[EDUCAR Y EDUCAR] Hermosa iniciativa para sensibilizar los niños sobre maltrato animal

Hermosa-iniciativa-para-sensibilizar-los-ni%C3%B1os-sobre-maltrato-animal-1

Cada 3 minutos se abandona a un animal. Muchos terminan en refugios, pero Galgui nació para salvar conciencias cuando aún hay tiempo…

Se trata de un proyecto literario, un libro infantil (muy recomendable para los próximos Reyes de nuestros niños) cuya autora fue la rescatista de Indy (verdadero nombre del personaje Galgui). Toda la historia está basada en las vivencias con él y con otros animales que formaron parte de toda la evolución de éste pequeño junto a su familia que permitió hoy, que él tenga un hogar para siempre. 
Galgui es una historia hermosa basada en hechos reales, de un pequeño galgo que sufrió abandono a tan solo cuatro días de nacer y que buenas personas rescataron y cuidaron durante dos años hasta que apareció para él la oportunidad de un hogar definitivo que lo ama como el se merece.
Su historia es bastante conocida para los que nos dedicamos al rescate y reinserción de animales abandonados, pero no tan familiar, para las personas a las que éste “universo” le es en parte ajeno, y mantienen una idea equivocada al respecto del abandono, de la misión de los refugios de animales (de los cuales tristemente en su mayoría ponen plazos a la vida y si esos plazos expiran los animales son asesinados) y sobre la entidad de “SER” que los animales poseen y sus sentimientos y del respeto que se le merece a la vida.
Galgui era un perro abandonado más de muchos que cada año acaban en los refugios con daños físicos y psicológicos. Pero esta vez la historia tiene un final feliz, en todos los sentidos. Ahora este joven galgo se ha convertido en el protagonista de un cuento ilustrado en el que se narra una emotiva historia, la suya propia, la historia de un perro abandonado, rescatado por una pareja y su hijo, Diego, que deciden ayudarle encontrando una familia para él. Cuando Galgui y Diego se miraron a los ojos, se establece una conexión tan especial, que desde ese momento ambos deciden hacer todo lo que esté en su mano para que Galgui forme parte de su familia.

Galgui surgió en mi corazón antes que en mi mente, poco a poco, y cuando Diego, nuestro hijo mayor, tuvo alrededor de 1 año, y Miguel (su hermano) ya estaba en nuestros pensamientos, estuve preparada para escribirlo. Porque ya tenía claro lo que quería enseñarles a Diego y Miguel sobre Indy, sobre cualquier animal, sobre todos los Galguis. Quería conseguir que mis niños pudieran empatizar con un animalito, que es, básicamente, como un niño. Y contárselo en un lenguaje que pudieran entender, sin esconder nada, con esa sinceridad tan radical que sólo atesoramos cuando somos niños. Autora: María José Rodriguez Gomez

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por el cuento pasan una serie de personajes que no entienden esa conexión mágica que existe solo cuando le abres tu corazón a un animal en necesidad de amor, que nunca han tenido la suerte de amar así a un animal. Para Diego esas actitudes son incomprensibles porque considera a Galgui su igual. Y eso es lo que busca: que para cualquier niño lo natural sea ver a un perro o cualquier otro ser vivo – incluidos los humanos – como un igual. Y como tal, valore y respete su vida, su dignidad y su bienestar.
Galgui (como la mayoría de los proyectos que de verdad fomentan los valores fundamentales de una sociedad saludable) solo pudo ser financiado gracias a la colaboración de alrededor de 500 mecenas que donando cada uno pequeñas cantidades, lograron alcanzar una buena suma para permitir la edición de éste libro, que no es tan solo un libro de cuentos, sino una fortísima herramienta de concientización al respecto del buen trato que los animales deben recibir.
Cada 3 minutos se abandona a un animal. Muchos terminan en refugios, solo unos pocos escapan de la eutanasia, de la muerte trágica bajo un vehículo, de la violencia de personas sin corazón, o de la muerte por enfermedades hambre y deshidratación.
Desde las protectoras de animales exigen un mayor control legal para evitar el abandono, pero todos coincidimos que de nada servirán las leyes si las personas solo las siguen por temor a un castigo. Lo importante es concientizar, crear los valores de igualdad y respeto cuando aún es tiempo, cuando la niñez y la inocencia nos lo permite, porque es en esa época de nuestras vidas que lo aprendido se conserva para toda la vida.
Hay muchos como Galgui en los refugios esperando una oportunidad. Muchos de ellos no lo lograrán… o tal vez sí… solo dependerá de tí.
Es un hermoso regalo para tus pequeños en sus Reyes. Será el mejor regalo que cualquier padre o madre podría darle a un hijo, el regalo de un aprendizaje que lo hará verdaderamente un ser humano sensible, consciente y respetuoso para con todos, incluidos los animales que tanto como los humanos merecen consideración, respeto y por sobre la ley que los proteja, la conciencia de que respetarlos y quererlos, es lo debido.
Si deseas adquirirlo, no dejes de dar clic al siguiente enlace:
Galgui es un cuento solidario con el que queremos ayudar a las protectoras de animales que están al pie del cañón, salvando animales indefensos y maltratados, así que la autora está donando el 20% del precio de venta del cuento a las protectoras adheridas al proyecto
Pero sólo pueden hacerlo con las ventas que se hacen a través de Internet, es decir, cuando se les encarga el libro directamente a ellos (no a través de librerías), por eso es importante que puedas hacer el encargue directamente y además de beneficiarte con una excelente obra, estarás ayudando a varias organizaciones que lo necesitan y mucho para sus animales rescatados.
Esta obra fue escrita por la autora: María José Rodríguez Gómez e Ilustrada por: Andrés Arcos Corretjé

Si desea
conocer más buenas noticias de animales,  puede dar clic
 aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario