Conoce a “Nzou” la elefante huérfana que fue adoptada por una manada de búfalos

conoce-nzou-la-elefante-huerfana-que-fue-adoptada-por-una-manada-de-bufalos-01
Dicen que los elefantes nunca olvidan, pero parece que a “Nzou” la elefante huérfana que fue adoptada por una manada de búfalos le va mejor ser una de ellos.
Nzou, una elefante de 46 años, ha vivido en la zona de Imire Rhino and Wildlife Conservation en Zimbabwe desde que sus padres murieron por culpa de los cazadores furtivos en la década de 1970.
Norman Travers, fundador de Imire, originalmente puso a Nzou con el único animal de gran tamaño que tenía  Imire tenía en el momento que era un búfalo.
Cuando el búfalo murió, Nzou se había acostumbrado a la vida con el e incluso había tomado algunas de las características de los búfalos y perdió a la vez algunas de sus cualidades como elefante.
La dueña de Imire, Judy Travers dijo: “Nzou es la matriarca de toda la comunidad, pero ella decide pasar su tiempo con los búfalos.”

“Hemos intentado reintroducirla a la manada de elefantes en la santuario pero ella es muy feliz donde está.”
Después de varios intentos para animarla a formar parte de la manada de elefantes, Norman decidió que su lugar legítimo debe estar de vuelta con los búfalos. Y allí ha permanecido desde entonces.

“Cuando los recién nacidos llegan, ella es parte de la manada que cuida a la madre y su cría después de haber tenido la oportunidad de construir una relación”, dice Judy.
Nzou nunca ha perdido su instinto de elefante para la lealtad. Mateo, su cuidador por muchos años, un día estaba siendo atacado por uno de los búfalos machos jóvenes y lo habían corneado.
Terriblemente herido y perdiendo sangre, se arrastró hasta la cerca, acompañado en cada paso del camino por Nzou, cuidándolo contra nuevos ataques de los búfalos. Una vez en la línea de la cerca, se puso de pie frente a él, como si fuera un escudo protector, hasta que llegó la ayuda de otra parte del Imire.
Nzou y su manada de búfalos tienen su propia manera de comunicarse, ellos entienden sus estruendos y ella a su vez puedan entender sus sonidos.
Nzou no responde a los otros elefantes en Imire, tal vez ya no entiende lo que están diciendo. Ella es feliz con su rebaño inusual, siempre y cuando acepten que es su líder, ella está contenta de ser su matriarca.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario