[DENUNCIA] Gravísimo – El Santuario de perezosos que es una pesadilla mortal para los animales

El-Santuario-de-perezosos-que-es-una-pesadilla-mortal-para-los-animales-31

El Sloth Sanctuary de Costa Rica, famoso en las redes y en la TV, es una pesadilla para los animales, dicen dos ex empleados que hacen ésta terrible denuncia

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593382’]={‘i’:__lxGc__.b++};

El Sloth Sanctuary de Costa Rica es un rescate reconocido internacionalmente, que dice que se dedica a salvar y rehabilitar perezosos perdidos o heridos. Es también un destino turístico muy popular y fuente de muchos vídeos “lindos” de perezosos de Internet, y además, apareció en una serie de Animal Planet en 2013 que se llamó “Conoce a los perezosos.”
Pero ahora, dos veterinarios que recientemente se fueron del santuario están lanzando la DENUNCIA que lo que se veía de puertas afuera, no era lo que en verdad pasaba dentro, en lo que ellos llamaron una “colección de animales enfermos y heridos”
Los veterinarios denuncian que el santuario, que dice trabajar por la conservación, es un total fraude. La Dra. Camila Dunner y su esposo Dr. Gabriel Pastor, dos veterinarios dijeron “verdaderamente creemos que matan a los animales por negligencia”
ALERTA DE CONTENIDO, ALGUNAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD

PELEAS CONSTANTES
Dunner y su marido, el Dr. Gabriel Pastor de Uruguay, se trasladaron a Costa Rica en Mayo de 2015, luego de ser contratados por el Sloth Sanctuary. Dunner comentó que habían sabido por colegas, que en el santuario había una realidad perturbadora por detrás, pero que ellos fueron allá para intentar ayudar a los animales, pero nunca pensaron que la situación sería tan mala como la que se encontraron.
“Todavía decidimos darle una oportunidad al santuario, porque pensamos que era la oportunidad perfecta para mejorar la calidad de vida de los animales”, dijo Dunner.
Cuando llegaron, pronto se hizo evidente que el santuario estaba en problemas. Aunque la mayoría de los turistas ven sólo un selecto grupo de perezosos en el área de exhibición pública, Dunner señaló, que en la parte trasera está llenó de alrededor de 200 perezosos hacinados en pequeñas jaulas tan pequeñas como 2 pies de ancho. En algunos casos, los animales se mantienen de a dos en una sola jaula, lo que conduce a las lesiones a menudo brutales.
“Son animales solitarios, pero los mantienen en parejas o hasta cuatro individuos por jaula,” dijo Dunner. “Los que tienen la suerte de estar en su propio lugar, están constantemente luchando… con su vecino. Pueden morder y jalar con sus uñas los brazos del animal de al lado, causando lesiones graves”
Una foto terrible muestra un perezoso llamado Roxie cuyo cuero cabelludo fue arrancado de su cabeza, por un perezoso de la jaula de al lado.
A pesar de las afirmaciones del santuario de que rehabilita, la mayoría de los perezosos que nunca devuelven a la libertad en la naturaleza. Algunos incluso fueron secuestrados de sus hogares en el bosque para llevarlos al cautiverio y tener animales sanos para mostrar a los turistas. “Muchos estaban enfermos o heridos de el santuario, con una dieta inadecuada y la falta de atención veterinaria, y no querían mostrarle eso a los turistas” dice Dunner y Pastor.
Durante su período inicial de un mes de prueba, Dunner y Pastor abordan sus preocupaciones con los dueños del santuario. “Ellos dijeron que querían un cambio”, dijo Dunner. “Ellos dijeron que querían a alguien con el conocimiento y el know-how … Hemos visto un montón de oportunidades allí”
Optimista, y con ganas de ayudar a los animales que sufren, Dunner y Pastor accedieron a quedarse. Pero la “buena voluntad” de los propietarios del lugar, cambió rápidamente después de que ambos aceptaran un contrato. “Empezamos a ver que con todo lo que habíamos propuesto no estaban de acuerdo y no lo iban a hacer”, dijo Dunner.
Gerald Richardson, un asociado de la Sloth Sanctuary que maneja las solicitudes de los medios de comunicación, se negó a comentar sobre las acusaciones de bienestar de los animales en el lugar. Dijo que era la agencia ambiental de Costa Rica, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) quienes supervisan el santuario, y que el Sloth Sanctuary no quería involucrarse en una “situación de éste tipo” (al respecto de la denuncia).
“La misión del Sloth Sanctuary, durante más de 25 años, es el cuidado de los perezosos heridos, huérfanos y abandonados, el bienestar de los animales es nuestra mayor preocupación”, dijo. “Cualquiera puede venir aquí y tomar el Tour de nuestro lugar privilegiado, para que puedan ver de primera mano cómo son rescatados los perezosos y como son atendidos.”
SE VE COMO UNA PRISIÓN
De acuerdo con Dunner y Pastor, “rápidamente se hizo evidente que el Sloth Sanctuary no tenía ninguna intención de liberar sus animales a su hábitat natural una vez rehabilitados – casi todos los perezosos en el santuario son hacinados en sus jaulas en las áreas privadas de la instalación, que los turistas NO VAN A VER NUNCA” dijeron .
“Ellos han hecho de esto un negocio”, dijo Dunner acerca del fundador del lugar, Judy Avey-Arroyo, que abrió el santuario en 1992 con su marido, Luis Arroyo. “En lugar de volver a intentar liberar a un animal, ella acaba manteniéndolos allí, como si fueran animales domésticos, hacinados en pequeñas jaulas que ni siquiera se limpian bien”
“Ni siquiera es un centro de rehabilitación, sino que se parece a una cárcel para nosotros”, dijo Dunner del santuario.
Además de mantener casi todos los perezosos que entran, los propietarios no tienen límite en captar todas las oportunidades para añadir más perezosos a su colección, que rayan en una situación de acaparamiento – a menudo bajo el pretexto de proteger a los animales salvajes perfecto estado de salud de los “peligros” de la naturaleza- y acaba siendo un secuestro, del cual ellos luego hacen un negocio que les rinde miles de dólares que no usan en los animales” dice Dunner.
“Muchos eran adultos sanos que fueron secuestrados en el medio silvestre y puestos en jaulas”, dijo. En un caso, vieron un perezoso cruzar una carretera que solamente iba a cambiar de árbol para alimentarse, fue tomado y llevado al santuario y encerrado. Otro cayó de un árbol y no tenía ninguna lesión, pero fue echado en una jaula así, porque sí.
“Estos animales deberían haber sido puestos en libertad o trasladadas de inmediato a la naturaleza – no había excusa para mantenerlos en cautiverio”, dijo Dunner. “Sin embargo, los encerraron y se mantuvieron allí hasta hoy”
Dummer y Pastor alegan que los perezosos pueden vivir hasta 40 años y podrían pasar décadas en las jaulas de tamaño insuficiente. “Esto se puede considerar un secuestro o captura simplemente ilegal de vida silvestre”, dijo.
Desde su fundación, el santuario ha tomado en alrededor de 725 perezosos pero liberó apenas 41 animales rehabilitados, menos de dos por año, de acuerdo con cifras proporcionadas por Dunner. En un video de 2014, Avey-Arroyo dice que el santuario ha lanzado 122 perezosos en su 20 y tantos años de historia, lo que sería de alrededor de cinco por año – un número aún bajo que parece estar inflado y que no deja de ser insuficiente. Sin embargo, de los 191 perezosos que vivían en el santuario a marzo, dijo Dunner, solamente 25 eran no liberables.
Una pereza llamada Dalila fue capturada después que algunos niños lanzaron piedras a ella, a pesar de que estaba sana y sin lesiones. “Ella escapó de morir al menos cuatro veces durante su vida … pero el santuario se encargó de hacer que su vida ahora sea solo cautiverio constante”, dijo Dunner. 
“Uno de esos momentos en que ella se salvó de morir, fue cuando ella estaba comiendo en la parte superior de un árbol cerca de las jaulas y la dueña del santuario, envió el equipo para cortar el árbol (que es ilegal también) para recuperar el perezoso, sabiendo el riesgo de muerte que la caída del árbol representaba para Dalila “.
“Ella está todavía en cautiverio”, dijo Dunner. “Su historia es una de las más tristes para mí, me rompe el corazón.”
Otro perezoso llamada Holly Berry también se ha escapado al bosque varias veces y fue recapturado en repetidas ocasiones. “Empleados tuvieron que nadar en el río que separa el bosque del santuario para recuperarlo”, dijo Dunner.
En las raras ocasiones cuando los animales fueron puestos en libertad, no siempre fue amable, Pastor y Dunner dijeron. Nutmeg y su joven bebé, Canela, fueron capturadas por el santuario cuando apenas estaban cruzando la carretera para encontrar otro árbol donde subirse y estaban perfectamente saludables.
Cuando el Sloth Sanctuary decidió poner en libertad a un animal para la grabación del programa de televisión “Misterios del océano con Jeff Corwin,” Separaron brutalmente a Nutmeg a la fuerza de su hija Canela, dejando a la madre en el bosque y dejando secuestrada a su hija en el santuario.
UN DESEO ENFERMO DE ACAPARAR ANIMALES
Parte del problema que Dunner señala, es que los propietarios subestiman enormemente las capacidades de los animales.
“Judy cree que estos animales no tienen ningún instinto”, dijo Dunner y agregó “Ella cree con todas sus fuerzas que estos animales morirán en la naturaleza y prefiere mantenerlos en una jaula toda su vida en lugar de darles la oportunidad”
ACCIDENTES, NO TAN ACCIDENTES
Resulta irónico que la cifra de perezosos encontrados abandonados solo crece, mientras también crece la cantidad de animales en el Sloth Sanctuary, es decir, captan animales que ni siquiera son los que son abandonados, los retiran de la naturaleza y los que están abandonados, pues… así quedan, según dice Dunner.
El hacinamiento ha dado lugar a problemas adicionales. Los machos y las hembras se mantienen a menudo en pares, o en jaulas adyacentes, lo que inevitablemente conduce a la reprducción. Dunner dijo que fue testigo al menos de más de una docena de nacimientos ilegales dentro del Sloth Sanctuary 
Estando embarazadas, son aún más golpeadas e inclusive algunas madres han sufrido aborto o participaron de incidentes violentos con sus bebés. Una madre, Stephanie atacó y mató a su propio bebé y la fotografía fue ofrecida por una mujer llamada Venus a Dummer.
Otro perezoso, llamado Peppa, le faltaba una pierna y el santuario decía que había sido atacado por un perro cuando en realidad, por el testimonio de un colega de trabajo dentro del santuario, dijeron que Peppa nació en cautividad y que fue su madre, la que se comió la pata de su propio hijo por zoocosis, estrés del cautiverio.
Cuando Dunner y Pastor intentaron separar los animales, como su plan para mejorar las condiciones del santuario, Avey-Arroyo intentó detenerlos diciendo que los animales se pondrían tristes. Entonces, le propusieron castrar los ejemplares masculinos, a pesar que el procedimiento fuera ilegal por tratarse de vida silvestre, pero algo tenía que ser hecho porque continuaban reproduciéndose y la dueña diciendo que si los apartaban un poco entre las jaulas “se pondrían tristes”… 
“Ellos llaman ésta falta de criterio y descontrol de reproducción como – accidentes felices – lo que nos avergonzó terriblemente, ya que cada uno de esos nacimientos pudo ser evitado y no condenar a los pequeños a nacer presos y morir presos.
Además Dummer dijo que, entre los archivos que encontró en la clínica, habían registros que mostraban que muchos perezosos embarazados habían sufrido abortos espontáneos con regularidad.
S bebés que nacen en el santuario tienen un duro camino por delante. Los bebés a menudo se mantienen en una unidad de cuidados neonatales con perezosos que no son recién nacidos y por ende, tienen otras necesidades. Mientras que los recién nacidos necesitan alimentarse cada 2 horas, los alimentaban apenas 4 veces por día, es decir, cada 6 horas.
Los hambrientos bebés trataban de mamar de lo que tuvieran a mano, muñecos de peluche, sus propias patas, piel de otros bebés que estaban junto a ellos y como resultado, muchos de ellos presentan deformaciones mandibulares.

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593381’]={‘i’:__lxGc__.b++};

“Esto ha dado lugar a numerosos individuos que presentan una deformidad mandibular, lo que afecta el crecimiento de toda la vida de los dientes (maloclusión) y condenándolos al cautiverio aún más”, dijo Dunner.
Y mientras que los perezosos jóvenes en la naturaleza estarían aprendiendo a subir con sus madres, los bebés en el Sloth Sanctuary pasan sus días en incubadoras llenas de animales de peluche o cajas de almacenamiento llenos de otros perezosos – una situación estresante para los animales que son solitarios por naturaleza y en su mayoría viven en los árboles. Si tienen suerte, dijo Dunner, obtendrán unos 30 minutos de sol, amontonados en el césped.
LA POBRE DIETA DE LOS ANIMALES
Mientras Dunner y Pastor a esperaban invertir el tiempo en ayudar a los perezosos que resultaran heridos en la naturaleza, terminaron por tener que centrarse en los animales que habían resultado heridos debido a la negligencia del santuario, dijeron.
Por un lado, el santuario mantiene todos los perezosos en una dieta inadecuada de verduras cocidas y crudas, en lugar de la dieta a base de hojas que normalmente comen en la naturaleza. Como resultado, muchos perezosos desarrollan el síndrome de mala absorción, lo que lleva a la desnutrición y, en casos severos, la muerte súbita, explicaron los veterinarios.
También daña su sistema digestivo. Dunner y Pastor han tratado muchos perezosos por estreñimiento grave o incapacidad para orinar, lo que llevaría a estómagos distendidos dolorosos, como los residuos contenidos en el interior de ellos. “Este fue uno de los problemas más comunes que tratamos”, dijo Dunner.
La dieta anormalmente suave también se adhieren a las bocas de los animales y cortan su suministro de aire, dijo Dunner, dando lugar a una traqueostomía de emergencia en algunos casos.
Las verduras también eran demasiado blandas para los perezosos cuyos dientes están en constante crecimiento. Como resultado, muchos de los animales descuidados tenían enfermedad dental y caninos enormes, que en algunos casos acababan hiriendo la boca del animal.
Dunner y Pastor dijeron que trataron de cambiar la dieta de los perezosos ‘, pero a menudo fueron detenidos por Avey-Arroyo, que continuamente se ecusaba diciendo, en un momento dado falsamente alegando que era inútil ya que nadie sabía a ciencia cierta lo comían los perezosos en la naturaleza.
“Hay publicaciones científicas al respecto sobre la dieta de los perezosos que la dueña del santuario sabe que existen, que fueron redactados por profesionales, pero ella “no se fía” y hace lo que quiere” explicó Dunner.
PELEAS CONSTANTES
Cuando llegan a la edad adulta, los perezosos son retirados de la vista de los turistas y son confinados en la parte que los turistas no ven, la parte de atrás, y son condenados a pasar su vida en jaulas “detrás de escena” lo que les priva de vivir una vida natural.
Cuando dejan de ser cachorros “adorables” son condenados a vivir en esos recintos, de donde no los sacan y donde están expuestos al sol y la lluvia. Se estresan en jaulas paralelas minúsculas y los lleva a presentar comportamientos totalmente anormales.
A medida que los perezosos pasado años en sus jaulas muy pequeñas y no tenía oportunidades reales para desarrollarse, sus uñas se crecen a veces tan largas que se curva alrededor de la espalda y perforar carne de sus cuerpos.
“Hemos usado gran parte de nuestro tiempo en “Santuario” atendiendo heridas autoinfligidas”, explicó Dunner. “Veíamos uñas crecidas en exceso que perforaron las palmas de los animales.”
La pareja también trató frecuentemente perezosos que tenían lesiones causadas por peleas, incluyendo perforaciones, laceraciones, mordeduras, infecciones y abscesos destrozados.
Los perezosos también desarrollan comportamiento psicológico extraño, como por ejemplo tratar de esconderse debajo de las mantas y cualquier otra cosa que pudieran encontrar, y se niegan a defecar, como resultado de las jaulas pequeñas y falta de privacidad. También hay un número absurdo de perezosos que presentan tenias intestinales y otros parásitos.
MATAN A LOS ANIMALES
A pesar de los enormes problemas que el Sloth Sanctuary tenía y tiene con los animales, paree que no le importa contar con atención veterinaria idónea. En los 20 y tantos años de “trabajo” han rotado unos 5 veterinarios y pasaron mucho tiempo sin tener uno inclusive” dijo Dunner

Ubu fue una de las víctimas de la negligencia médica. Cuando Dunner y Pastor llegaron primero, lo encontraron parapléjico. Estaba cubierto de llagas por el arrastre de su cuerpo sobre el suelo, era incapaz de controlar su orina y tenía una infección enorme. Había comenzado tratando de masticar sus propias patas traseras porque no podía sentirlas. Dunner y Pastor no pudieron hacer otra cosa que inyectarlo y que ya no sufriera más.
“Él vivió durante seis años casi sin supervisión, arrastrando su cuerpo, haciendo que las úlceras por presión se agrandaran y provocando que orinara y defecara sobre esas heridas, provocando infecciones. El animal estaba tan mal… nos tomó tanto tiempo hacer que la dueña del Santuario entendiera que lo que hacían era egoísta y poco ético… y nos hemos ido y el pensamiento de Judy sigue siendo el mismo.
Durante los períodos sin un veterinario, Dunner y Pastor dijo, que Avey-Arroyo y su familia trataban médicamente a los animales ellos mismos, inclusive sin tener siquiera título veterinario ni nada parecido. “Lo hacen ellos mismos”, señaló Dunner, explicando que la propietaria pasa a menudo por encima de ella y de Pastor para evitar tratamientos en los animales, lo que lleva a la enfermedad e incluso la muerte.
Dunner dijo que hubo varios casos en los que Avey-Arroyo les daba medicamentos equivocados o sobredosis a un perezoso. “Les han llegado a dar 10 veces la dosis tolerable. Le dan igual cantidad a un oso adulto, que a un oso bebé. Juegan al doctor con vidas de verdad”.
Algunos perezosos han estado hasta seis años sin recibir tratamiento veterinario, Dunner añadió.
“Si usted sabe que no hay manera que usted pueda pagar por veterinarios adicionales para cuidar de 200 animales, eso significa que usted no debería tener 200 animales en principio” dijo. “Pero la solución para Judy es construir más jaulas, acopiar los animales y dejarlos allí, como que se curarán por arte de magia”
DEL DINERO RECAUDADO, LO MÍNIMO VA A LOS ANIMALES
Por supuesto, las preocupaciones relativas al bienestar de los animales eran una prioridad para los veterinarios. Pero tenían preocupaciones acerca de otros aspectos del santuario, así, como los tours.
“Estos animales son criados como mascotas prácticamente, con contacto físico (abrazos y besos en sus caras), la falta de higiene y la entrega de un mensaje contradictorio”, explicó Dunner. “Es imposible educar al público sobre el respeto de un animal salvaje si lo tratan como un perrito, que también promueve el comercio ilegal de estas especies como animales de compañía.”
Dunner dijo que el santuario también dice a los visitantes flagrantes mentiras acerca de la biología los perezosos, incluyendo que tienen la biología de reptil, que pueden regenerar extremidades y que los jóvenes perezosos no pueden ser criados para ser liberado al medio natural. UNA ABERRACIÓN.
Pero hay una cosa Dunner dijo el santuario era muy bueno en: recaudación de fondos.
El Sloth Sanctuary tiene una presencia activa en medios sociales y utiliza con frecuencia los perezosos para recaudar dinero.
“Ellos usan el dinero para otra cosa”, agregó, señalando que ella cree que el santuario se ejecuta para generar ingresos de negocios de la familia. “Ninguno de los animales tiene una dieta adecuada, ninguno de ellos tiene ambientes adecuados – tuvimos que practicar la eutanasia en muchos, no tienen atención veterinaria… y el dinero sigue entrando a raudales, mientras los animales se mueren en éstas condiciones.
UNA MENTIRA DESCARADA
Como condición para aceptar el trabajo, Dunner y Pastor solicitaron antes de firmar su contrato, que el Sloth Sanctuary se comprometiera a liberar algunos de los perezosos de nuevo en el bosque. Los propietarios estuvieron de acuerdo, pero luego cambiaron de opinión.
Pero Dunner dijo que ninguno de los perezosos fueron liberados en realidad. “Los mensajes que publican en Facebook son una mentira descarada”, dijo Dunner. “Todo esto ocurre bajo las narices del gobierno de Costa Rica que es el único que puede hacer algo en ésta situación terrible”
En la propia página de Facebook del Santuario, Avey-Arroyo se explaya en explicaciones de porqué los animales no pueden ser liberados y en medio hace el llamamiento a la recaudación de fondos para “mejorar” las condiciones del santuario, pero la verdad es que el dinero entra y el santuario sigue siendo un infierno.
Los animales nacidos en naturaleza que son rehabilitados, pueden Y DEBEN ser devueltos al medio ambiente. Decir que no pueden vivir en libertad es menospreciar las capacidades de los animales y decir algo como que todos deberíamos tener en una jaula un animal salvaje para protegerlo” dice Dunner
Pero cuando los hacen pasar años tratándolos como si fueran perros domésticos, los hacen perder su habilidad natural y luego, la excusa cabe perfecta “el no podría defenderse solo en la naturaleza” y allí acaba ese animal, arrojado dentro de una jaula, muriendo de enfermedad o perforado por sus propios dientes o uñas.
Avey-Arroyo también asistió en Panamá a una extremadamente controversial expedición de Daryl Richardson en 2013, cuando capturó seis perezosos pigmeos en peligro de extinción en el medio silvestre y, con ella, intentaron volar de vuelta a Texas, en lo que fue deliberadamente TRÁFICO DE ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.
ES SIMPLEMENTE INHUMANO
Viendo el sufrimiento y el discutir diariamente con una persona totalmente fuera de cualquier razonamiento lógico como lo es Avey-Arroyo, finalmente, fue demasiado para Dunner y Pastor, y decidieron dejar atrás el santuario varios meses después de presentar un plan para la liberación de los perezosos – un plan que fue ignorado totalmente por los dueños del Santuario.

Dunner y Pastor enfrentaron además amenazas de todo tipo cuando decidieron dejar atrás el santuario y sufrieron el plagio de su plan de liberación de los perezosos, del cual se apropió Avey-Arroyo y junto con DWA lo publicaron en red como de su propiedad.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Hubo hasta amenazas de muerte si toda esta basura salía al aire y Dunner y Pastor le pidieron a los medios que aseguraran toda ésta denuncia, hasta lograr salir de Costa Rica, para preservar su vida en virtud de las amenazas de muerte que recibieron.
“Vinimos a Costa Rica con la esperanza de estar aquí durante 10 años, tal vez para toda la vida, porque nos dieron esas esperanzas falsas,” dijo Dunner, agregando que: “Podemos decir con certeza que el Sloth Sanctuary de Costa Rica no está haciendo ningún esfuerzos de conservación de animales y el Gobierno de Costa Rica, de no intervenirlos de inmediato, es COMPLICE “.

LA DENUNCIA PRESENTADA POR AMBOS DOCTORES A LA AUTORIDAD DE COSTA RICA LA PUEDES LEER EN EL SIGUIENTE ENLACE AQUI
QUE DEBEMOS HACER
Exigir al Gobierno de Costa Rica la inmediata intervención del Sloth Sanctuary de Costa Rica y la preservación inmediata de los animales del lugar.

HAZ TU PEDIDO DEJANDO TU MENSAJE AQUI

Si desea conocer más sobre las
manifestaciones en contra del maltrato hacia los animales, así como
movilizaciones por sus derechos puede dar clic
 aquí
Ayúdanos con tu difusión y únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario