Denuncian grave acto de crueldad animal de un veterinario en Buenos Aires, Argentina

Veterinario-Maltratador-en-retiro-buenos-aires-07
Este es el supuesto veterinario que no merece tener ningún animal y mucho menos ejercer la profesión nunca más.
TREMENDO MALTRATADOR! ESTE “VETERINARIO” DEJO ENCERRADA BAJO LA LONA DE SU CAMIONETA A SU PERRA DURANTE MUCHAS HORAS CON INTENSO CALOR CALOR HASTA QUE LOS TRANSEÚNTES SE PERCATARON Y LLAMARON AL 911.

Buenos Aires.- Indignación! es lo que ah causado en la gente desde hace unas horas, la difusión de un vídeo que circula por las redes, donde se puede ver a un supuesto veterinario maltratador de animales llamado Manolo Sanz (según datos que circula en la red), como deja encerrada bajo la lona de su camioneta por horas a una perrita sin agua, ni comida y sin ningún acceso de aire entre sus heces, con 35º de calor en la ciudad. De no ser por el llamado de la gente a la policía el animal hubiera muerto. Lo peor se dio cuando apareció con otros dos sujetos y uno de ellos en actitud prepotente y matonesca empieza a insultar a las personas e incluyendo a la policía.

El es uno de los acompañantes que de modo agresivo no solo justifico sus actos sino que insulto a la gente, incluyendo a la policía
Este es el veterinario que negó el maltrato evidente y se llamaría Manolo Sanz
La parte trasera de la camioneta donde estuvo encerrado el animal por horas

La perrita victima del maltrato que estuvo a punto de morir encerrada

A continuación la transcripción de la información:
El día de ayer, 14 de diciembre de 2013, alrededor de las 6 de la tarde, íbamos caminando por la calle Carlos Pellegrini al 1200 y de pronto escuchamos gemidos y ladridos que venían de una camioneta. Cuando nos acercamos pudimos ver que había un perrito que pedía ayuda desesperado. Estaba encerrado en un pequeño compartimento trasero de dicha camioneta, la cual estaba cubierta herméticamente con una lona, sin ninguna ventilación, lo que hacía que el perro se esté cocinando literalmente bajo el sol con los 35 grados de calor que soportó la ciudad y que seguramente ahí dentro la temperatura sería mayor como la de un horno. Luego nos percatamos que en la parte delantera tenía un calco que indicaba que era veterinario!!!!!!!

Se fue sumando gente de la zona que decía que la camioneta estaba hace horas, desde temprano y los encargados de la zona nos aseguraron que habían bajado dos muchachos hacía varias horas.

Llamamos al 911 y luego de esperar un buen rato, justo pasaba un policía al que le comentamos lo sucedido e inmediatamente pidió un patrullero que apareció prontamente. 

Al ver que el perro estaba casi ahogándose, alguien corrió un poco la lona y el perrito pudo sacar desesperado la cabeza para respirar. Logramos darle agua que tomó desesperado. Al acariciarlo para calmarlo pudimos ver que tenía una chapita muy sucia, porque el pobre estaba todo meado y vomitado por el golpe de calor que sufrió. En la chapita había un nombre y nos dimos cuenta que era una perrita de nombre Mordida (estaba medio ilegible) y un celular. El policía llamó a dicho teléfono y le contestó el dueño afirmando que era su perro y su auto. 

A los pocos minutos apareció el dueño del perro con dos amigos burlándose de la gente, con actitud de matones, insultando a las mujeres y faltando respeto a la policía. El veterinario quería convencernos a toda costa que al perro no le pasa nada porque es un animal. Que nosotros los tratamos de otra manera pero que a su perro no le iba a pasar nada. “Le di agua temprano, antes de salir”!!!! Fueron sus palabras….eran a esta altura las 8 de la noche y, seguramente, si no lo llamábamos para arruinarle la fiestita en la que estaba con aire acondicionado y lejos del calor, la perrita seguiría cocinándose bajo el sol. Justo no salió en la filmación pero el amigo, que nos faltaba el respeto a todos, dijo burlándose: “Nosotros estábamos con aire acondicionado, a 15 grados.”

Quiero destacar la eficacia y seriedad con que actuó el personal de la Comisaría 15, en especial el subinspector Guerrico y el Sargento Pablo Yuri.
Hicimos la correspondiente denuncia por infracción a la Ley 14.346, tomando intervención la Unidad Fiscal Este del Ministerio Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Equipo Fiscal a cargo de la Dra. Dupuy. En oportunidad que nos citen a prestar declaración, tomaremos conocimiento del nombre del imputado, y de su amigo, que también deberá responder por sus actos.



ACTUALIZACIÓN (UNA VERGÜENZA EL PODER JUDICIAL) 


Por Guillermo Battuone en Febrero de 2014


Lamento tener que informar a la comunidad de YouTube y especialmente a todos los que se preocuparon por este desagradable suceso que aparece en el video, que el día Miércoles 5 de febrero del corriente me ha sido notificado que, con fecha 4 de febrero de 2014, la Dra. Massaglia, Fiscal a cargo del Equipo Fiscal B de la Unidad Fiscal Este de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con sede en Beruti 3345, Piso 3º, ha resuelto disponer el archivo de la causa caratulada “DEN00083216: CARLOS TOMÁS SANZ s/inf. art(s) 14.346 LN (Ley de Protección al Animal) Legajo MPF00039675, iniciada por la denuncia formulada oportunamente por el suscripto, por entender que la conducta del Médico Veterinario Dr. Carlos Tomás Sanz “no constituye infracción alguna” a la Ley de Protección al Animal.
Por supuesto que voy a solicitar el próximo día Lunes, ante la Fiscalía de Cámara Este, la oportuna revisión del caso, pero más allá de la posibilidad de interponer esa petición, a lo que me faculta el inc. f) del art. 38 del Código Procesal Penal de la Ciudad, me siento en la obligación de poner en conocimiento de la comunidad una serie de circunstancias llamativas e irregulares que no me permiten abrigar esperanzas sobre la imparcialidad e intenciones del Ministerio Público Fiscal en el trámite de la presente.
La persona que aparece en el video junto al Médico Veterinario, destratando al personal policial y a las mujeres presentes y que dice a la cámara “Chupame bien la pija” resultó ser el Dr. Juan Pedro Ignacio Rosolén, abogado del prestigioso Estudio Vítolo Abogados, del Dr. Daniel R. Vítolo.
En los días posteriores al hecho, circularon versiones por el barrio respecto a que una persona, que se habría presentado en nombre de la Fiscalía, confesando ser la hermana del Dr. Rosolén, habría estado haciendo gestiones en la Comisaría 15 en favor del denunciado.
Como no tenía certeza respecto de la veracidad de esa información, guardé silencio. Pero ante la inusual actitud de la Fiscalía, que dispuso el archivo sin ofrecer fundamento alguno y sin realizar medida de prueba alguna, a pesar de toda la ofrecida, me puse a investigar y descubrí que, casualmente, en la Unidad de Intervención Temprana Este del Ministerio Público Fiscal, que es la que primero recibe la denuncia, hace las primeras investigaciones y luego la envía al Equipo Fiscal Este, se desempeña, con el cargo de Auxiliar, Vanesa Alejandra Rosolén.
Quizás se trate de una mera casualidad y Vanesa Alejandra Rosolén no sea la hermana, ni tenga relación alguna con el Dr. Juan Pedro Rosolén que acompañaba al Dr. Carlos Tomás Sanz, pero lo cierto es que este cúmulo de casualidades e irregularidades en el trámite, le dan mayor verosimilitud a aquellas versiones y justifican mi desconfianza sobre la ecuanimidad del Ministerio Público Fiscal en el trámite de la presente. Sobre todo, porque en diciembre recibí un llamado telefónico en mi domicilio, justamente de la Unidad de Intervención Temprana, pidiéndome datos de los testigos y preguntando por los videos y fotografías. En esa oportunidad, aporté datos de testigos, más allá de los que había individualizado el personal policial en el momento de los hechos, y les ofrecí los videos y fotografías que tengo en mi poder. También les comenté que podían ver el video en YouTube, pero la persona con la que hablé me comentó que en la Fiscalía tienen vedado el acceso a YouTube. Y, a pesar de haberme dicho que lo harían, jamás llamaron a los testigos, ni me citaron para que lleve los videos y las fotografías.
Por lo expuesto, soy pesimista respecto a la revisión del caso pero, en cambio, abrigo alguna esperanza sobre lo que pueda resolver el Consejo de la Magistratura, cuando reciba la correspondiente acusación contra los integrantes del Ministerio Público Fiscal que hayan incurrido en las causales de remoción contempladas por la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
De todos modos, lo realmente grave es que dejar al perro en la caja de una camioneta bajo el rayo del sol, durante horas, en un día de calor agobiante como los que hemos sufrido este verano, para el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, no constituye infracción alguna a la Ley de Protección al Animal. Y encima en la cédula de notificación, se dan el lujo de tomarme el pelo, diciendo que se avocaron a resolver la causa para “brindar un clima de seguridad a la comunidad”. Una vergüenza.
____________________________________________________________________________________________
Las imágenes lo dicen todo y es una vergüenza que para  la Dra. Massaglia,  “no haya existido maltrato en contra de la pobre perrita.” Ahora solo nos queda ayudar a la difusión de estas imágenes para sean de dominio publico y conozcan quien es este veterinario maltratador. Nuestro deber es seguir exigiendo una ley “justa” para todos los maltratadores.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Loading...

Déjanos saber tu opinión

9 thoughts on “Denuncian grave acto de crueldad animal de un veterinario en Buenos Aires, Argentina

  1. compartió el álbum de Hipólito Bouchard: ACTO DE CRUELDAD DE UN VETERINARIO.

    Trabaja en Veterinario, Produccion Bovina
    Anteriores: Nutrefeed S.A. y Estancia San Luis de Maria Teresa Duhau
    busque su face y repudienlo

  2. Las gracias te las damos a vos Guillermo, porque son pocos los que se animan a denunciar públicamente actos criminales como estos. Estamos a tu disposición para lo que se precise en el transcurso del proceso por la denuncia a este maltratador. Saludos.

  3. El colegio de veterinarios debiera suspender su matricula. Es una vergonzoso que alguien que debe cuidar y proteger a los animales cometa estos actos. Al recibir su diploma hizo un juramento y es su obligaciòn hacer honor al mismo. Creo que le corresponde una condena, como le corresponderìa a un mèdico si actuase de forma parecida con un paciente.

  4. Lamentable lo de éste veterinario & cía. Ahora lo que me preguntaba mientras leía el articulo… al animalito después de ese episodio, lo dejaron nuevamente en manos de éste inepto??? Qué pasó luego con la perrita?? Alguien tiene alguna información de ella?

Agregue un comentario