FINAL FELIZ: Conoce a Pola; una cerdita rescatada luego de 8 años de vivir un Infierno

Conoce-a-Pola%3B-una-cerda-rescatada-luego-de-8-a%C3%B1os-de-vivir-un-Infierno-91
Pola no fue rescatada solo una vez, sino dos! Ella surgió desde el peor infierno de maltrato animal posible. Conoce este ejemplo inspirador de superación de adversidades. Más información en la nota.

Pola fue rescatada de una situación de vida deplorable en Colombia, no solo una sino dos veces. Su historia es trágica pero tuvo un final feliz y la mujer responsable por salvar a Pola es un ejemplo inspirador de lo mucho que una única persona puede hacer con trabajo duro, determinación y firmes convicciones.
Cuando la reportera Tex Dworkin supo de la horrible situación de Pola, ella tuvo acceso a pocas informaciones, por ejemplo que ella había vivido en Colombia por ocho años en condiciones infernales, literalmente teniendo su rabo masticado por perros por ejemplo, antes de ser rescatada y llevada a un santuario animal para vivir el resto de su vida en paz.
Lo que ella (Tex) supo en aquel momento es que Pola ya había sido rescatada antes y que la mujer que la rescatara por segunda vez (y última), Juliana Castaneda Turner, es una activista colombiana que lucha por los animales de su país, una nación que no es muy conocida por dar un trato ético a sus animales.
Y entonces, Tex escribió a Juliana y así conocer toda la historia. Cuando Juliana respondió se disculpó por su poco dominio del ingles y como pudo le explicó cómo de Pola se convirtió en el miembro más reciente del Santuario Animal Juliana, que es el único santuario para animales rescatados de granjas existente en Colombia.
Pola fue rescatada hace ocho años atrás desde un camión lleno de crías de cerdos. La mujer que la rescató se enamoró de ella. Esta mujer tenía un refugio de perros en Colombia e inclusive que sus intenciones fuesen buenas, ella tenía más de 300 perros bajo sus cuidados, viviendo en pésimas condiciones
Básicamente no era un lugar seguro y saludable para que Pola viviera. Juliana explicó que el gobierno de Colombia no hace nada para ayudar a los animales del país, de forma que aquellos que quieren intentar salvar animales, tienen que hacerlo por su propia cuenta y con sus propios recursos.
La mujer que se enamoró de Pola, terminó perdiendo el predio en el cual mantenía todos los animales y entonces, cuando la cerda estaba con 4 años de edad, fue transferida hacia otro abrigo, que no era mejor que el primero.
Había 180 perros viviendo allí, en terribles condiciones y no había una cerca para proteger a Pola de la cantidad masiva de perros. Ese fue el momento en que comenzó su pesadilla, según Juliana.
En los últimos ocho años, Pola vivió en medio de una absoluta suciedad, entre 180 perros hambrientos que se quedaban solos constantemente y así también la asediaban, muchas veces intentaron arrancar partes de su carne. Ellos mordieron y arrancaron el rabo de Pola y parte de su vulva!
Pola no tenía suelo limpio o césped bajo sus patas en los que pudiese caminar o jugar y vivía sobre basura y heces de perro. Era alimentada solamente con balanceado barato de perros, que tiene pedazos de cerdo dentro de sus ingredientes.
Pero ella parecía no haber perdido la esperanza de un día ser rescatada de aquel infierno y de ser amada.
Y ese día finalmente llegó. La organización Amigos del Planeta, que ayuda perros, gatos y algunos caballos, fue contactada por el refugio en donde Pola estaba viviendo. Ellos dijeron a la organización que Pola no era más bienvenida en el lugar porque estaría “destruyendo todo”
Sea como fuese, el hecho de Pola se hubiese rebelado y comenzado a destruir las cosas, fue probablemente la mejor cosa que ella podía haber hecho en aquella situación, pues eso, convenció los dueños del refugio a librarse de ella.
LA ONG amigos del Planeta no poseía estructura para recibir cerdos, pero apeló al único santuario para animales de granja del país pidiendo ayuda. Y el Santuario Juliana estuvo de acuerdo en abrir sus puertas para Pola!

Fueron hechos muchos intentos y diversas idas y venidas y fueron gastados muchos recursos hasta que Juliana y su equipo fueron capaces de llevar a Pola a su nuevo hogar, pero gracias a la perseverancia de Juliana, finalmente se logró. En sus propias palabras el relato:
Cuando yo la ví, lloré de tristeza. Sus supuestos cuidadores anteriores me dijeron que si yo no me la llevase, ellos iban a matarla. Hice cuatro intentos de llevarla a nuestro santuario, incluyendo el alquiler de un camión por cuatro días consecutivos, así como la contratación de 13 hombres y la construcción de un nuevo recinto para ella en nuestro refugio

Pola fue rescatada el día 20 de Julio, fecha en la cual se conmemora el Día de la Independencia en Colombia y ella recibió su nombre en homenaje a Policarpa Salavarrieta “La Pola” que fue una luchadora por la libertad de su país. Para los funcionarios y amigos del Santuario, ella siempre será conocida afectuosamente como la puerquita que luchó por la libertad.

Ahora ella come frutas, su comida favorita, en vez de balanceado de perros. Ella puede tomar baños de sol, pisar el pasto y disfrutar de ocasionales lloviznas que caen en su cuerpo. Aún no está en perfectas condiciones de salud, sin embargo, se esta recuperando gracias a Juliana y los demás trabajadores del santuario.
Juliana se volvió vegetariana cuando tenía apenas 6 años de edad y es vegana hace 9, desde que comenzó con su santuario. Conforme ella cuenta “yo sueño con esto desde pequeña y a los 12 años de edad comencé a ahorrar dinero para comprar la granja de mis sueños


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Ella tuvo que enfrentar batallas legales sobre su tierra y la burocracia frustrante y lenta, además de propuestas de soborno e intimidación que ella dice ser comunes en Colombia.
Ahora está lidiando con la tarea de lograr un nuevo espacio para el santuario y sus 66 animales de la granja, además de perros y gatos.
Pero ella afirma que esto no la hará parar de salvar animales. Ella ya rescató otra puerquita luego de Pola. Una lechona llamada Perla, que fue descubierta arrojada a la basura con una de sus patas fracturadas.
Como el santuario no recibe ningún tipo de ayuda de parte del gobierno colombiano, se mantiene única y exclusivamente con el apoyo de personas de buen corazón que deciden enviar su granito de arena para que la causa continúe adelante. 
Si está en tus posibilidades, no dejes de apoyar las actividades del santuario donando tu participación. Estarás ayudando a Pola y a las decenas y decenas de animales rescatados que tienen en el santuario su único y más bello hogar.
PARA DONAR HAZ CLIC AQUI
Si desea conocer ejemplares y conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic aquí

Image and video hosting by TinyPic

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:

Loading...
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario