminación contra los tatuajes en la sociedad actual, son apenas el sello rebelde que lo que una vez fueron.
Uno de cada cinco adultos en Estados Unidos ahora tiene al menos un tatuaje, en comparación con sólo el 16 por ciento de la población en 2003, según el Instituto de Investigación Harris.
Aún así, los prejuicios basados ​​en el empleo parecen ser particularmente obstinados.
Brian cita un ejemplo en relación con uno de sus amigos, que se hizo un tatuaje conmemorativo en el cuello después de que su hijo de sólo cuatro años de edad, murió.
Esto es nada menos que una intimidación. No es justo y debe ser detenido. No todas las personas visiblemente tatuados están en grupos de odio, al igual que no todos los pit bulls pueden ser agresivos.

Pregúntele a una persona porque tiene un tatuaje antes de juzgarlo“, sugiere.

Si desea conocer más historias sorprendentes como la de Brian Batista puede ingresar dando clic aquí
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario