Directora de escuela primaria es despedida y condenada por no tener compasión por su perro moribundo

directora-de-escuela-primaria-es-despedida-y-condenada-por-no-tener-compasion-con-su-perro-moribundo-04
La “respetable” directora de una escuela primaria ha sido despedida desde que su caso salió a la luz cuando encontraron a su perro anciano de 17 años moribundo, sin que ella le haya prestado atención mínima. Ahora ha sido condenada por crueldad a los animales.


La corte escuchó a los testigos que aseguraron que el pequeño perro West Highland terrier de Susan Horncastle, llamado Snowy, había estado sufriendo durante varias semanas antes de que los veterinarios tuvieron que aplicarle la eutanasia. 
La directora de la escuela primaria ha perdido su puesto de trabajo – con justa razón –  después de dejar sin atención a su perro anciano enfermo hasta el punto de oler “como carne podrida” cuando ya estaba moribundo.
La mujer de 60 años de edad, quien fuera directora del colegio Nuestra Señora del Socorro en Wavertree, Liverpool, se declaró culpable de causar sufrimiento innecesario a Snowy en la Corte de Magistrados de Wirral.

El tribunal escuchó a Horncastle quien ha perdido su trabajo de 18 años desde que las acusaciones salieron a la luz.
Ella fue condenada a tres meses de prisión y dos años suspendida por el juez de distrito Michael Abelson, quien dijo: “Usted es una dama de carácter ejemplar, pero de ninguna manera podría excusar su comportamiento cuando se trataba de este desafortunado animal.
Un encargado de bienestar animal fue llamado a la casa de la entonces directora de escuela primara, el pasado 10 de julio después de que se denunciaron preocupaciones sobre el bienestar de Snowy.
El tribunal fue informado de que no había respuesta, pero el oficial podía oler un hedor “insoportable” a “carne podrida”.
El animalito de 17 años de edad, que estaba bajo de peso, tenía una infección de oído sin tratar y un tumor infectado en su parte posterior. Más tarde fue trasladado a una cirugía veterinaria en Wallasey, donde los veterinarios inicialmente pensaron que estaba muerto.
Al revisarlo se dieron cuenta de que estaba vivo, pero le aplicaron la eutanasia para poner fin a su terrible sufrimiento.
En el proceso, Chris Murphy, dijo: “Cuando se descubrió que el perro estaba en una condición terrible, el inspector Anthony Joynes de la RSPCA llevó el cadáver al veterinario, quien dijo que sus costillas se podían ver claramente y que estaba cubierto de. excrementos.
Un examen más detallado de un segundo veterinario encontró que Snowy tenía el pelaje “grasiento y enmarañado” así como los dientes flojos.
El señor Murphy agregó: “El veterinario dijo que el perro estaba en una condición terrible después de varias semanas, sino meses, de sufrir a todo nivel.
El Tribunal escuchó a Horncastle quien inicialmente negó ser la dueña de cualquier animal.
Más tarde dijo que ella había atendido al perro durante cuatro años cuando desde que su hermana, que vivía en Londres, se fue a Australia.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});


Mateo Harvey, el abogado de la defensa, dijo que Horncastle adolece de dos formas de artritis y tiene movilidad limitada. Como si eso fuera justificación para ser tan cruel.
Él dijo que su mala salud significaba que ella era incapaz de levantar a Snowy y no podía ver la masa en su parte trasera hasta que su pelaje fue cortado.
El perro fue llevado al veterinario por su hijo, quien dijo que el perro “recién” se había puesto mal alrededor de una semana atrás. Algo totalmente incierto.
Harvey también dijo que su cliente había recibido cartas “amenazantes” que están siendo investigadas por la policía. Lamentablemente abogados sin ética ni moral como estos buscan doblegar la justicia a su favor queriendo transformar a los maltratadores en víctimas
El Inspector de la RSPCA, Anthony Joynes dijo: “Este fue un caso grave de negligencia prolongada Snowy sufrió, en mi opinión, es un caso de abandono. Habría sido demasiado obvio para Horncastle darse cuenta que Snowy estaba sufriendo…
Susan Horncastle también fue condenada a pagar los costos de la RSPCA de US$ 1.500 dólares y los costos judiciales de US$ 230 dólares.

Quien no puede demostrar compasión por el prójimo y es capaz de dejar morir a su propio perro con una agonía tan prolongada no puede ser educadora ni formadora de nadie.
Denunciemos siempre a los dueños maltratadores de sus animales!

Porque nos interesa su opinión: ¿Considera justa la condena que recibió Susan Horncastle? 
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario