Conrad Lewis, el soldado que adoptó a un perro en la guerra antes de morir

Conrad-Lewis-el-soldado-que-adoptó-a-un-perro-en-la-guerra-antes-de-morir-01

Conrad Lewis, antes de morir luchando en Afganistán, se compadeció de una perrita callejera y lo adoptó. Ahora su familia y compañeros se fueron en una misión para recuperar a su compañera y llevarla a Gran Bretaña


Reino Unido.- Las guerras siempre están llenas de historias tristes y amargas, porque nos dejan los peores ejemplos de la raza humana, depredadora y egoísta, incapaz de poder vivir en armonía respetándose unos a otros. Pero a pesar del dolor, hay historias que se rescatan y se convierten en obras ejemplares de esperanza, amor y compasión hacia otro ser y esta es una de ellas. 

El paracaidista del ejército inglés, Conrad Lewis, de solo 22 años, fue designado para combatir en la provincia de Helmand, llamado el “lugar más peligroso del mundo”, a pesar de lo critico de la zona y sus responsabilidades, se compadeció de una perrita callejera y a pesar de los riesgos la adoptó, desde ese instante a pesar de las bombas y las balas enemigas, se convirtieron en grandes amigos inseparables.

Los soldados en la zona de combate suelen disparar a los perros callejeros en caso de que tengan alguna enfermedad, pero Conrad Lewis no lo hizo y por el contrario se dedico a cuidar de su nueva y fiel amiga.

La llamo “Peg” que es una abreviatura de Pegasus en honor al emblema del caballo alado y nombre del Regimiento de Paracaidistas.
Durante el tiempo que estuvo, cuido a su amiga de cuatro patas, compartía sus raciones de comida y Peg nunca se fue de su lado, incluso patrullaban juntos, siempre estuvo acompañándolo durante los combates, a pesar de las balas y bombas por todos lados contra los insurgentes talibanes.

Conrad quería tener a Peg a su lado siempre y deseaba estar todos juntos para la navidad del año pasado después de su período de servicio y así se lo hizo saber a su familia un mes antes de morir, el siempre les hablaba mucho de Peg. 
Lamentablemente Conrad fue asesinado por un francotirador semanas antes de que pudiera regresar a casa y cumplir con su sueño.
Luego de su muerte y para cumplir su último deseo, sus amigos y familiares se movilizaron para reunir fondos y traer no solo sus restos, sino también a Peg, pero primero tenían que protegerla y llevarla al único refugio para animales abandonados y callejeros en Afganistán. 
Era una campaña muy difícil de lograr, pero el ejército Afgano y la caridad animal Nowzad lograron ocultar a Peg en una bolsa y transportarla en un helicóptero militar y por carretera luego hasta un refugio para perros en Kabul.
Luego de completar esa primera y dura etapa, Peg pudo empezar su extraordinario viaje que la ha llevado desde la devastada por la guerra Helmand hasta Kabul, luego de 3.500 millas. Eso fue en junio del año pasado y desde entonces, Peg estuvo en cuarentena por seis meses, de acuerdo a los requerimientos de las leyes sanitarias en el Reino Unido.

Pero ahora el tiempo de cuarentena termino y esta finalmente con la familia de Conrad.

Los padres del paracaidista Conrad Lewis, lloraron de alegría al verla, mientras saludaban a la mejor amiga de su hijo. Peg apenas los vio saltó hacia ellos como si los conociera de toda la vida.
“No podré ver nunca más a mi hijo, pero al menos veré al perro que adoptó en la guerra de Afganistán”, dijo la madre del soldado inglés que perdió la vida en los enfrentamientos con los rebeldes en esa nación pero que por amor y después de muerto, pudo dar una vida nueva a un ser abandonado y sin esperanza de ser adoptada y amada.

“Hoy Peg no sera la perra más famosa de Gran Bretaña, pero estamos seguros que es una de las más queridas. Su extraordinaria historia de compañerismo y fidelidad, así como la odisea que paso para llegar a su nuevo hogar, no sera nunca olvidado.”


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...
Siempre se puede rescatar algo bueno de lo malo, de lo triste y doloroso de una perdida, si sabemos valorar y continuar la obra de quienes en vida hicieron algo en favor de los demás. Por esa razón le pedimos comparta la historia conmovedora de Conrad Lewis y Peg con los demás y así logremos que más personas entiendan lo importante que es querer a los animales abandonados y adoptarlos.
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:



ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

2 thoughts on “Conrad Lewis, el soldado que adoptó a un perro en la guerra antes de morir

  1. La verdad que me emocione y llore, un perro es un fiel amigo, mucho mejor que una persona humana, yo siemore he tenido y tendre perro…

Agregue un comentario