[NO LO OLVIDEMOS] El héroe de Fukushima, cuida 500 animales abandonados desde el desastre

El-h%C3%A9roe-de-Fukushima%2C-cuida-500-animales-abandonados-desde-el-desastre-1
Cuando se emitió la orden de evacuación, Sakamoto no quiso dejar atrás a sus 500 compañeros de vida, incluyendo pollos, perros, conejos, cabras, vacas, entre otros y se quedó junto a ellos hasta hoy

Ya han pasado los años del desastre que ocurrió en Japón en 2011 a raíz del tsunami, que acabó derivando en la explosión y posterior inundación radioactiva de la plata de Fukushima que hizo que mucha gente huyera de la zona. 

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El gobierno en aquel momento dispuso que la gente abandonara las zonas cercanas a la planta y todo ser vivo que quedara en el lugar lo haría bajo una situación de total desamparo. 

Pero un hombre, por el amor que siente por sus 500 protegidos, logró sobrevivir a los primeros días de destrucción como pudo. Luego  todo cambió alrededor suyo. Entonces, Keigo Sakamoto tomó la decisión más importante de su vida: no se fuese quedó en su casa a pesar de la radiación para proteger a los centenares de animales que lo rodeaban y se convirtió en el único habitante de la ciudad.



Yo soy la única persona que vive aquí, el único que queda por la noche en el interior de esta área. Si me hubiera ido, ningún animal habría sobrevivido, comento Sakamoto de 58 años en su precaria casa en Naraha.

El hombre de 58 años vivió los primeros meses aislado completamente, comiendo lo poco que encontraba, ya que las autoridades bloquearon todos los accesos desde la ciudad por la grave radiación que había en la zona. Pese a las recomendaciones de las autoridades, decidió permanecer en el lugar. El no abandonaría las 500 vidas que dependían de él… él no estaba preparado ni nunca lo estaría para ser tan egoísta.

Sakamoto vive en una zona prohibida a la que solo puede acceder el personal de la planta. Para llegar hasta esa zona son necesarios varios permisos, e incluso ahora, casi a cinco años después del terremoto y posterior tsunami que provocó el accidente nuclear, los que entran deben salir antes del anochecer.

En la actualidad, dos veces por semana (lunes y viernes), el Sr. Sakamoto va a la ciudad de Iwaki a buscar provisiones, las cuales raciona cuidadosamente para que a los suyos nunca les falte lo que necesitan.

El depende del apoyo financiero de las personas que comprenden su obra y entienden sus motivos y su entrega a la protección de los animales, algunas personas le dejan donativos en una tienda de la ciudad, que luego Sakamoto pasa a buscar. Paralelamente, también recibe vegetales descartados de un supermercado de otra ciudad, pero son 500 animales y él continúa necesitando de la ayuda de todos.


Mira el vídeo con el reportaje


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El héroe Keigo Sakamoto dice no tener miedo de la radiación, ya que él es la protección de cientos de vidas, y planea seguir haciéndolo hasta el final. Cuando debió decidir entre su vida y la de 500 seres vivos que confiaban en él, jamás lo dudó.


El dice “mi vida no vale más que la de ellos, yo no estaba ni estaré preparado para ser un ser humano tan egoísta de ver solo por mí

¿Hace falta decir más sobre éste hombre? Creemos que las palabras sobran y ahora, en la medida de nuestras posibilidades, debemos ayudarlo y no olvidar su enorme obra, por más que el tiempo pasara… los animales y él continúan necesitándonos.

Puedes enviar tu apoyo, aunque sea pequeño, a través del siguiente link AQUI

Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario