[CONMOVEDOR] Después de la muerte de Schoep su dueño, John Unger, vuelve a adoptar un perro sin hogar

despues-de-la-muerte-de-shoep-su-dueno-john-unger-vuelve-adoptar-un-perro-sin-hogar-02



Ha pasado más de un año desde Schoep falleció, y ahora John ha abierto su corazón nuevamente para adoptar y amar a un perro de un refugio.


Hace un tiempo, todo el mundo se conmovió con la historia de Schoep y John Unger, su padre devoto cuyo amor por su hijo canino fue capturado por la fotógrafo Hannah Stonehouse Hudson en una foto que fue vista en todo el mundo.

Schoep, era un perro anciano que sufría de artritis lo que le hacía difícil caminar, e incluso nadar, pero le gustaba además que los médicos se lo habían recomendado. Fue así que John sostuvo tiernamente a su querido perro, a menudo durante horas, en las aguas calmantes del lago Superior. A veces Schoep estaba tan relajado que quedaba dormido en los brazos de su papá.
Él era mi vida“, dijo John.
Cuando la hermosa foto de Hannah apareció en las redes, la pareja se convirtió en celebridades instantáneas entre los amantes de los animales, y su vínculo tocó los corazones de todos los que leen la historia que representaba esa foto.

Si usted quiere conocer la historia completa de Schoep y John puede dar clic aquí


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Perro y humano se salvaron el uno al otro
El destino cruzo sus caminos cuando John estaba luchando contra la depresión desde hace 20 años y se encontró con Schoep, un cachorro de sólo 8 meses maltratado en un refugio de animales sin hogar.
Este ángel de cuatro patas llegaría a su vida cuando estuvo a punto de suicidarse tras la depresión que sufrió al ser abandonado por su novia.
Él me salvó esa noche y sólo pude hacer mi mejor esfuerzo para después hacerlo por él,” dijo John a EE.UU. Hoy.

Y así lo hizo. Amo a su perro hasta el final, incluso celebrando el cumpleaños número 20 de Schoep. Lamentablemente, no pasó mucho tiempo después que Schoep partió de este mundo, dejando a John con un gigantesco agujero en su corazón.
Fue muy duro después de perder a Schoep, no sabía qué hacer con mi tiempo“, explicó.
Con el paso de los meses, John pensó en adoptar otro perro, pero él no se sentía bien ni preparado.

Fue re-aprender a vivir de nuevo y una vez que lo conseguí a través de la dureza de su amor es cuando empecé a buscar otra vez“, dijo.
Hace varios días, una cantidad de perros adultos abandonados fueron entregados a la Sociedad Protectora de Animales Northwoods en Wyoming, Minnesota.
Lamentablemente, por ese prejuicio que solo nace de los tontos animales “humanos”, los perros mayores y los perros negros a menudo tienen problemas para encontrar nuevos hogares. Pero para suerte de Bear (Oso), uno de los perros negros, tenía un visitante esperando por darle un hogar y todo su amor.

Fue sólo al unísono. Era sólo usted sabe, nació el amor desde el momento en que se dijeron hola el uno al otro“, dijo el trabajador del refugio Kim Molitor.
Hace menos de una semana, John y Bear, han comenzado una nueva y mejor vida, han comenzado a conocerse entre sí, es un aprendizaje sencillo como saber si Bear prefiere jugar con un palo de goma o una pelota.

Aunque es difícil dejar de recordar a Schoep, John sabe que tiene que dar una oportunidad a su corazón para recibir y dar amor nuevamente.
Hablo con él todavía (Schoep). Dándole las gracias por todo“.
Estamos seguros que John y Bear serán muy felices y cada momento compartido será para ellos una bendición de amor.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Este fue el homenaje de Seamos Más Animales… Como Ellos a Schoep y John:

Es muy duro perder a un ser amado, si nos referimos a los animales, posiblemente nunca estemos preparados para aceptar que algún día dentro de unos años ellos tengan que partir y dejarnos. Sin embargo, el amor que nos dan, cada momento compartido que iluminó nuestras vidas quedará siempre grabado en nuestra memoria y nuestro corazón.

Recuerde que hay miles de animales como Schoep y Bear en su localidad, seres maltratados, abandonados e ignorados que sólo esperan una oportunidad para entregarle su vida y su amor. Por esa razón, le pedimos comparta esta historia y ayude a que más personas tomen conciencia y respeten la vida animal, que puedan incentivarse a adoptar un amigo de un refugio o perrera, y así salvar sus vidas.

Si desea conocer más historias conmovedoras como la de Schoep, John y ahora Bear  puede ingresar dando clic aquí
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario